Borrar
Unionistas celebrando un gol. @UnionistasCF
Un colosal Unionistas se reencuentra con la victoria en el templo azulgrana
Primera RFEF

Un colosal Unionistas se reencuentra con la victoria en el templo azulgrana

Los goles de Slavy y Álvaro Gómez permitieron al equipo charro volver a la senda del triunfo

Marc Palau | ADG

Miércoles, 3 de enero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unionistas comenzó 2024 a lo grande al imponerse con total justicia al Barcelona Atlètic, aspirante a la zona de promoción de ascenso. Una victoria basada en el orden atrás y en la eficacia arriba. Los goles de Slavy y Álvaro Gómez permitieron al equipo charro volver a la senda del triunfo tras acabar el año pasado con un punto de seis ante los colistas, Sabadell y Teruel.

FC Barcelona Atlètic

Marc Vidal; Joan Anaya (Sergi Domínguez, min. 81), Mbacke, Faye, Gerard; Marc Casadó (Pau Prim, min. 62), Aleix Garrido, Moha (Percan, min. 62); Cuéllar (Darvich, min. 81), Pau Víctor y Alarcón (Dani Rodríguez, min. 69).

0

-

2

Unionistas

Cacharrón; Giménez, Ramiro, Erik, Rojo (Camus, min. 88); Adri Gómez, Jordi Tur; Rastrojo (Pablo López, min. 78), Losada (Jiménez, min. 78), Alfred (Álvaro Gómez, min. 65); y Slavy (Juan Serrano, min. 65).

  • Árbitros: Ramo Andrés (Comité aragonés). Enseñó tarjeta amarilla a Faye, Marc Casadó, Pau Víctor; Adri Gómez, Giménez y Juan Serrano.

  • Goles: 0-1 Slavy (min. 11). 0-2 Álvaro Gómez (min. 82).

  • Incidencias: Johan Cruyff. 972 espectadores.

Había empezado mejor el partido el filial azulgrana, con un par de llegadas interesantes, una por la izquierda de Alarcón y otra por la derecha de Mbacke, incorporado al ataque, más un remate desde cerca de Cuéllar que atrapó con seguridad Cacharrón, cuando golpeó Unionistas. A la primera.

En el minuto once, en un córner por la derecha que puso al centro del área Alfred, surgió la figura de Slavy, libre de la vigilancia de Pau Víctor, y mandó el cuero a la red. El ariete del cuadro salmantino enganchó la pelota sin dejarla botar y, aunque Marc Vidal tocó el balón, no pudo evitar el 0-1.

Tras el tanto, el Barcelona Atlètic asumió la posesión del esférico, sin generar ocasiones claras, eso sí. Cacharrón apenas tuvo que intervenir en un disparo de Moha muy tímido. El entramado defensivo tejido por Dani Ponz funcionaba como un reloj suizo, con concentración y contundencia.

Es cierto que a Unionistas le faltó salir algo más al contragolpe para no estar todo el tiempo metido en su campo, juntando líneas. Sin embargo, su orden desesperó al conjunto barcelonista, sin más alternativas que buscar alguna pelota en largo o centros laterales desde posiciones inofensivas.

En el tramo final de la primera mitad sí se apreció una actitud más atrevida de los pupilos de Ponz, aunque los intentos sobre todo de Losada no encontraron a Slavy, referencia ofensiva de la escuadra salmantina. El equipo blaugrana, mientras, dejó incluso muestras de nerviosismo que le costaron las primeras tarjetas del envite.

El panorama no cambió en exceso tras el paso por la caseta, aunque en el minuto 53 una doble pared entre Alarcón y Aleix Garrido acabó con un remate del extremo que atrapó bien Cacharrón. Unionistas no se acobardó y respondió con una muy buena opción para Slavy. Bajó bien un centro desde la derecha de Rastrojo, sin precisar luego su disparo, que se fue por encima del travesaño.

Rafa Márquez decidió que ya estaba bien de esperar e introdujo dos cambios muy ofensivos. Sacó a Marc Casadó y a Moha del campo, dos mediocentros, e introdujo a dos hombres ofensivos como Pau Prim y Percan. El sistema pasó a parecerse mucho a un 4-2-4. Mientras, Dani Ponz tocó su frente de ataque y colocó a Álvaro Gómez y Juan Serrano por Alfred y Slavy. Fue una fase con poco ritmo, precisamente por los cambios: en el minuto 69 Alarcón, un incordio por su banda izquierda, se rompió y tuvo que suplirle el juvenil Dani Rodríguez.

Unionistas lograba que pasara poco en el partido. Lo más parecido a una ocasión hasta el minuto 75 fue un disparo de Faye tan potente como desviado. Tres después, en el 78, Ponz metió piernas frescas con Pablo López y Jiménez por Rastrojo y Losada. El Barcelona Atlètic agotaba sus permutas con las entradas de Sergi Domínguez y Darvich por Joan Anaya y Cuéllar, retomando el 4-3-3 de siempre en Can Barça.

En los planes del equipo azulgrana se cruzaron justo dos de las permutas de la formación salmantina. Juan Serrano, que puso bien la pelota desde la izquierda, y Álvaro Gómez, quien con un cabezazo sin saltar y con algo de fortuna, al tocar la pelota en un rival, batió a Marc Vidal. El 1-2 pudo llegar enseguida en un disparo de Percan que repelió como pudo Cacharrón. Aleix Garrido, llegando desde atrás, no encontró con su remate los tres palos en segunda instancia.

El equipo de Ponz decidió que la mejor forma de no sufrir era atacar y solamente las paradas de Marc Vidal evitaron un marcador más amplio. Primero atrapó un remate de Ramiro en un córner, que confirmó los problemas del filial culé a balón parado, mientras que, ya en el tiempo añadido, sacó de la escuadra un tiro de Juan Serrano. Percan puso orgullo en un par de acciones a la desesperada, sin alterar el marcador.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios