Borrar
Novak Djokovic celebra un punto ante Alejando Davidovich. EFE
Djokovic se rebela ante Davidovich y ya está en octavos
Tercera ronda

Djokovic se rebela ante Davidovich y ya está en octavos

El malagueño coqueteó con la sorpresa, pero el serbio, con muchas dudas, le derrotó al final en tres sets, con dos desempates

Enric Gardiner

Viernes, 2 de junio 2023, 19:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Llegó a soñar Alejandro Davidovich con la victoria más importante de su carrera deportiva. Tuvo sometido a un Novak Djokovic despistado, con problemas físicos y lejos de su mejor nivel. Pero el serbio siempre resurge, nunca se deja ir y tras remontar los dos primeros sets, se llevó el partido y el acceso a octavos de final de Roland Garros, por 7-6 (4), 7-6 (5) y 6-3.

Pese a ser una victoria 'rápida', en tres sets, lo cierto es que Djokovic sufrió durante más de tres horas y media en pista y bordeó enredarse mucho más, porque Davidovich tuvo oportunidades de sobra para rascar algún set y pegar un susto mayor. El malagueño tuvo 'break' a favor en dos ocasiones en el primer parcial y sacó para llevárselo. Nada. Djokovic forzó el 'tie break' y se sobrepuso a un 1-3 en contra para colocar su primera muesca en el partido. Una hora y 25 minutos de set bajo el sol de Roland Garros, donde se comenzó a levantar un viento traicionero que afeó el juego y exasperó a Djokovic.

El serbio volvió a luchar contracorriente y remontó un 'break' inicial para ponerse en el punto de sacar para poner una ventaja de dos sets a cero en el marcador. Esta vez fue Davidovich el que se agarró a la pista y sobrevivió; tuvo a Djokovic a tiro. Del 5-4 se pasó al 5-6 y el español disfrutó de un punto de set al resto, con el serbio completamente ido. Pero ahí es donde aparece el chacal que nunca se rinde. Djokovic, sin su mejor tenis y ayudado por un Davidovich falto de cabeza en esos momentos, llevó el duelo a otro desempate. Y volvió a aprovechar la debilidad del malagueño, que remó desde el 4-1 al 4-5, pero perdió los últimos tres puntos para despedirse del parcial.

Djokovic, en un principio comedido, estalló en rabia a medio camino de su banquillo. Lo celebró como si fueran unas semifinales y acto seguido pidió la asistencia del médico en pista. Le dolía el aductor de la pierna izquierda y mientras recibía un masaje en la zona, el público le abucheó. Su respuesta, brazos al aire pidiendo más.

Físicamente no estaba en su mejor momento, pero Davidovich ya se había ido. El malagueño no pudo reponerse de ese segundo set y comenzó cuesta abajo el tercero. Normal, por otra parte. Solo un tenista ha remontado dos sets a cero a Djokovic: Jurgen Melzer en los cuartos de final de Roland Garros 2010.

En apenas quince minutos, Djokovic puso una ventaja de 3-0 arriba y esta vez no dejó ninguna ventana abierta para una recuperación milagrosa. Sentenció en tres parciales, pero dejó muchas dudas de cara al resto del torneo. El campeón de 22 títulos de Grand Slams entra en la segunda semana sin sets perdidos, pero sin un nivel propio de ganador en París. Aún tiene tiempo para alcanzarlo y su siguiente rival, Juan Pablo Varillas o Hubert Hurkacz, no deberían de ser un obstáculo de peligro de cara a estar en cuartos de final. Pero con este Djokovic a medio gas, nunca se sabe.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios