Borrar
Xavi Hernández conversa con sus ayudantes. efe
El Barça se conjura en una cumbre anticrisis

El Barça se conjura en una cumbre anticrisis

Xavi, que asumió ante los jugadores su parte de responsabilidad, no tendrá, salvo milagro, más fichajes, y deberá revertir la situación con la plantilla de que dispone

Daniel Panero

Martes, 16 de enero 2024, 17:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Barcelona regresó este martes a los entrenamientos tras la debacle de la Supercopa de España contra el Real Madrid y lo hizo con cumbre. Xavi Hernández tuvo reunión con toda la plantilla para analizar lo sucedido ante el conjunto blanco y para elevar la moral de una tropa que regresó de Arabia Saudí muy tocada en el apartado anímico. Los culés necesitan reaccionar primero en Copa del Rey ante el Unionistas en Salamanca y después en Liga, donde afrontan un calendario exigente con tres partidos en nueve días. Es la hora de salir a flote o hundirse.

«He vivido muchas derrotas y siempre nos hemos repuesto. El Barça volverá», avisó Xavi tras la derrota contra el Real Madrid. Su mensaje fue el de un entrenador que, ahora más que nunca, no puede dejar que su equipo mantenga la inercia que atraviesa en los últimos tiempos. Toca reaccionar y ese fue el mensaje que este martes lanzó a sus futbolistas en una cumbre antes de una sesión marcada por el duro golpe sufrido hace apenas dos días en Arabia Saudí. Todavía colean los goles de Vinicius, la escasa reacción de los azulgranas sobre el terreno de juego y las caras de decepción que todavía acompañan a los azulgranas.

Es así porque el Barça lleva más de dos meses dando tumbos, concretamente desde que Jude Bellingham tirara por tierra los mejores 45 minutos de los azulgranas en lo que se lleva disputado de temporada. El inglés dio la vuelta en Liga al marcador de 1-0 que reflejaba el Lluis Companys y desde entonces los culés no han vuelto a ser los mismos. Shakhtar Donetsk, Rayo Vallecano, Girona, Royal Amberes, Valencia y el propio Real Madrid han dio socavando la moral de un grupo que el año pasado a estas alturas se sentía indestructible y que ahora no levanta cabeza. Cualquiera puede meter mano al equipo de Xavi.

Cambiar esa mentalidad es ahora la tarea primordial que se ha marcado Xavi. El egarense es consciente de la importancia que tienen las dinámicas en el mundo del fútbol y sabe también que la distancia que tiene de ocho puntos con la cabeza de la Liga no le permite levantar el pie del acelerador. Por eso, instó este martes a sus jugadores a hacer autocrítica y elevar las prestaciones de aquí en adelante tanto en términos de actitud como de aptitud.

En este sentido, Xavi asumió ante los jugadores su cuota de responsabilidad pero considera que es fundamental que sus pupilos den un paso adelante. Esa misma opinión es la que comparte Pep Guardiola, que en los Premios The Best lanzó un capote a su homólogo del Barça. «Hay una tendencia a tirarlo todo por la borda. Mi apoyo incondicional a Xavi y a los jugadores. Es importante que los futbolistas den un paso adelante porque han demostrado que tienen nivel, calidad y esto es muy largo», dijo el de Sampedor.

Vitor Roque, el único refuerzo

Xavi tendrá que cambiar la dinámica del equipo sin ases en la manga. Vitor Roque será, salvo ganga de última hora, el único refuerzo culé en este mercado de invierno, tal y como afirmó Deco tras la final de Arabia Saudí. «No tenemos capacidad para fichar. Esa es la realidad», dijo el excentrocampista. Ese mismo mensaje ya se lo ha comunicado la junta directiva al técnico catalán, una realidad que obligará al cuerpo técnico azulgrana a tirar con lo que hay hasta final de temporada.

No llegará, por tanto, el ansiado centrocampista que ha demandado Xavi desde la baja de Gavi por lesión. En este momento el Barça tiene en el dique seco a Ter Stegen, Marcos Alonso, Iñigo Martínez, Cancelo, Gavi y Raphinha, bajas que condicionaron el encuentro ante el Real Madrid y que son una prueba de fuego de cara a lo que los culés tienen por delante. Tras el duelo ante Unionistas, Betis, Villarreal y Osasuna pondrán a prueba la fortaleza mental del Barça en apenas nueve días.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios