Borrar
Patrick Mahomes, quarterback de los Kansas City Chiefs, levanta el trofeo Vince Lombardi Brian Snyder (Reuters)
Mahomes asienta el traspaso de poderes en la NFL
Fútbol americano

Mahomes asienta el traspaso de poderes en la NFL

El genial quarterback texano abrocha su segundo anillo con los Kansas City Chiefs tras batir a los Philadelphia Eagles en la Super Bowl LVII y se confirma como sucesor de Tom Brady

Óscar Bellot

Madrid

Lunes, 13 de febrero 2023, 06:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El reinado de Patrick Mahomes en la NFL va para largo. El genial quarterback texano abrochó su segundo anillo con los Kansas City Chiefs tras doblegar a los Philadelphia Eagles en una Super Bowl inolvidable y se apoderó del trono que dejó vacante Tom Brady cuando el mito de San Mateo anunció su retirada hace un par de semanas.

La franquicia de Misuri levantó el trofeo Vince Lombardi en el State Farm Stadium de Glendale (Arizona) al término de un partido épico que pasará a la historia por poner por primera vez frente a frente a dos mariscales de campo afroamericanos que engrandecieron aún más la cita librando un pulso titánico.

Jalen Hurts selló, con tres touchdowns de carrera, una actuación memorable al mando de unos Eagles soberbios. Pero la gloria acabó cayendo del lado de Mahomes, una de esas figuras generacionales capaces de soportar sobre sus hombros el peso de un deporte que paraliza Estados Unidos y expande sus fronteras con fuerza creciente.

Renqueante todavía de la lesión que sufrió en el duelo de la Ronda Divisional ante los Jacksonville Jaguars y que le obligó a disputar la final de la Conferencia Americana (AFC) con una visible cojera que no le impidió tomarse la revancha por la eliminación sufrida el año anterior a manos de los Cincinnati Bengals, Magic Man tuvo que sobreponerse en Arizona a una primera parte en la que los Eagles impusieron su ley y cimentó la remontada de los Chiefs a vuelta de vestuarios para hacerles tocar el cielo de la NFL por tercera ocasión en su historia.

Tras lograr el campeonato de 1970 con Len Dawson como referente, los Chiefs no se han bajado de las finales de Conferencia desde que drafteasen hace un lustro a Mahomes, alterando con ello el equilibrio de poderes. Han disputado tres de las cuatro últimas Super Bowl y han ganado dos. Un bagaje más que suficiente para decretar el inicio de una dinastía y situar a Mahomes como nuevo epicentro de la NFL.

Noticia Relacionada

El texano ha ganado 11 de sus 14 primeros partidos en playoffs, algo que hasta la fecha solo habían conseguido Troy Aikman y Tom Brady. Con solo cinco años en la élite, atesora ya dos MVPs de la temporada regular y otros tantos de la Super Bowl, lo que le coloca en el mismo escalón que Brady, Joe Montana y Peyton Manning. A sus 27 primaveras, avanza con paso firme entre gigantes tras rubricar un choque de elevado voltaje en el que aprovechó su descomunal talento para saldar con cuatro touchdowns y dos field goals los ocho drives de un equipo que se vio sometido durante buena parte del partido, pero que supo resistir y dio la estocada en el momento preciso

De poder a poder

Los Eagles, por el contrario, fueron de más a menos. Menos de cinco minutos les bastaron para estrenar el marcador con un touchdown que abría el a la postre infructuoso recital de Hurts. Los Chiefs respondieron de inmediato explotando la sociedad ilimitada de Mahomes y Travis Kelce, cerrando el primer cuarto con 7-7.

Volvieron a abrir gas los Eagles con un espectacular pase de 45 yardas de Hurts que A. J. Brown acunó para pulverizar la defensa de los Chiefs. Kansas City precisaba un revulsivo y la línea defensiva asumió el reto con grandeza. La presión sobre Hurts surtió efecto y Nick Bolton se valió de un fumble para devolver la igualdad a la pizarra. No hizo mella ese revés en el ánimo de Hurts, que ejecutó con maestría el valiente libreto de Nick Sirianni en el siguiente ataque y permitió irse a los Eagles con ventaja al entreacto tras otro impetuoso asalto del quarterback a la zona de anotación. Con todo, el touchdown era un mal menor para los Chiefs, cuya principal preocupación radicaba en el tobillo derecho de Mahomes, de nuevo tocado tras ser cazado por un defensor justo antes del intermedio.

Metieron una marcha adicional los Chiefs tras el paso por la caseta. Mahomes orquestó un ataque eléctrico e Isiah Pacheco rubricó el touchdown que volvía a poner el partido en un puño. Los de Misuri venían de ganar los siete últimos encuentros en los que comenzaron el último cuarto abajo en el marcador. Mahomes se reservaba otro golpe de riñón, al hilo de los sagaces planteamientos de Andy Reid desde la banda. Un touchdown de Toney tras otro pase magistral de Mahomes otorgó la primera ventaja a los Chiefs (28-27) a falta de 12:04 para que finalizase el partido. Para entonces, la cabeza y el brazo de Magic Man llevaban en volandas a su equipo.

Los Eagles acusaron el golpe. Un nuevo touchdown, esta vez de Skyy Moore, permitió a los de Misuri poner tierra de por medio (35-27). La réplica de Hurts fue sobresaliente. El tercer touchdown de carrera en su cuenta personal y una conversión de dos sellada también por el quarterback nivelaba otra vez las fuerzas (35-35) y pasaba el guante a Mahomes con poco más de cinco minutos por delante. Ni se inmutó. Un holding contra la defensa sepultó las últimas esperanzas de los Eagles, enterrados a raíz de un field goal de Harrison Butker pero amortajados por un competidor tan fiero como infatigable. Con Brady fuera de la corte, Mahomes no está dispuesto a soltar la corona.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios