Borrar
Djokovic preocupa a diez días de Australia

Djokovic preocupa a diez días de Australia

El serbio sufre dolores en la muñeca a diez días de que comience el primero de los Grand Slam

Enric Gardiner

Jueves, 4 de enero 2024, 11:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Poco amigo de pasarse de frenada antes de un Grand Slam, Novak Djokovic ha podido comprometer sus opciones en el Grand Slam que mejor se le da por disputar la United Cup. El serbio decidió jugar por su país en este torneo de calentamiento de cara al Abierto de Australia y ha salido con más dudas que certezas.

Dos victorias, ante el chino Zhizhen Zhang y el checo Jiri Lehecka y una derrota ante Alex de Miñaur es el bagaje de Djokovic en este inicio de curso, pero lo relevante no son los resultados deportivos; el problema es su muñeca derecha y los dolores que le causa desde el triunfo ante Lehecka. Ahí ya se dejó un set y dio una preocupante imagen al ser atendido por el médico del torneo. En rueda de prensa quitaría hierro al asunto cuando, hablando de postres veganos, un compañero de equipo dijo que por comer eso le había dolido la muñeca.

Parecía anécdota, pero ante De Miñaur el dolor fue a peor y el serbio perdió contra el australiano; su primera derrota en suelo oceánico desde los cuartos de final del Abierto de Australia 2018. Se cortó una racha de 43 triunfos consecutivos y Djokovic dejó una frase para que tiemble el torneo: «Cuando más juego, más me duele», dijo al ser atendido de nuevo por el médico.

«Creo que estaré bien», respondió más tarde ante los medios. «La muñeca me afectó con el golpe de derecha y el servicio. No quiero perder mucho tiempo hablando de ello y quitarle mérito a la victoria de De Miñaur. Ya estoy pensando en Melbourne».

Este es un inconveniente con el que no contaba el diez veces ganador en Australia y que oposita este año en Melbourne a su vigésimo quinto Grand Slam. La longitud de la temporada pasada, que acabó con el título de maestro en Turín, y el escaso descanso para enfrentar esta, ya que el 27 de diciembre estaba jugando una exhibición con Carlos Alcaraz en Arabia Saudí, pueden haber perjudicado el físico de Djokovic, que, sin embargo, está acostumbrado a jugar con dolor en Australia. Así ganó el torneo en 2021, con una rotura abdominal, y en 2023, con un problema en el muslo.

Sin embargo, con 36 años -cumplirá 37 en mayo-, Djokovic está ante el reto de convertirse en el segundo jugador más mayor en ganar un Grand Slam en la historia, solo por detrás de Ken Rosewall, que ganó en Australia en 1972 con 37 años y un mes, registro que el mismo Djokovic podría batir a partir de Wimbledon.

Con el número uno en juego, - lo perderá en caso de que Alcaraz gane en Melbourne-, Djokovic volverá a las pistas en el primer Grand Slam del año con el aviso de la muñeca. Enfrente tendrá siete partidos a cinco sets para no perder a las primeras de cambio el gran sueño del curso: lograr los cuatro Grandes y el oro olímpico.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios