Borrar
Jornada 15

El Real Madrid estira la racha en una tarde de recreo

Brahim y Rodrygo castigan a un Granada mustio en el estreno en el banquillo nazarí del Cacique Medina y mantienen el cuerpo a cuerpo con el Girona

Óscar Bellot

Madrid

Sábado, 2 de diciembre 2023, 20:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Real Madrid respondió a la victoria previa del Girona frente al Valencia derrotando sin necesidad de despeinarse al Granada en un encuentro que no tuvo más color que el blanco de los locales y mantiene con ello la pelea a cara de perro en lo alto de la tabla con el sorprendente equipo de Míchel. Los goles de Brahim, en la primera parte, y de Rodrygo, en la segunda mitad, hurgaron en la herida del cuadro nazarí, que compareció con espíritu mustio en el Santiago Bernabéu y ofreció una imagen muy pobre en el estreno en su banquillo de Alexander Medina.

El técnico uruguayo, sin apenas tiempo para implementar su libreto, trató de imbuir a su tropa de un ánimo netamente defensivo, sabedor de que por ahí se desangró el proyecto de Paco López y consciente también del 'miura' que tenía enfrente. Su plan pasaba únicamente por cerrar líneas y dejar a Boyé como llanero solitario a la espera de cazar alguna contra. Pero Brahim lo desbarató enseguida con su chispa para mantener al Real Madrid viento en popa a toda vela en una jornada en la que los blancos sacarán rédito del Barça-Atlético independientemente de cuál sea el resultado en el Estadio Lluis Companys y dejan, de paso, al Granada en el pozo.

El conjunto de Ancelotti atraviesa esa época de la temporada que el transalpino suele utilizar para llenar el granero de puntos. De ahí que Carletto solo modificase un naipe respecto al once que saltó el miércoles frente al Nápoles en la Champions. Joselu ingresó por Ceballos, lo que motivó que Brahim retrasase su posición al costado derecho del centro del campo. El malagueño rentabiliza cada oportunidad que le concede su técnico, y ante el Granada no fue una excepción. El '21' aprovechó un pase magistral de Kroos antes de que se cumpliese la primera media hora para controlar con la derecha y rematar con la izquierda a contrapié de la desesperada salida de Ferreira.

Real Madrid

Lunin, Carvajal (Lucas Vázquez, min. 46), Rüdiger, Alaba, Mendy, Valverde, Kroos, Brahim (Nico Paz, min. 88), Bellingham, Joselu (Ceballos, min. 69) y Rodrygo (Gonzalo, min. 85).

2

-

0

Granada

Raúl Fernández (Ferreira, min. 11), Ricard, Miquel, Torrente, Neva, Manafá (Petrovic, min. 64), Gumbau, Sergio Ruiz, Bryan Zaragoza (Carreras, min. 82), Uzuni (Weissman, min. 64) y Boyé (Puertas, min. 83).

  • Goles: 1-0: min. 26, Brahim. 2-0: min. 57, Rodrygo.

  • Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Amonestó a Bellingham, Rüdiger y Gumbau.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la 15ª jornada de Liga, disputado en el Santiago Bernabéu ante 70.685 espectadores.

El cancerbero luso no había sido la primera elección de Alexander Medina en la puesta de largo del uruguayo como técnico en la Liga, pero un problema lumbar de Raúl Fernández a las primeras de cambio volvió a colocarle bajo palos. Esa fue la primera señal de que esta vez tampoco le iba a acompañar la suerte a un Granada que compareció apocado en el Santiago Bernabéu y salió de él aún más deprimido. Si no se marchó con mayor castigo al descanso fue porque Bellingham, cosa extraña en el inglés, desperdició una ocasión pintiparada tras un exquisito taconazo de Brahim y gracias también a que González Fuertes no estimó punible una acción de Ignasi Miquel sobre el '5' en la que el central jugó con fuego. A falta de un rival de talla, el público la tomó con el árbitro, escaso de cintura, al descanso.

Sin freno

Una sobrecarga sacó tras el descanso de la ecuación a Carvajal, lateral cuyo influjo ofensivo se ha multiplicado este curso, lo que situó a Lucas Vázquez como secante de Bryan Zaragoza, único elemento de disonancia dentro de un Granada apagadísimo. Pese a la desventaja, el bando nazarí no tenía otro afán que protegerse de un Real Madrid muy suelto. Sin ninguna razón para sentir amenazada su espalda, la tropa de Ancelotti acampó en las inmediaciones del área de Ferreira, convencido de que solo era cuestión de tiempo que el fruto cayese de maduro.

Brahim volvió a estar en el germen de todo. El ex del City agujereó la defensa del Granada con un sensacional cambio de ritmo por la izquierda, la bola le cayó a Bellingham en el corazón del área y Ferreira se lució a disparo del todocampista, pero el rechace lo recogió Rodrygo, que prolongó la racha con su séptimo gol en los cinco últimos partidos. Con este nivel de confianza, resulta imparable.

Sentenciado el choque, no solo por la renta sino por la inacción ofensiva del Granada, el Real Madrid aprovechó la recta final para rodar a Ceballos y presumir de nuevo de cantera con la aparición de Gonzalo y Nico Paz, dos de los alumnos más aventajados de Raúl que también le han entrado por el ojo a Ancelotti. Pocas veces tendrá un partido tan plácido el transalpino para agraciar a los jóvenes valores que piden paso.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios