Borrar
Álvaro disputa un balón a dos jugadores de la Ponferradina bajo un fuerte aguacero. Foto: Unionistas CF
Unionistas compite a la Ponferradina tras el zarpazo inicial y se lleva un buen punto de El Toralín
Primera Federación-Jornada 23

Unionistas compite a la Ponferradina tras el zarpazo inicial y se lleva un buen punto de El Toralín

El conjunto de Dani Ponz empató el partido en el minuto 84 con un gol de Jon Rojo, que se sacó un disparo de un balón que estaba muerto dentro del área. Antes, Dacosta abrió el marcador en el inicio del duelo (1-1). La afición charra, de nuevo, ejemplar

Sergio Valdés

El Toralín (Ponferrada)

Sábado, 10 de febrero 2024, 17:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Segunda salida consecutiva para Unionistas de Salamanca, y segundo empate en otro de los estadios más complicados de la categoría. El 1-1 de los charros ante el líder de la categoría deja buen sabor de boca en las dos salidas seguidas de los blanquinegros. En esta ocasión, y acompañados por más de 300 salmantinos, Unionistas rescató un punto tras el gol inicial de Dacosta, a quien no tapó la defensa visitante y sumó con un zapatazo el primer tanto del día. Jon Rojo, gracias a otro buen disparo desde dentro del área tras encontrarse un balón muerto, igualó el duelo a seis minutos del final. Buen punto para los de Ponz, sobrepasados en los quince minutos iniciales del partido por parte del equipo de Íñigo Vélez, que llegó como líder de la Primera RFEF al choque ante los salmantinos. Unionistas se queda con 31 puntos, y descuenta otro más para llegar al objetivo de la salvación y a poder soñar, por qué no, con algo más esta temporada.

El técnico blanquinegro, Dani Ponz, partió de inicio con Cacharrón en la portería, acompañado de Camus y Rojo en los laterales, junto a Ramiro y Erik como pareja habitual en el centro de la defensa. Carlos Giménez, un habitual del 11 inicial, se quedó en el banquillo. En el centro del campo Ponz apostó por Villar y por Tur, con Álvaro Gómez y Teijeira en los costados, junto a Losada y Etxaniz en la punta del ataque.

SD PONFERRADINA

Andrés Prieto, Nil, Longo (Yuri, 58'), Igbekeme (Ale Díez, 80') Borja Valle, Dacosta (Yeray, 35'), Josep Cerdá (Clavería, 80'), Markel, Carrique, Lancho y Andújar

1

-

1

UNIONISTAS DE SALAMANCA CF

Pablo Cacharrón; Sergio Camus, Ramiro Mayor (Carlos Giménez, 61'), Erik Ruiz, Jon Rojo; Javi Villar, Jordi Tur (Nespral, 46'); Álvaro Gómez, Asier Teijeira (Dani Nieto, 61' (Alfred Planas,, 73')), Mario Losada y Jon Etxaniz (Slavy, 83').

  • ÁRBITROS Román Román, del colegio de Castilla y León. Asistido por Eduardo De la Hoya y por Pelayo Corgo. Amonestó a Rojo (25'), Jordi Tur (44'), Nil (45'+), Josep Cerdá (64'), Igbekeme (74'), Borja Valle (89'), Andrés Prieto (90'+)

  • GOLES 1-0, Dacosta (4'); 1-1, Jon Rojo (84')

  • INCIDENCIAS Partido correspondiente a la jornada 23 del campeonato nacional de liga de fútbol de Primera Federación disputado en el estadio de El Toralín de Ponferrada, en una tarde fresca (4ºC) ante 5.762 espectadores. La Deportiva mostró el apoyo del club a las concentraciones de los agricultores de los últimos días. Del mismo modo, se guardó un minuto de silencio en recuerdo de los guardias civiles muertos en las últimas horas en acto de servicio.

El partido comenzó con dos llegadas al área de la Deportiva en los primeros dos minutos de partido. Un remate de Etxaniz que atrapó Andrés Prieto sin problema de espuela, y un centro pasado que colocó Álvaro Gómez y que sin consecuencias despejó la defensa de la Deportiva. Un equipo con recursos y con calidad, que se puso por delante a la primera de cambio. Un gol inesperado, de calidad, y que dejó seco a Pablo Cacharrón.

Un gol desde fuera del área de Dacosta, que se sacó un zapatazo ajustado al segundo palo de la meta de Unionistas de Salamanca, significó el 1-0 a los cuatro minutos de partido. Ni siquiera tuvo que tocar el borde del área el conjunto salmantino. Inapelable, el lanzamiento del 11 de la Ponferradina se introdujo, preciso, en las mallas de Unionistas de Salamanca. Una vez más esta temporada, al contrario de lo sucedido en todo este 2024, los de Dani Ponz tenían que remar en contra con un tempranero gol que desbarató el plan de partido.

Inicio en tromba, como el tiempo, de la Deportiva

El gol fue un tortazo inicial a las aspiraciones de Unionistas de Salamanca, muy sobrepasado en la batalla del centro del campo y con una fuerte lluvia cayendo sobre la capital de la comarca de El Bierzo. Los de Dani Ponz sufrían pérdidas de balón en la medular (le ocurrió a Tur y también antes a Losada, con dos balones que limpiamente sacaron los blanquiazules), y con una Deportiva que salió a comerse a Unionistas de Salamanca. Daba la sensación de que Íñigo Vélez advirtió a los suyos de que una mínima concesión a los charros podía originar problemas. Y así se tomaron el partido, con la máxima seriedad. Mientras, Unionistas estaba algo sobrepasado e intentaba ganar metros a la defensa local después del tanto inicial que complicó notoriamente la vida a Unionistas.

En el minuto 18 llegó la primera aproximación de peligro de Unionistas de Salamanca. Un centro desde la banda derecha de Álvaro Gómez lo remató Mario Losada. El balón se fue, por poco, por la línea de fondo del estadio de El Toralín, después del remate de cabeza del exdelantero del Zamora. La llegada de Unionistas, primera clara en todo el partido, se produjo en medio del aguacero brutal que caía sobre Ponferrada, tanto en lo meteorológico como en el terreno de juego. «El mejor partido del año en El Toralín». Palabra, tras los primeros 20 minutos de partido, de uno de los periodistas que cubre desde hace años la información de la Deportiva, Paco Jiménez (Radio Bierzo Cadena SER).

Jon Rojo mandó un balón por encima del larguero, lamiéndolo, tras un remate en el segundo palo en la segunda llegada de peligro del conjunto salmantino vestido de amarillo. Al filo del minuto 23, antes de que sonara el himno de la desaparecida Unión Deportiva Salamanca, Igbekeme se encontró con Cacharrón en un mano a mano que sacó el meta salmantino. Unionistas, poco a poco, ganó metros y se sacó el asedio inicial del conjunto entrenado por Íñigo Vélez, que salió a morder y a ganar a los de Dani Ponz, sin confianza alguna.

Más igualdad y equilibrio entre Ponfe y Unionistas

El partido, no obstante, era entretenido. Solo se escuchaba a la afición de Salamanca en un coqueto Toralín, campo que se asemeja perfectamente a las necesidades actuales de un club en crecimiento en la capital del Tormes tal y como es Unionistas. Un enérgico banquillo charro, conforme el equipo era más protagonista, también recibió el segundo aviso por protestas del cuarto árbitro del duelo. Al contrario que al comienzo del partido, ahora la igualdad era protagonista, con las defensas de los dos equipos atentas a las llegadas de unos y de otros en un partido intenso y de ida y vuelta. Andújar y Lancho, y Ramiro y Erik, cerraban la puerta a los jugadores atacantes de cada conjunto. Que el zarpazo de Dacosta complicó la vida a Unionistas demasiado pronto fue una evidencia.

Parecida a la de Dacosta la tuvo Josep Cerdá. Él solo se fue por el costado izquierdo del estadio berciano, se deshizo de tres defensas charros, y se sacó un disparo potente por encima del larguero de Cacha. Otra llegada con peligro al área, esta vez con más fortuna para Unionistas.

Poco más ocurrió en una primera parte en la que los charros, tras los 15 minutos de asedio local, se asentaron en un Toralín en el que, aunque el marcador reflejara un 1-0, el ambiente era cosa de los salmantinos. Los puntos, eso sí, no.

Segunda parte muy cerrada

Tras el mazazo inicial del gol de la Deportiva, Dani Ponz metió a Héctor Nespral en lugar de a Jordi Tur, con amarilla, en el descanso del partido. El guion del encuentro varió respecto a la primera parte en tanto en cuanto la Ponferradina no llegó con tanta facilidad a la portería de Cacharrón en los primeros minutos del partido. Sin tantos huecos y mejor colocados, Unionistas afrontó la segunda mitad con las ganas de sumar, al menos, un punto ante el líder.

La sentencia de un difícil partido para los charros, sin claridad en el juego y ante un equipo superior, pudo llegar tras un gol anulado en el minuto 52, que de cabeza y en plancha en el segundo palo tuvo Josep Cerdá después de que Borja Valle pusiera una falta desde el costado izquierdo de la portería de Cacharrón. En un correcto fuera de juego, el colegiado del partido, Román Román, anuló el tanto por encontrarse el rematador en posición antirreglamentaria. No pintaba bien el partido para los charros en ese momento, fundamentalmente porque costaba crear ocasiones y llegadas de peligro sobre la portería de Andrés Prieto.

Dani Nieto entró al partido en lugar de Teijeira, volcando al costado izquierdo a Álvaro Gómez y dejando echado a la derecha al reciente fichaje salmantino. También desde el banquillo, y con una sonora ovación, El Toralín celebró los 500 partidos como jugador de la Deportiva Ponferradina de Yuri, símbolo de la Deportiva. Conforme pasaban los minutos -sin que pasara nada en el terreno de juego-, aparecieron las primeras molestias físicas en un Dani Nieto que se iba probando mientras cojeaba en el terreno de juego. Diez minutos después de salir al campo, Alfred Planas tuvo que sustituirle por lesión.

Un par de remates de Javi Villar y de Planas fueron las oportunidades, entre comillas, de las que gozó Unionistas de Salamanca en la segunda parte en un complejo partido en el que los dos equipos, tras el gol inicial, apenas concedieron al rival.

Yuri, tras una contra de la Deportiva -algo en lo que durante la semana incidió Dani Ponz-, pudo matar el partido en el minuto 81 de partido. Atrapó bien abajo Cacharrón, muy seguro. Lo intentó en la siguiente Unionistas con un remate que no cabeceó Etxaniz. El vasco, precisamente, fue el último cambio de Ponz. Slavy entró en su lugar.

Jon Rojo: balón muerto, y gol

No renunció a la victoria Unionistas, y se encontró en el minuto 84 con un premiazo: un balón muerto para Jon Rojo, que recibió el cuero dentro del área casi a la altura del punto de penalti, terminó en las mallas locales cuando el lateral izquierdo vasco le pegó con todo para poner el 1-1 de

Álvaro Gómez, en el minuto 87, remató prodigiosamente un esférico hacia la cruceta que obligó a Andrés Prieto a hacer la mejor parada de todo el partido para evitar el segundo. Sufría la Ponferradina. Camus, a la salida del córner, disparó con todo para estar a punto de poner por delante a los suyos, sin premio. Eso sí, la Ponferradina seguro que lamentó no haber cerrado a su debido tiempo el partido.

Había miedo en la hinchado local, ya en el tiempo añadido del choque. Íñigo Vélez y su banquillo temían perder el punto en su casa, y en alguna acción charra se llevó las manos a la cabeza. Con el ''uy'' acabó el partido, con un Unionistas que pudo llevarse más a Salamanca pero que, finalmente, se quedó con un gran punto.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios