Borrar
Víctor Francos, presidente del CSD. Foto: Efe | Vídeo: EP

El Gobierno suspenderá a Rubiales de sus funciones

Víctor Francos, presidente del CSD, anuncia que ha elevado una denuncia fundamentada al TAD para que determine si el comportamiento del dirigente federativo supone una falta muy grave

Colpisa

Viernes, 25 de agosto 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Gobierno suspenderá de sus funciones como dirigente de la Federación Española de Fútbol (FEF) a Luis Rubiales. Así lo ha confirmado Víctor Francos, presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), en una rueda de prensa en Tarragona tras el controvertido discurso del ejecutivo de la FEF en la asamblea federativa. «El señor Rubiales hoy no ha estado a la altura, ni de lo que esperaban las jugadoras, ni el Gobierno, ni sobre todo la sociedad española. Consideramos que las explicaciones que ha vuelto a dar no se corresponden con sus actitudes», señaló Francos.

«La asamblea, lejos de calmar una situación en la que él mismo nos había metido lo que ha hecho es avivar la polémica y agravar la situación. El Gobierno de España no va a estar impasible e inicia hoy los trámites para que el señor Rubiales tenga que dar explicaciones ante el TAD», añadió.

La denuncia, elevada ante el TAD, señala una posible vulneración de los artículos 76.1.a. de la Ley del Deporte por abuso de autoridad y del artículo 14.h. del Real Decreto 1591/1992 por actos notorios y públicos que atenten a la dignidad o decoro deportivos.

«Hoy mismo elevaremos una denuncia fundamentada ante el TAD para que pueda valorar si lo que se ha producido es una falta grave y si lo tiene a bien en los próximos días podremos evaluar si supone la suspensión de sus funciones. Había denuncias de diferentes colectivos y han sido leídas», concluyó el dirigente del CSD en su valoración de los acontecimientos y su explicación sobre los pasos a seguir por el Gobierno después de que el todavía presidente de la FEF se aferrase a su cargo.

El dirigente se negó a dimitir en un discurso durante la asamblea de la Federación. En el acto fue ovacionado con cada una de sus palabras, incluidas algunas en relación a la «la lacra del falso feminismo», lo que no ha dejado indiferente a nadie y ha sido muy criticado en las redes sociales.

Durante su alocución, Rubiales anunció medidas legales contra la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo en funciones, Yolanda Díaz, contra la ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero, contra la ministra de Asuntos Sociales en funciones, Ione Belarra, y contra el exdiputado de Podemos Pablo Echenique por hablar en términos de violencia respecto al desafortunado beso a Jenni Hermoso en la final del Mundial femenino. «Lo que hemos visto hoy en la Asamblea de la Federación es inaceptable. El Gobierno debe actuar y tomar medidas urgentes: se acabó la impunidad para las acciones machistas. Rubiales no puede seguir en el cargo», reaccionó Díaz tras el discurso.

La ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero, valoró la «presión social» y la «valentía» de la jugadora de la selección española de fútbol y de sus compañeras para que no haya «impunidad». «¡Que se enteren bien! España ya no acepta actitudes machistas ni permite que se denigre a las mujeres. Cualquier ataque a la igualdad encontrará la firme respuesta de un Gobierno feminista», remató la ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero.

Posible inhabilitación

Hace menos de 24 horas el Ejecutivo insistió en que actuaría en caso de que no lo hiciese la Federación. «Desde el Gobierno estamos siguiendo muy de cerca este hecho porque las cosas no pueden quedar así. Desde luego esperamos acontecimientos, pero si no se dan, si no se producen, el Gobierno va a actuar», dijo Félix Bolaños durante una visita oficial a París.

El Gobierno no tiene la potestad de cesar a Rubiales de manera discrecional, pero sí puede presionar a través del TAD. Ahora está en manos del CSD elevar las diferentes denuncias acumuladas al organismo, que tendría que incoar expediente, escuchar a las partes y dictar una resolución. Podría apartarlo cautelarmente, una suspensión de funciones que pasaría a ser definitiva si el proceso acaba en una inhabilitación de 2 a 15 años según la nueva Ley del Deporte. Un mecanismo que ya se activó en 2017 con Ángel María Villar.

En este momento, el presidente de la Federación tiene al menos cuatro denuncias ante el CSD: una del afiliado de la FEF Miguel Ángel Galán, otra del exárbitro profesional Estrada Fernández, una del partido político Sumar y otra de la Liga F. Todas ellas le acusan de incumplir el protocolo contra la violencia sexual de la Federación, la ley del Deporte y de un abuso de poder por ser el jefe de Hermoso en el contexto de la Federación. Todos los caminos llevan a la dimisión o la inhabilitación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios