Borrar
Europa Press
El Sevilla sobrevive en Old Trafford
Cuartos | Ida

El Sevilla sobrevive en Old Trafford

Los de Mendilibar empataron a dos ante el United en un partido en el que llegaron a ir perdiendo por dos goles

Daniel Panero

Madrid

Jueves, 13 de abril 2023, 01:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Sevilla demostró que en la Europa League tiene más vidas que un gato. El conjunto que dirige José Luis Mendilibar empató a dos en un partido en el que se vio avasallado en la primera mitad, 2-0 incluido al descanso, pero en el que renació como solo un campeón sabe hacerlo tras la reanudación. Los goles de Malacia y Maguire en propia puerta en los últimos minutos abren de par en par una eliminatoria que por momentos parecía sentenciada, pero que finalmente se decidirá en el Ramón Sánchez Pizjuán, allí donde tantas veces el Sevilla ha logrado llevar a cabo machadas europeas.

Una estampida. Eso es lo que se encontró el Sevilla en Old Trafford. El conjunto de Mendilibar, que salió con un once plagado de novedades, se topó con un Manchester United que, este año sí, tiene las cosas claras. Los 'red devils' salieron dispuestos a arrollar a un rival con pies de barro y lo lograron a través del vértigo que ya sufrieron antes el Barça o el Betis este curso. Avisaron los de Ten Hag con un gol anulado por fuera de juego a Sancho, repitieron con un disparo de Antony que salvó Bono y a la tercera fue la vencida tras un balón que Bruno Fernandes filtró entre Marcao y Nianzou. El receptor fue Sabitzer, que solo tuvo que girarse y fusilar a placer el gol que abría la cuenta para los ingleses e iniciaba una pesadilla para los de Nervión.

Y es que el Sevilla pasó en ese momento a ser un juguete en manos de un United que tiene todos los mimbres para seguir creciendo. Tiene experiencia en jugadores como Varane o Casemiro, tiene talento con futbolistas como Bruno Fernandes y, sobre todo, tiene una quinta marcha gracias a los Antony, Sancho, Martial o Rashford, gran ausente por lesión. Esa velocidad es la que no supo detectar un Sevilla que se partió muy pronto y tenía demasiados metros a la espalda de los centrales. Con este escenario el segundo tanto era cuestión de tiempo y llegó tras un fallo garrafal de Nianzou. El galo no supo controlar un balón fácil y eso degeneró en un pase de Martial al espacio que de nuevo Sabitzer aprovechó para batir a Bono y poner tierra de por medio en el marcador. Fue el último chispazo de una primera mitad de claro dominio local y de frustración e incluso indolencia de un Sevilla incapaz de hacer frente.

Manchester United

De Gea; Wan-Bissaka, Varane (Maguire, min. 46), Lisandro, Malacia; Casemiro, Sabitzer; Antony (Pellistri, min. 81), Bruno Fernades (Eriksen, min. 62), Sancho (Elanga, min. 62); Martial (Weghorst, min. 62).

2

-

2

Sevilla

Bono, Montiel (Papu Gómez, min. 91), Nianzou (Suso, min. 73), Marcao, Acuña; Fernando, Gudelj, Ocampos, Rakitic, Óliver Torres (Jesús Navas, min. 46), Erik Lamela (En-Nesyri, min. 67).

  • Goles: 1-0: min 15, Sabitzer. 2-0: min 21, Sabitzer. 2-1: min 84, Malacia, en propia puerta. 2-2: min 92, Maguire, en propia puerta.

  • Árbitro: Felix Zwayer (Alemania). Amonestó a Montiel, Rakitic, Lamela, Bruno Fernandes, Gudelj, Antony, Acuña y Pellistri

  • Incidencias: Partido disputado en Old Trafford ante 70.000 espectadores.

Tras la reanudación el enfermo mejoró. Mendilibar introdujo a Jesús Navas por Óliver Torres y los suyos se animaron a lomos del de Los Palacios, un puñal en el extremo diestro. Sus internadas no encontraron rematador, pero definieron un nuevo escenario en el que el Sevilla tenía más balón y en el que el United esperaba replegado la oportunidad de dar un nuevo golpe y matar la eliminatoria. Pudo hacerlo en la enésima internada de Antony pero el travesaño desvió un disparo que iba camino de aparecer en los vídeos de 'highlights' del extremo brasileño.

El partido llegó a la recta final y al Sevilla no le quedaba otra que dar un paso al frente en busca del gol que abriera de par en par las puertas de la eliminatoria. Mendilibar así lo vio y dio entrada a En-Nesyri por Lamela y a Suso por Nianzou, dos cambios que eran una declaración de intenciones y un toque de corneta para los últimos minutos. Los hispalenses creyeron como siempre que suena el himno de la Europa League y encontraron el premio por partida doble cuando el duelo agonizaba. El primer milagro llegó tras un centro lateral de Navas que Malacia introdujo en su propia portería, mientras que el segundo apareció con un cabezazo de En-Nesyri que rebotó en Maguire y despistó a un David De Gea que tenía los enemigos en casa. Dicen que nunca se rinde, y es verdad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios