Borrar
Carlos Sainz, en el circuito de Baréin. EP
Sainz manda un aviso y va en serio
Pretemporada

Sainz manda un aviso y va en serio

Con un golpe de autoridad y como el más rápido de la jornada, el madrileño toma las riendas de los test rebajando dos segundos el crono de Verstappen del día anterior

David Sánchez de Castro

Jueves, 22 de febrero 2024, 12:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Carlos Sainz fue el más rápido en la segunda jornada de entrenamientos de pretemporada en Baréin, demostrando dos cosas: que aún tiene mucha hambre y que Red Bull es humano. Aunque esta vez estaba Sergio Pérez en el RB20 y no Max Verstappen, está claro que hay opciones de que este año no sea el mismo ganador. Pocas, es verdad, pero está claro que no tiene por qué ser el neerlandés.

Y es que la prueba de ello es cómo a Sainz le salieron las vueltas. No solo por la mañana a primera hora de la tarde, sino también después fue cuando sacó réditos para bajarle más de dos segundos el tiempo de Verstappen el día anterior. Aunque no fue un día tranquilo, ni mucho menos. De hecho, hubo una bandera roja al final de la mañana después de que la kriptonita de la Fórmula 1, y de Ferrari en concreto, reapareció en esta pretemporada: una tapa de alcantarilla.

A poco más de una hora para que acabara la sesión matutina, Charles Leclerc pisó una que saltó y provocó que los comisarios detuvieran la sesión inmediatamente. Los responsables de la FIA no dudaron en pedir a todos que se quedaran parados en boxes, algo que aprovecharon muchos para afinar lo que había que afinar en sus monoplazas. En este sentido, hubo varios pilotos que se vieron afectados en sus test, caso de un Fernando Alonso que después de superar las 77 vueltas el día anterior se tuvo que conformar con 31. Aunque luego se añadió otra hora extra por la tarde, para esos instantes ya estaba Lance Stroll al volante.

Pero más allá de eso, aunque varios vieron cómo su jornada se veía seriamente comprometida, fue un buen día para Carlos Sainz, que lo necesitaba. Después del varapalo de verse expulsado por la Ferrari para fichar a Lewis Hamilton, el madrileño tiene claro que debe reivindicarse en cada kilómetro que tenga al volante del SF24, un monoplaza que parece adaptarse más a lo que necesitaba y que es algo más dócil que su predecesor.

«Otro día de pruebas completado según lo previsto y sin problemas», se congratulaba el madrileño. «Logramos realizar todo el programa de la tarde sin problemas, combinando varias pruebas con tandas de combustible alto y bajo, por lo que fue interesante tener una idea del coche de este año en diferentes configuraciones. Ahora espero con ansias la última sesión de mañana por la mañana, donde seguiremos centrándonos en las tandas largas», se esperanzaba. Sainz lideró con un contundente 1:29.921 y la friolera de 87 vueltas completadas, más que suficiente para que los ingenieros de Ferrari tuvieran datos de sobra.

Ahora le tocará dar el último día, tanto a él como al resto de pilotos, en la última jornada de ensayos. Será un día en el que Fernando Alonso estará por la tarde, lo que le beneficia si consigue meterse en vueltas buenas durante la 'happy hour'. Ahí es donde se podría ver a un Alonso que se juegue el tipo para intentar la machada de lanzarle un aviso a Max Verstappen, que también estará en pista en el momento óptimo.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios