Borrar
Max Verstappen, al finalizar el GP de Miami. Efe
Verstappen deja sin espectáculo a la Fórmula 1
GP Miami

Verstappen deja sin espectáculo a la Fórmula 1

El neerlandés, incluso saliendo desde el 9º puesto, se impuso con una facilidad aplastante en un más que discreto GP de Miami a Sergio Pérez y a un Alonso que volvió al cajón. Sainz, mal, 5º

David Sánchez de Castro

Madrid

Domingo, 7 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Lo que parecía que podía ser una ocasión perfecta para la '33', el número ya convertido en una obsesión, se diluyó enseguida. No solo porque la salida fue mucho más limpia de lo esperado los días antes gracias a la oportuna lluvia, sino que Pirelli volvió a dejar sin espectáculo a los fieles que esperaban y soñaban ya no con una victoria española (o hispanohablante, al menos), sino con algo de espectáculo.

El circuito de cartón piedra del Miami Gardens dejó claro que mientras Max Verstappen siga en Red Bull y Red Bull siga contando con Max Verstappen, es muy difícil que haya algo de espectáculo con el que los millones de espectadores puedan seguir enganchados a la competición. Ni siquiera los famosos que poblaron las ceremonias previas, ni el confeti pudo tapar lo que, a todas vistas, es una de las carreras más aburridas (posiblemente la más) de lo que va de temporada. Y en buena parte la responsabilidad es de Red Bull, que le ha dado a un piloto de otra era un coche que está llamado a ser uno de los más dominadores de los últimos años.

Verle saltarse rivales uno tras otro en apenas 10 vueltas hasta colocarse ya en la zona de podio, saliendo desde un 9º puesto por quítame allá una nueva pifia de un piloto de Ferrari en clasificación, habla muy mal de un cambio de reglamento que debía garantizar el show y ha resultado todo lo contrario. Ni siquiera su compañero Sergio Pérez fue rival, ya que incluso pese a ir primero durante buena parte d ella carrera, en los boxes tampoco pudo resistir. Verstappen, que llevó las 'Piedrelli' durante 46 vueltas (y hubieran durado las 57 de no existir el cambio obligado), lo hizo todo ya no bien, sino perfecto. En apenas 10 vueltas ya se sabía que iba a ser el ganador.

Por el camino adelantó a los dos españoles. Carlos Sainz y Fernando Alonso dejaron apagarse las ascuas de Bakú en una lucha que no fue tal, y siempre con el asturiano por delante. La entrada en boxes de Sainz, antes de lo previsto porque en Ferrari siguen sin tenerle cogida la medida a la estrategia, acabó resultado otro desastre más a la lista, y en esta ocasión está en el debe del piloto. Un frenazo brusco en la entrada de la calle no fue suficiente como para evitar que saltara el radar de velocidad. La consecuencia: cinco segundos de sanción, inapelables, y adiós a las opciones de pelear por el podio. La sensación de que en Ferrari no pueden pelear ya no por el podio, sino por no hacer el ridículo.

Noticia Relacionada

Con Sainz vagando por el limbo, intentando que solo fuera un Mercedes (el de Russell) el que le pasara y Alonso yéndose de manera inexorable, el devenir de las vueltas convirtió la carrera en un quiero y no puedo. Ya se vio en el debut de 2022: este circuito necesita una vuelta de tuerca y que no sea solo el show previo lo que enganche a los aficionados. Ni en muchas de las soporíferas siestas que se han vivido en tiempos pasados en Montmeló se veía una carrera así.

Con este resultado, Verstappen se asienta más líder del Mundial y apaga de golpe el conato de asalto con el que soñaba la intensa afición mexicana en la previa. No hay nada que hacer si sigue a este ritmo, y si Pirelli no decide lanzar los dados al aire para darle un poco de emoción a esta temporada. Alonso es, de momento, el único que puede seguirles y es de lejos. Tras esta carrera, el asturiano sigue 3º en el Mundial con 75 puntos pero a 30 de Sergio Pérez. Salvo que pase algo, esta va a ser la tónica habitual de las próximas carreras, en un mes de mayo que ha comenzado con esta corta visita a Miami antes de regresar al Viejo Continente. Dentro de dos semanas, el legendario Imola albergará un GP de Emilia Romaña que, a poco, dejará más espectáculo en la pista y menos 'chau-chau' fuera.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios