Borrar
Túnez-Australia | Mundial Qatar 2022: directo y crónica
Mundial Qatar 2022

Australia oposita a entrar en la historia

grupo d / jornada 2 ·

El conjunto oceánico se jugará el pase de fase en el Mundial en la última jornada ante Dinamarca tras imponerse a una Túnez que se hunde

Sábado, 26 de noviembre 2022, 10:47

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Será difícil saber cuánta gente en Australia estaba delante del televisor viendo a su equipo en el Mundial de Qatar. Imagino que muchos estarían disfrutando del rugby, el cricket o el fútbol australiano. Pero la selección del deporte rey en el resto del mundo oposita a adentrarse en la historia del deporte. Por segunda vez tiene opciones claras de pasar de la primera fase en una cita universal. En Alemania 2006 llegaron a octavos y en esta edición se lo jugará en la última jornada frente a Dinamarca. Tras el golpetazo ante Francia, se presuponía que llegarían tocados a esta cita. Al revés, tiraron de orgullo para imponerse a una Túnez que se presentaba como favorita tras el empate frente a los hombres liderados por Erikssen. Los africanos, en cambio, ya lo ven todo negro, ya que se quedan con un punto y su último enfrentamiento será contra la temible Francia. Sólo le queda la esperanza de que lleguen relajados a ese choque, aunque la pegada gala es temible.

Túnez

Dahmen, Bronn (Khenissi, 73'), Meriah, Talbi, Drager (Sassi, 45'), Skhiri, Laidouni (Kahzri, 67'), Abdi, Sliti, Msakni y Jebali (Kechrida, 73')

0

-

1

Australia

Ryan, Karacic (Degenek, 75'), Souttar, Rowles, Behich, Irvine, Mooy, Leckie (Mabil, 84'), McGree (Maclaren, 63'), Goodwin (Baccus, 84') y Duke (Hrustic, 63')

  • Gol: 0-1, Duke (23')

Fue el partido que nadie esperaba. La tradición futbolística de Túnez debía imponerse. Los vaticinios se fueron por el sumidero. La primera mitad fue un monólogo de Australia. Con una intención simple pero efectiva. Correr mucho, más que el rival, presionar arriba y lanzarse al ataque. Más antiguo que el potaje de garbanzos. Los africanos no conseguían ocupar el campo contrario. Cuando tenía el balón era para sobarlo sin ningún efecto positivo. En cambio, los oceánicos salían como aviones. Tampoco es que gozaran de muchas ocasiones, pero al menos se le veía la intención. Hasta el minuto 20 Túnez no consiguió acercarse al área rival. De ahí no pasó. Es que se dejó llevar, en ningún momento logró imponer su estilo de juego pausado y controlador. Y cada vez se iba más hacia atrás, facilitando las internadas australianas.

En una de ellas por la banda izquierda Goodwin lanzaba el balón colgado al área y Duke lo peinaba con eficacia. Australia se adelantaba. Lo merecía. Era lo justo. Pero nada cambió. Túnez acusó el golpe y cada vez le costaba más el juego combinativo. Tenía que aguantar el chaparrón de dominio rival. Y además del juego controlado, las posibilidades de marcar se multiplicaban en acciones de falta, ya que Australia cuenta con un jugador de baloncesto. Los 198 centímetros de Soutter aparecían en esos momentos, aunque en ninguna con frutos. También Karacic, el otro central, está más cerca del cielo que de tierra. De ahí hasta el final de la primera fase fue un juego anclado en el centro del campo con un único acercamiento de Túnez ya a punto de irse al vestuario con un chut de Drager que sacó Souttar.

En la segunda fase todo cambió. Era lógico. Sí apareció el partido que se esperaba. Túnez dominador. Empezó a tocar el balón, pero le costaba. Mucho. Australia se atrincheró atrás con dos líneas de cuatro y los delanteros presionando sin parar. Poco a poco fue ganando centímetros en su juego. Los oceánicos aprovechaban los huecos que dejaba Túnez para alguna salida con peligro. Especialmente por la banda izquierda. Goodwin fue un puñal todo el choque. Pero la situación del choque se balanceaba hacia la portería de Ryan, aunque todo moría en la frontal del área. Y llegaba de nuevo una acción atacante austral. Leckie no llegó por medio centímetro a centro de McGree.

Asedio de Túnez

Sin solución de continuidad, las miradas se fueron al otro área, con un chut de Msakni que sacó Ryan. La jugada continuó y Talbi también disparó y atajó el portero australiano. De ahí al final fue un asedio de Túnez pero se toparon con el exarquero del Valencia y la Real Sociedad. Australia no se lo creía. Ni ellos ni nadie. Pero están a un paso de hacer historia. Y Túnez tendrá que sofocar sus penas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios