Borrar
Los rojiblancos celebran uno de los tantos ante el Celta de Vigo. AFP
Jornada 5

Demasiado premio para el Atlético y castigo para el Celta

Con muchas rotaciones y mal juego pero gran contundencia, los colchoneros golean al vistoso pero tierno equipo de Coudet

Ignacio Tylko

Madrid

Sábado, 10 de septiembre 2022, 00:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vencedor agónico ante el Oporto en el estreno de la Champions, pero con dudas en torno al entrenador, al equipo y a la situación inédita de Antoine Griezmann, un campeón del mundo que es suplente habitual por razones económicas, el Atlético se examina este sábado en el torneo de la regularidad ante el Celta de Iago Aspas y Eduardo Coudet.

Situado ya a cinco puntos del Real Madrid en la tabla, el equipo rojiblanco no puede fallar ante un adversario que suele hacerle sufrir, que disfruta de un ariete de Moaña en racha goleadora –cinco en cuatro jornadas– que está a su misma altura en la tabla y viene de dos victorias seguidas sin goles encajados ante el Girona y el Cádiz.

Pese a la explosión de júbilo con los goles de Hermoso y Griezmann ante el campeón luso, existe un ambiente enrarecido en el Metropolitano, donde el Villarreal ya se ha impuesto en el único choque jugado en este escenario esta temporada. Hay cada vez más críticas al modelo del Cholo, al pobre rendimiento hasta ahora de fichajes de medio pelo como el lateral Nahuel Molina, y a cambios como el de Joao Félix el miércoles. E indignación con los árbitros tras el gol fantasma de Yannick Carrasco que no subió al marcador ante el Submarino Amarillo y, sobre todo, la polémica actuación del riojano Soto Grado en el Reale Arena.

Necesita algo más este Atlético para poder luchar por los títulos y responder a la exigencia de ganar y asumir que cada derrota es un desastre. Ha superado la irregularidad y fragilidad de la primera parte del curso pasado, pero no ha alcanzado el alto nivel de esa 'Liga de 14' que le llevó a la Champions y de una pretemporada en la que se mostró imparable.

Dudas e incógnitas

Pese a las dudas, solo ha perdido uno de sus últimos once duelos en casa y uno de sus 13 partidos más recientes. Simeone sufre las bajas seguras de Savic, Reguilón, que sigue su puesta a punto tras una intervención de pubalgia, y la seria duda de Matheus Cunha por una contractura en los isquiotibiales que le apartó en Donosti y ante el Oporto.

Enfrente, la cita supone una exigente prueba para un Celta que viene lanzado y donde el noruego Larsen, clave cuando se estrenó saliendo desde el banquillo en la Tacita de Plata, será titular junto a Aspas en ataque. El gallego ha firmado su mejor inicio goleador en un intento de convencer a Luis Enrique para que le dé un billete al Mundial de Catar. De momento, no le ha servido conquistar su cuarto Trofeo Zarra al mejor goleador español de la Liga. Se le compara con el colchonero Álvaro Morata, fijo para el técnico asturiano aunque sus números sean peores que los de Aspas.

Ni por asomo hubo en el campo la diferencia entre el Atlético y el Celta que indica la goleada final (4-1), pero ya dice siempre el Cholo Simeone que el fútbol es contundencia en las áreas. Y ahí, solamente ahí, que no es poco, dominaron los colchoneros a los celestes, que ya suman tres lustros sin ganar en Madrid. Hay un ambiente extraño en el Metropolitano, donde los hinchas ya no corean al Cholo como antes, pero los locales siguen sumando en este maratón de temporada.

Como la Champions no para y el martes los colchoneros disputan una cita clave en feudo del Bayer Leverkusen, Simeone rotó como no acostumbra, hasta el punto de que entre los alistados solo Witsel y Morata se pueden considerar titularísimos. El cambio más complicado el de Grbic, inédito hasta anoche en el Metropolitano, por el renqueante Oblak. Forzó ante el Oporto, pero el esloveno está tocado en el muslo desde el choque con Reinildo en Mestalla.

Atlético

Grbic, Molina, Witsel, Hermoso, Reinildo, Carrasco (Saúl, min. 85), Kondogbia, De Paul (Cunha, min. 75), Lemar (Koke, min. 46), Correa (Joao Félix, min. 63) y Morata (Griezmann, min. 63).

4

-

1

Celta

Marchesín, Hugo Mallo, Aidoo, Unai Núñez, Javi Galán, Tapia (Solari, min. 63), Fran Beltrán, Cervi, Carles Pérez (Veiga, min. 53), Larsen y Aspas.

  • Goles: 1-0: min. 9, Correa. 2-0: min. 50, De Paul. 3-0: min. 65, Carrasco. 3-1: min. 71, Veiga. 4-1: min. 82, Unai Núñez en propia meta.

  • Árbitro: Hernández Hernández (Comité Canario). Mostró amarilla a Unai Núñez, Hermoso, Koke.

  • Incidencias: Partido de la quinta jornada de Liga, disputado en el Metropolitano.

Precisamente, el portero croata salvó a los colchoneros en un primer tiempo en el que el Celta fue mucho mejor pero el Atlético marcó el único gol. Abortó primero un mano a mano con Larsen, un delantero noruego muy interesante como acompañante de Aspas, y luego un remate a bocajarro de Hugo Mallo. Además, Iago, que sigue llamando a las puertas de Luis Enrique para el Mundial, hizo un gran movimiento para terminar disparando al poste.

Los colchoneros fallaban en defensa, cometían numerosos errores en la salida de balón, sobre todo cuando lo hacía un nervioso Hermoso y un errático Kondogbia, pero en su primera aproximación marcaron. Correa, determinante ya cuando entró ante el Oporto porque aportó más dinamismo, definió un preciso contragolpe. Ya son ocho temporadas seguidas marcando en la Liga.

Resistió un mal Atlético hasta el descanso y creció de forma notable en la segunda mitad, ya con Koke en el campo en lugar de Lemar. Y de nuevo, marcó en cuanto se acercó a Marchesín. Ni siquiera fue una ocasión, ya que el tiro de De Paul entró porque desvió Unai Núñez. Con clara ventaja local se superó la hora de juego y la noche entró en la zona Griezmann, esta vez intrascendente. Entró al campo junto a Joao Félix. Instantes después, Koke inició con clase un gran contragolpe, Kondogbia le dio continuidad y Carrasco, muy discutido en este inicio de curso, hizo el resto. Arrancó, recortó a Mallo y la clavó con la zurda por el palo que defendía Marchesín.

El duelo estaba resuelto, pero el Celta del Chacho Caudet nunca se rinde y aún generó dificultados. Se metió en el partido a falta todavía de 20 minutos con el gol del canterano Veiga, tras una gran maniobra de Aspas. Falló Gbric, ya que el balón entró por el palo que defendía, pero fue determinante en el triunfo de su equipo, con más puntos y goles que juego. Incluso selló el cuarto tras otra acción sutil de Koke, una internada plena de decisión de Cunha y, de nuevo el desvío de Unai Núñez. El ex del Athletic no tuvo su noche.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios