El atleta Álvaro de Arriba durante su participación en los Juegos Olímpicos de Rio 2016. / s.h.

Los salmantinos que han participado en los Juegos Olímpicos

Numerosos deportistas charros o relacionados con Salamanca han llevado el nombre de la provincia a las distintas pruebas a lo largo de la historia

Nacho Martín
NACHO MARTÍN

Tokio 2021 fue la última cita olímpica que ha vivido el mundo del deporte. Una celebración descafeinada que se tuvo que posponer un año desde su fecha original debido a la pandemia de la covid-19. Algo que le quitó brillo al evento deportivo más grande e importante y al que tan solo el paralímpico Alejandro Sánchez Palomero acudió desde la provincia charra. Con París 2024 en el horizonte, en este medio repasamos a todos los salmantinos que han formado parte de unos Juegos Olímpicos a lo largo de todas las ediciones.

Ediciones con participación escasa

La primera vez que el nombre de Salamanca estuvo ligado a una cita olímpica fue en Londres 1948, los decimocuartos JJOO, en los que el boxeador Fabián Vicente del Valle fue el abanderado español además de ser el seleccionador de la disciplina de boxeo. Para ver a un charro competir por primera vez en unos Juegos Olímpicos hubo que esperar a la decimoséptima edición, Roma 1960, en la que José Luis Albarrán sería uno de los contendientes en la prueba de 100 metros de atletismo, no pudiendo pasar de primera ronda.

Como sucedió en 2021 (con la salvedad de la participación del paralímpico Alejandro Sánchez Palomero, bronce en triatlón), Tokio 1964 tampoco contó con ningún salmantino en el evento (ni con técnicos ni con deportistas). Sin embargo, en esta ocasión no hubo que esperar tanto para volver a ver a un oriundo de Salamanca en los Juegos ya que en la siguiente edición, fueron cuatro los charros que lucharon por medallas.

El atleta Jose Luis Sánchez Paraíso. / fetacyl

México 1968

José Luis Sánchez Paraíso en atletismo, Agustín Tamames en ciclismo, Vicente Ramos en baloncesto y José Luis del Villar en tiro viajaron a México en 1968 (Olimpiadas recordadas por el gesto de Tommie Smith y John Carlos reivindicando el 'Black Power'). El atleta participó en los 100 metros lisos en los que se quedó en primera ronda; la selección de Baloncesto consiguió un séptimo lugar en Ciudad de México en el que el mirobriguense ayudó promediando 10:40 minutos en pista y 1,2 puntos; el campeón de la Vuelta a España en 1975 no pudo acabar la contienda en ciclismo de ruta, abandonado antes de su finalización; el puesto 82 en tiro con rifle de 50 metros fue para del Villar en su primera participación en los JJOO.

Múnich 1972

Ramos y Sánchez Paraíso repetirían cuatro años más tarde en Múnich 1972. En esta ocasión, el atleta participaría en pruebas por equipos, concretamente en el relevo del 4x100 en el que se retiró. Ramos y la selección de baloncesto no pudieron superar el resultado cosechado en el país centroamericano, obteniendo el undécimo puesto de la cita con 5 derrotas y 4 victorias en las que el ex jugador del Real Madrid promedió 4,1 puntos y 1,3 de valoración.

Montreal 1976

Montreal 1976 supuso la vuelta de José Luis del Villar y la última participación de José Luis Sánchez Paraíso, completando así su triplete particular de tres ediciones consecutivas. En esta ocasión, del Villar fue de la partida en rifle de 50 metros tres posiciones, ascendiendo al 45º puesto. Por su parte, el que fuera miembro de la disciplina de atletismo de la Unión Deportiva Salamanca, alcanzó las semifinales con el equipo de relevo del 4x100, ronda en la que fueron descalificados.

Placa conmemorativa en el muro de los olímpicos de Salamanca a Ángel González Castaño. / álex lópez

La barrera de la primera ronda

En la mayoría de las participaciones de los deportistas charros, la primera ronda de las pruebas de las que formaron parte fue la única que pudieron disputar ya que no consiguieron ir más allá. El atletismo es la disciplina en las que más se cayó en estas instancias por su modelo de competición.

Moscú 1980 y Los Ángeles 1984

Ángel González Castaño fue el único salmantino que hizo acto de presencia en Moscú 1980 (Ángel Cruz se quedó fuera por una contractura muscular) y, hasta ahora, es el único futbolista charro que ha estado en una Olimpiada. Lo hizo como miembro del RCD Espanyol de Barcelona siendo titular en 3 partidos del torneo, aunque solo acabaría un encuentro. La selección cayó en primera ronda en un grupo con Siria, Argelia y Alemania del Este tras empatar los tres choques. Como el de Ciudad Rodrigo, Antonio Sánchez fue el único salmantino en unos juegos, esta vez en Los Ángeles 1984, en los que caería en cuartos de la prueba de los 400 metros de atletismo y en primera ronda del relevo del 4x100.

Seúl 1988

Precisamente el atletismo salmantino fue el que nutrió en Seúl 1988 la participación charra. El propio Sánchez junto a Honorato Hernández fueron los representantes charros (Rosa Colorado se clasificó para el evento pero no pudo competir debido a una faringitis aunque lo intentó hasta el último momento). Antonio repitió en los 400 metros pero no pudo ir más allá de la primera ronda; Hernández se retiró en la maratón.

La ciclista Dori Ruano. / Doriruano.es

Barcelona 1992

La gran fiesta del deporte español se vivió en Barcelona 1992 con la presencia de cuatro deportistas de Salamanca: el charro de adopción Ángel Hernández, Antonio Sánchez y Miriam Alonso en atletismo y Dori Ruano en ciclismo; Enrique Sánchez Guijo participó en la disciplina paralímpica de atletismo (logrando el oro en el 4x400). La ciclista quedó la número 42 en la prueba de ciclismo en ruta, mientras que la vallista nacida en Alemania cayó en la primera ronda de los 400 metros vallas, Sánchez repitiría el resultado de Corea del Sur y Hernández no tendría marca en salto de longitud.

Atlanta 1996

Alonso volvería a unos Juegos Olímpicos cuatro años después, esta vez acompañada en Atlanta 96 de Blanca Cerón (natación), Fátima Blázquez (ciclismo) y el también atleta adoptado Frutos Feo. La vallista no tuvo merjor suerte en tierras estadounidenses, no pudiendo superar la primera ronda; Cerón compitió en dos pruebas: 40 libres y 4x100 libres en equipo, con la primera ronda como límite en los dos casos; la vencedora de una etapa en el Giro de Italia mejoró el resultado de su paisana en el ciclismo en ruta, con un 40º puesto; Feo como Cerón participó en dos pruebas, logrando unas semifinales con el equipo de relevo del 4x100 y quedándose en primera ronda en los 100 metros lisos. Enrique Sánchez Guijo repitiría el oro en el 4x400 y añadiría uno más en el 4x100.

Sidney 2000

En Sidney 2000 la representación salmantina sería solo femenina. Dori Ruano volvería 8 años después a unos Juegos acompañando a Fátima Blázquez en la disciplina de ciclismo y a Beatriz Santiago y Tere Recio en atletismo. Blázquez repitiría en ruta mejorando su puesto de la edición anterior quedando 34ª, mientras que Ruano lucharía por medallas en contrareloj, acabando 18ª y en la carrera por puntos, 7ª. Las atletas se quedarían en la primera ronda de sus pruebas, 10.000 metros lisos en el caso de Recio y 5.000 metros lisos en el de Santiago. De nuevo, Enrique Sánchez Guijo obtendría un oro pero esta vez en los 200 metros lisos y un bronce en el 4x100.

El paralímpico Alejandro Sánchez Palomero. / s.h.

Atenas 2004

Volando de vuelta a Europa, concretamente a Grecia, nos encontramos otra vez solo con salmantinas en Atenas 2004. A Dori Ruano (terceras Olimpiadas para la ciclista) se unieron la tenista María Antonia Sánchez (primera y única jugadora de tenis que compite en unos JJOO siendo de Salamanca) y otra atleta adoptada, Cora Olivero. Ruano lograría igualar su puesto de Australia en contrarreloj (18ª) y en su vuelta a la prueba de ruta, terminaría por abandonar. La primera ronda fue el techo para las otras dos deportistas, ni Olivero en los 400 vallas ni Sánchez en individual de tenis pudieron ir más allá.

Sánchez Palomero, único representante en Pekín 2008 y Londres 2012

El nombre de Alejandro Sánchez Palomero aparecería por primera vez en Pekín 2008, los primeros Juegos Olímpicos desde Tokio 1964 en los que no había un deportista salmantino no paralímpico. En su primera participación, Sánchez Palomero conseguiría en natación el bronce en los 100 braza, el 11º en 100 mariposa, llegaría a la final con el equipo español de 4x100 y se quedaría a las puertas de una nueva medalla en los 200 estilo, con un 4º puesto. En Londres 2012 se dió la misma situación, con Alejandro como único charro en la villa. En esta ocasión, también en natación, no pudo hacerse con ningún metal: primera ronda en 100 mariposa, 100 braza y 200 estilo y 8º puesto en el 4x100 estilos.

Rio 2016

En 2016 llegaría el atleta Álvaro de Arriba para suplir a Sánchez Palomero, que no estuvo presente en esta edición. El mediofondista completó un tiempo de 1:46.86, a cinco décimas del tercer puesto de la primera ronda que le hubiera dado acceso a la siguiente fase de los 800 metros de Rio 2016. El paralímpico volvería en 2021 para no dejar huérfana la participación charra. Esta vez, en Tokio, batallaría en la categoría PTS4 de triatlón logrando su segundo bronce olímpico. Con una marca de 1:04:24, el salmantino subiría al tercer escalón del podio tras el francés Alexis Hanquinquant (59:58) y el japonés Hideki Uda (1:03:45).

Álvaro de Arriba y Mario García Romo, dos de las esperanzas salmantinas para París 2024.

París 2024 se va acercando y los próximos meses serán decisivos para aquellos deportistas salmantinos que tenga el objetivo y la esperanza de dejar su huella en la capital francesa.