Borrar
José Mourinho se despoja de la medalla que recibió como subcampeón de la Europa League. Odd Andersen (Afp)
Cuatro partidos a Mourinho por su show en la final de la Europa League
Sanción

Cuatro partidos a Mourinho por su show en la final de la Europa League

«¡Puta vergüenza, es una puta vergüenza!», bramó el técnico de la Roma al inglés Anthony Taylor tras la derrota de los 'giallorossi' ante el Sevilla en Budapest

Colpisa

Madrid

Miércoles, 21 de junio 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La comisión de disciplina de la UEFA ha impuesto cuatro partidos de sanción a José Mourinho por arremeter contra el árbitro que dirigió la final de la Europa League que enfrentó a la Roma con el Sevilla el pasado 31 de mayo y que acabó con la derrota de los 'giallorossi' en la tanda de penaltis por 4-1, después de que el tiempo reglamentario y la prórroga finalizasen con un marcador de 1-1.

Iracundo por el desarrollo de los acontecimientos en el Puskas Arena de Budapest, y una vez finalizado el envite, el técnico de Setúbal se desplazó hasta el parking del estadio húngaro para bramar contra el inglés Anthony Taylor al grito de «¡Puta vengüenza, es una puta vergüenza!», según plasmó un vídeo que se viralizó rápidamente en las redes sociales. «Por la puta cara» o «'fucking' (jodida) UEFA», fueron otros de los improperios lanzados por el luso al equipo arbitral de aquel partido que añadió otro episodio a la colección de reprobables acciones protagonizadas por el técnico a lo largo de su dilatada carrera en los banquillos.

De esta forma, Mourinho no podrá dirigir los cuatro primeros partidos de la Roma en la próxima edición de la Europa League, una competición en la que volverá a estar presente el conjunto de la capital italiana tras cerrar la última Serie A en sexta posición de la tabla.

La UEFA, que también se hace eco del acoso y los insultos que sufrieron Anthony Taylor y su familia por parte de 'tifosi' de la Roma en el aeropuerto de la capital húngara pero no puede castigar esas acciones al haberse producido fuera del estadio, ha condenado a la Roma a pagar una multa de 55.000 euros y le privará de sus aficionados en un partido a domicilio por diversas infracciones como el «uso de bengalas» y el «comportamiento incorrecto» del equipo 'giallorossi'. Igualmente, el club deberá ponerse en contacto con la Federación Húngara de Fútbol para reparar los daños causados por sus hinchas en el Puskas Arena al destrozar contenedores de basura, papeleras, cristales, tomas eléctricas y dos asientos del recinto deportivo.

Aunque también abrió en su día un proceso disciplinario contra el Sevilla por una serie de faltas entre las que se contaba la invasión del terreno de juego, el lanzamiento de objetos, el uso de bengalas o un «comportamiento incorrecto del equipo», la UEFA no ha anunciado ningún tipo de sanción para el Sevilla.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios