Borrar
Raphinha celebra su decisivo gol a Las Palmas.
Jornada 30

El Barça pone pimienta a la Liga

Los azulgranas duermen a cinco puntos del Real Madrid tras imponerse a Las Palmas por la mínima gracias a un gol de Raphinha

Daniel Panero

Sábado, 30 de marzo 2024, 23:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Barça durmió a cinco puntos del Real Madrid. El conjunto que dirige Xavi Hernández recortó distancias con el liderato de forma provisional tras imponerse a Las Palmas por la mínima en el Lluis Companys en un partido que ganó sin demasiados alardes. Un tanto de Raphinha fue suficiente para continuar con la buena dinámica y meter presión a los de Ancelotti, que hoy deberán ganar al Athletic si quieren conservar la ventaja.

Una batalla por el estilo. Eso es lo que se esperaba y eso es lo que ocurrió en el comienzo del encuentro. Xavi y García Pimienta salieron fieles a su estilo, con el ADN culé por bandera. El de Tarrasa apostó por un 4-3-3 ultraofensivo, con Sergi Roberto como novedad en la medular, Cubarsí asentado en la zaga y Lamine Yamal y Raphinha pegados a la banda con la idea de generar desequilibrio y aprovechar la defensa adelantada de los visitantes. El objetivo era castigar la valentía canaria en el intercambio de golpes.

Y así fue. Los dos contrincantes fueron un espejo en el inicio. Los dos adelantaron filas, se atrevieron a salir jugando desde atrás y salieron con el cuchillo entre los dientes para presionar en campo contrario y asfixiar al rival. Tenían el mismo libreto pero le funcionó mejor a un Barça que fue capaz de robar hasta tres balones en las inmediaciones de la portería de Valles. El plan le salió a Xavi y poco a poco la balanza se fue decantando a su favor. Sergi Roberto y Gündogan se hicieron con el centro del campo y cada balón a la espalda de los centrales canarios era una pesadilla para los de García Pimienta. Así llegó un tanto anulado a Raphinha por fuera de juego y así llegó la expulsión de Valles después de que el meta tuviera que salir a apagar un nuevo incendio generado a la carrera por el brasileño.

Barcelona

Ter Stegen, Koundé, Cubarsí, Iñigo Martínez, Cancelo, Sergi Roberto (Oriol Romeu, min. 81), Fermín (Joao Félix, min. 56), Gündogan, Lamine Yamal (Ferran Torres, min. 71), Lewandowski (Vitor Roque, min. 81) y Raphinha.

1

-

0

Las Palmas

Valles, Álex Suárez, Mármol, Coco, Sergi Cardona (Benito Ramírez, min. 80), Loiodice (Moleiro, min. 72), Javi Muñoz (Campaña, min. 72), Kirian, Marvin, Munir (Aarón Escandell, min. 28) y Sandro (Cardona, min. 80).

  • Gol: 1-0: min. 60, Raphinha.

  • Árbitro: Busquets Ferrer (Balear). Amonestó a Cardona, Gündogan, Sergi Roberto, Iñigo Martínez, Lewandowski y Cancelo. Expulsó a Valles (min. 24).

  • Incidencias: Partido de la jornada 30 de Liga disputado en el Estadio Lluis Companys ante 46.788 espectadores.

Ya contra diez, el Barça se volcó. Los culés adelantaron filas y comenzaron un monólogo en el que el equipo azulgrana se movió como un acordeón de lado a lado. Raphinha y Lamine Yamal abrieron el terreno de juego y Cubarsí rompió filas con la facilidad propia de un mediocentro. Así, el chaparrón fue doble para Las Palmas. Caía agua de lo lindo y comenzó también un goteo de ocasiones. Cubarsí y Fermín remataron fuera por poco y Lewandowski se topó con el travesaño en la más clara antes de un descanso al que se llegó con un zapatazo de Saúl Coco que estuvo cerca de sorprender a Ter Stegen.

El as bajo la manga

Tras la reanudación, al Barça no le quedaba otra que ir con todo a por el partido. Las Palmas, en inferioridad numérica, cedió metros, se parapetó atrás y obligó a los culés a mejorar la circulación de balón y el último pase. Faltaba imaginación y Xavi tenía un as bajo la manga. Joao Félix saltó al terreno de juego en el minuto 56 y apenas cuatro minutos le bastaron para demostrar que hay pocos jugadores en la plantilla azulgrana con más talento que él. Se adueñó del perfil izquierdo, trazó una diagonal y puso un pase milimétrico por encima de la defensa que desactivó el sistema defensivo de García Pimienta y dejó el gol en bandeja a Raphinha, que no desaprovechó el regalo.

La cena estaba lista. El Barça dominaba y el cansancio de Las Palmas cada vez iba a más. El segundo era cuestión de tiempo y eso pensaba Xavi, que dio entrada a Ferran Torres dos meses después de su lesión y a Vitor Roque. Todo parecía cerrado, pero a los culés esta temporada les gustan las emociones fuertes. Joao Félix perdonó de forma incomprensible una ocasión que acabó en el larguero cuando Aarón ya estaba vencido y, de repente, los de García Pimienta estaban vivos en la recta final. El técnico barcelonés se fue a por el empate y a punto estuvo de lograrlo con un remate de Moleiro que se marchó fuera por centímetros. Fue la última llegada de un duelo en el que el Barça hizo los deberes, pero sin muchos alardes.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios