Borrar
Las campeonas de la Solheim Cup celebran su título en Finca Cortesín, en Casares (Málaga). Josele
Europa hace historia en la Solheim Cup, con Carlota Ciganda heroína
Golf

Europa hace historia en la Solheim Cup, con Carlota Ciganda heroína

La jugadora española logra el punto 14, con el que la selección continental se proclama campeona del torneo por tercera vez consecutiva, un hito nunca antes conseguido

Marina Rivas

Málaga

Domingo, 24 de septiembre 2023, 18:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Es difícil de explicar qué es la Solheim Cup. Si nos quedásemos en el plano más superficial, diríamos que es una competición de golf femenino que, desde su nacimiento en 1990, enfrenta a las selecciones de Estados Unidos y Europa (la versión femenina de la Ryder Cup). Pero este torneo, que a día de hoy está considerado el de mayor relevancia mundial en el golf femenino, es mucho más que eso.

Es la cita perfecta para que, al menos durante una semana, las 12 jugadoras de cada combinado aparquen sus diferencias y sus rivalidades y luchen juntas por un mismo objetivo; es una gran oportunidad para probar qué se siente formando parte de un equipo al que nunca quieres defraudar. Pero también es un espejo social, que lleva a escena la rivalidad entre los europeos y los norteamericanos en la vida real; por supuesto, también en el golf, como grandes potencias mundiales que son.

La Solheim Cup es una fiesta que llega a todos los rincones del mundo y que no deja de crecer año tras año. Y desde este 2023, la provincia de Málaga forma parte de su historia. Una semana excelsa merecía un cierre perfecto. Durante los últimos siete días, pero especialmente durante este fin de semana, la espectacular Finca Cortesín de Casares se convirtió en el epicentro mundial del golf femenino, una disciplina que, a diferencia de otras muchas, cuenta con una gran visibilidad internacional tanto en los torneos de hombres como de mujeres. Más de 400 millones de aficionados en todo el mundo siguieron el torneo desde sus casas y más de 80.000 lo hicieron en directo, acudiendo a un campo cuidado a la perfección, que no dejó indiferente a nadie.

Y, tras tres intensos días de competición, se ha consumado la gesta. El equipo europeo consiguió hacer historia en Casares al adjudicarse, por primera vez, su tercer título consecutivo de la Solheim Cup, empatando 14-14 a Estados Unidos, un resultado que le valía a las jugadoras continentales, como vigentes vencedoras, para retener el trofeo. Una victoria épica y además con acento español, dado que el golpe ganador lo dio, como no podía ser de otra forma, la española Carlota Ciganda, profeta en su tierra. Todo un hito teniendo en cuenta la extrema igualdad que se ha visto durante toda la competición, y sobre todo, por la nefasta manera en la que arrancaron las 'locales'.

La Solheim Cup se dividió en tres jornadas: viernes, sábado y domingo. Los dos primeros días se realizaron dos turnos de mañana y dos de tarde (4 en formato 'foursomes' y 4 en 'fourballs'), en los que cuatro parejas por equipo se midieron a otras cuatro rivales. Arrancó muy dominante Estados Unidos, impresionante con un 4-0 inicial al coronarse en las 4 primeras partidas, aunque por fortuna, recortó distancias Europa por la tarde (5-3). En el segundo día de competición, la mañana se cerró con un 7-5 y, con las jugadoras continentales dando su mejor versión, se logró firmar tablas (8-8) al final del día, dejando todo por decidir este domingo, en las 12 partidas individuales en las que se enfrentaron en 'match play', o duelos una contra una.

La jornada final no pudo ser más emocionante. Aunque muchas de las partidas estaban claramente definidas (por 3 y 4 hoyos de diferencia), el cómputo total de victorias y derrotas de cada equipo estuvo muy equilibrado todo el tiempo. La tensión se palpaba en el ambiente, entre los aficionados más pasionales, y por supuesto entre las propias jugadoras y capitanas, que lamentaban cualquier mínimo fallo de cálculo en un golpe y miraban de reojo las clasificaciones generales en las diversas pantallas gigantes repartidas por el campo. Nadie quería perder este domingo; había demasiado en juego.

Igualdad máxima

Dado el empate 8-8 tras las dos primeras jornadas, a Europa le valía con llegar a los 14 puntos para adjudicarse el trofeo. Y es que, en caso de empate al término de la última jornada, el título sería para el vigente campeón: el continente europeo.

La irlandesa Maguire, que ganó por 4 hoyos a Zhang, fue la primera de la jornada en puntuar para su equipo. Un golpe de moral para Europa por parte de la única jugadora irlandesa que ha competido en una Solheim Cup. Sin embargo, en pocos minutos, se puso por encima Estados Unidos con los triunfos de Kang sobre Hull (4up) y Khang sobre Grant (por 1). A continuación, ganó la europea Nordqvist, a la americana Kupcho (2up). Y le siguió la americana Vu a Sagstrom, poniendo el marcador a 11-10.

Los empates de los duelos de Hall (ante Lee), Dryburgh (contra Knight) y Boutier (ante Yin) a falta de 2-3 hoyos para el 18, pusieron contra las cuerdas a las europeas en apenas unos minutos. Errores milimétricos en sus golpes hicieron que dejaran de liderar en sus respectivos enfrentamientos, alargando aún más sus agónicas partidas. Dos de ellas se acabaron cerrando en empate, las de Lee-Hall y Knight-Dryburgh, lo que dejó prácticamente todo el peso del triunfo de Europa a Hedwall, que debía ganar su partida para seguir manteniendo las esperanzas. Y lo hizo, pasando ahora el testigo a Stark (que se midió a Corpuz) y a la única española en liza, Carlota Ciganda (ante Korda).

Dado que Thompson iba ganando con mucha diferencia ante la europea Pedersen, por lo que la derrota 'local' era un hecho, Stark y Ciganda debían ganar sí o sí. Lo consiguió Stark, con dos hoyos de diferencia, y como si de un guion de película se tratase, todo quedó a manos de la golfista española. Y lo hizo, con un primer golpe sensacional, a solo unos centímetros del hoyo 17, sentenció la navarra con un 'birdie' para cerrar el torneo y lo más importante, la victoria europea.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios