Borrar
Füllkrug marca el único gol del partido en el Westfalen. efe
El Dortmund sorprende y golpea al PSG en el primer asalto

El Dortmund sorprende y golpea al PSG en el primer asalto

El campeón francés, que estrelló dos balones en la madera en la segunda parte, necesita más de Mbappé para poder remontar en el Parque de los Príncipes y acceder a la final de Wembley

Ignacio Tylko

Madrid

Miércoles, 1 de mayo 2024, 23:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Criticó en la víspera Luis Enrique a los periodistas al cuestionarle por el indiscutible favoritismo del PSG y quizá no era una pose más del técnico asturiano. Sabía, porque ya lo vivió en la fase de grupos, que el Westfalenstadion es un escenario único con ese fondo interminable en el que se agolpan 25.000 hinchas de pie. Y que una semifinal es como un libro sin escribir y sin un guion predefinido más allá de las clásicas conjeturas apriorísticas.

Pues resulta que el primer capítulo de esta obra lo escribió el sorprendente Dortmund con un corto pero valioso triunfo merced a un golazo del omnipresente Füllkrug en el primer período que castigó el fútbol bastante ramplón en ese lapso del PSG. Un equipo, el de Luis Enrique y Mbappé, que se hizo acreedor al empate en el segundo tramo, pero que se estrelló contra los postes y el portero suizo Kobel.

Necesitará más del astro de Bondy para remontar en el Parque de los Príncipes y certificar el pase a la segunda final de Champions de su historia. De momento, se impone por la mínima un club alemán, quinto en la Bundesliga pero capaz de reinventarse cada año, ya sea tras quedarse sin Lewandowski, Dembélé, Haaland o Bellingham, y que se hace fuerte a los pies de ese Muro Amarillo inmenso, donde ya suma 11 partidos seguidos sin caer en Europa.

Borussia Dortmund

Kobel, Ryerson (Wolf, Min. 87), Hummels, Schlotterbeck, Maatsen, Can, Sabitzer, Brandt (Nmecha, min. 87), Adeyemi (Reus, min. 82), Sancho y Füllkrug (Moukoko, min. 90+1).

1

-

0

PSG

Donnarumma, Achraf, Marquinhos, Lucas Hernández (Beraldo, min. 42), Nuno Mendes; Zaire-Emery, Vitinha, Fabián Ruiz, Dembélé, Mbappé y Barcola (Kolo Muani, min. 65).

  • Gol: 1-0: min. 36, Füllkrug.

  • Árbitro: Anthony Taylor (Reino Unido). Amarilla a Maatsen, Fabián y Schlotterbeck.

  • Incidencias: Ida de semifinales de la Liga de Campeones. Cerca de 80.000 espectadores en el Westfalenstadion, de ellos 4.000 hinchas parisinos.

Los galos pretendieron bajar los decibelios a partir de la posesión de balón, pero, como ocurre tantas veces en este juego inescrutable, su aparente control de la situación no se tradujo en un gobierno del choque durante la primera mitad. Apenas un par de disparos lejanos y desviados de Dembélé y, ya en el descuento, un centro-chut venenoso del ex del Barça que se paseó por el área pequeña hasta que fue despejado por Ryerson, el típico zaguero noruego grandullón y estajanovista.

Muy poquito de Mbappé, apenas una jugada individual más plástica que determinante. No se le ve feliz de ariete porque necesita más espacios para desequilibrar por potencia y velocidad. Fue anulado por el bloque solidario de los renanos, donde hasta Adeyemi se fajaba en defensa. El Dortmund intimidada menos que ante el Atlético, quizá porque temía más a los parisinos y no tenía nada que remontar al tratarse solo del primer asalto, pero cuando atacaba generaba más peligro. Sobre todo por los costados, a través de Jadon Sancho por derecha y del referido Adeyemi por la izquierda. Ni Achraf Hakimi ni Nuno Mendes son grandes laterales defensivos.

Más de Füllkrug que de Mbappé

La riña la desequilibró Füllkrug en una jugada muy alemana. Enorme precisión y practicidad, sin sutilezas. Balón largo de un central, control perfecto a la carrera del ariete local y gran definición con la zurda. Tres toques, Marquinhos que se queda y rompe el fuera de juego, y golazo del Dortmund. Más madera en la eliminatoria. Ocurrió, además, que en esa acción se lesionó Lucas Hernández.

Se reanudó la batalla con el PSG mucho más dominante e intenso. Tanto que en cuestión de minutos generó tres grandes ocasiones, además de un lanzamiento de Barcola a las manos de Kobel, el primero a puerta de la noche protagonizado por los galos. Mbappé solo necesitó medio metro para perfilarse y lanzar un derechazo de rosca directo al palo izquierdo del enemigo. A continuación, fue Achraf el que remató contra el poste derecho. Dos milagros que salvaron a los germanos antes de que Fabián Ruiz, de cabeza, errase una ocasión pintiparada para empatar.

Era otro partido, aunque el Dortmund seguía inquietando también con ese juego racheado. Incluso pudo ampliar su ventaja tras una internada colosal de Sancho que, esta vez, no definió bien Füllkrug. El ariete, y todo el estadio, pedirían después un penalti por un leve empujón de Nuno Mendes, pero el trencilla inglés se hizo el sueco. En una acción de estrategia 'made in Germany', Füllkrug cabeceó fácil, pero sin buena dirección. El choque estaba precioso, mucho más intenso que en un período inicial contenido.

La tuvo Dembélé, tras un pase de fantasía de Mbappé, pero el balón se le quedó un poco atrás y salvo Kobel su remate. Enorme el helvético. Ya en el tramo final, con todos muy cansados y poco movimiento en los banquillos, Dembélé se llenó de balón tras una dejada estupenda de Hakimi. Otra ocasión al limbo y más respuestas punzantes de un Dortmund manejado de forma notable por Brandt. La solución, el martes próximo en el Parque de los Príncipes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios