Borrar
Los jugadores españoles celebran el gol de Miranda. Robert Ghement / EFE
España derriba la muralla rumana y comienza con buen pie
Europeo sub-21

España derriba la muralla rumana y comienza con buen pie

Los goles de Baena, Miranda y Sergio Gómez dan a la sub-21 su primera victoria en el Europeo en un duelo que dominó por completo

Miércoles, 21 de junio 2023, 22:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Debut solvente de la selección española sub-21 en el Europeo. La Rojita sumó su primera victoria en el torneo en un duelo ante Rumanía que dominó por completo. Los goles de Álex Baena y Juan Miranda rubricaron un triunfo corto a tenor de los méritos del equipo de Santi Denia, al que le faltó puntería en la primera parte pero al que también le sobraron los recursos para doblegar con suficiencia a una débil anfitriona.

Tras una fase de clasificación inmaculada, en la que de la mano de Luis de la Fuente solo conoció la victoria, la sub-21, ahora comandada por Denia, afrontaba el reto del debut en mitad de un ambiente hostil. Es una de las favoritas y como tal fue contundente en su puesta en escena, tratando de reducir a base de dominio con balón el ímpetu de Rumanía, aupada por la gran entrada en el Steaua Stadium de Bucarest.

El capitán Abel Ruiz probó fortuna desde la distancia y Albu replicó de la misma forma, pero tal y como se podía esperar de partida, el conjunto rumano se protegía replegado sin posesión mientras que España jugaba en campo rival. Transcurría el duelo sin mayores alteraciones que remates lejanos muy desviados cuando Sancet fue eliminando rivales a su paso hasta ensayar el disparo, que malogró el toque en un adversario.

Rumanía

Popa, Pantea, Racovitan, Dican, Borza, Isfan (Ticu, min. 85), Albu, Pitu (Lixandru, min. 65), Munteanu (Mazilu, min. 72), Birligea (Markovic, min. 65) y Popescu (Petrila, min. 65).

0

-

3

España

Tenas, Arnau Martínez (Víctor Gómez, min. 46), Paredes, Pacheco, Miranda, Blanco, Baena (Gabri Veiga, min. 74), Rodri (Riquelme, min. 82), Sancet (Aimar Oroz, min. 74), Sergio Gómez y Abel Ruiz (Camello, min. 86).

  • Goles: 0-1: min. 56, Baena. 0-2: min. 62, Miranda. 0-3: min. 90+ 5. Sergio Gómez.

  • Árbitro: Erik Lambrechts (Bélgica). Amonestó a Pacheco, Baena, Dican y Ticu.

  • Incidencias: Partido de la primera jornada en el grupo B del Europeo sub-21 disputado en el Steaua Stadium de Bucarest.

Le sobraba control a España, pero le faltaba velocidad en la circulación para derribar la muralla rumana. Álex Baena agitó el avispero con un chut duro que se perdió lamiendo la cepa del poste. Más claras ocasiones tuvieron Sergi Gómez, con un cabezazo desviado tras el centro desde el costado derecho de Rodri, y Abel Ruiz, que no pudo aprovechar un error de bulto del guardameta Popa.

El dominio español era cada vez más insistente. Remató con rosca Rodri pero no encontró puerta por muy poco y casi como un milagro, Rumanía llegó indemne al descanso después de que Abel Ruiz perdonase inexplicablemente ante la puerta rumana. Rodri le había servido el gol en bandeja en la enésima jugada de desequilibrio del extremo bético, el mejor español de la primera parte.

Se abre la lata

La pauta se mantuvo tras el paso por vestuarios. Insistía e insistía España, convirtiendo un partido de fútbol en frontón. Tanto había ido el cántaro a la fuente que acabó por romperse. Rodri inició de nuevo la jugada, Víctor Gómez le dio la razón a Santi Denia en su cambio al descanso con su carrera al espacio y posterior centro, y Baena ejecutó con acierto al fin.

La lata ya estaba abierta sin que esta Rumanía gris, que poco tiene que ver con la semifinalista en 2019, tuviese alternativa alguna. Ya a placer, Sergi Gómez descubrió la grieta y metió un pase medido para Miranda, que no perdonó. El duelo estaba visto para sentencia y de poco le sirvió a Emil Sandoi, el seleccionador rumano, remozar al completo un ataque estéril.

España acabó haciendo el tercero con un lanzamiento de falta de Sergio Gómez y la colaboración de la barrera pero no hizo sangre. Avisó a rivales más cualificados, eso sí. Dejar en el banquillo a talentos como Gabri Veiga o Aimar Oroz es un lujo al alcance de muy pocos adversarios. La Rojita ha llegado al Europeo dispuesta a asegurar uno de los tres billetes olímpicos y además hacerlo por la vía grande, con la que sería su sexta corona continental.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios