Borrar
Slavy celebra el gol de penalti conseguido este sábado

Ver 70 fotos

Slavy celebra el gol de penalti conseguido este sábado JOSÉ MANUEL GARCÍA
Primera Federación-Jornada 30

Slavy le da a Unionistas de Salamanca el 99% de su salvación

Un gol de penalti en el minuto 90 de partido, transformado por el joven delantero charro, le da tres puntos de oro a Unionistas de Salamanca y deja a los populares con 42 puntos, con la salvación casi conseguida (1-0)

Sergio Valdés

Salamanca

Sábado, 30 de marzo 2024, 18:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Unionistas de Salamanca ha conseguido seguir, una temporada más, en Primera Federación. El gol de penalti de Slavy este Sábado de Gloria manda a los charros a la octava posición de la tabla, con 42 puntos, y cierra prácticamente el objetivo de la salvación, el único con el que parte en los últimos años el club blanquinegro. Slavy, el delantero procedente del Valladolid, recibió la pena máxima discutida, al borde del área, y él mismo se encargó de transformarla. Y el gol, atendiendo a lo visto en el partido, fue de justicia. Un Unionistas más combativo, con mayor peso y ocasiones, protagonista y dominador, ganó a una SD Logroñés que apenas compareció sobre el Reina Sofía de Salamanca. Ahora, con 42 puntos, los charros visitan el histórico Riazor con mucha tranquilidad y el objetivo, conseguido.

Dani Ponz apostó en este partido en plena Semana Santa por introducir solo un cambio en el once respecto a la victoria de Unionistas de la semana pasada ante el Gimnástic de Tarragona. Y, para ser Dani Ponz, se puede considerar -pese a ganar la jornada anterior- como un hecho extraño, puesto que es habitual comprobar como hay dos o más sustituciones en cada partido de los que disputa el club popular respecto al encuentro anterior. Asier Teijeira ocupó el puesto de Álvaro Gómez en el costado izquierdo charro. El resto, los mismos que ganaron en el Nou Estadi, incluyendo al portero, Iván Martínez.

UNIONISTAS DE SALAMANCA CF

Iván Martínez; Carlos Giménez, Ramiro, Erik Ruiz, Jon Rojo (Ekaitz, 79'); Adri Gómez, Javi Villar (Slavy, 79'); Teijeira (Juan Serrano, 79'), Rastrojo (Alfred Planas, 61'), Losada (Álvaro Gómez, 67') y Etxaniz.

1

-

0

SD LOGROÑÉS

Oriol Martí; Javi Murúa, Aurtenetxe, Ezkurdia (Óscar Fernández, 53'), Trespalacios; Javi Castellano (Miceli, 74'), Salado; Ferni (Damiá, 74'), Cova, Dani Garrido (Manny, 59') y Jordi Escobar (Jaráiz, 59').

  • ÁRBITROS Daniel Pastoriza, del colegio gallego. Asistido por Cristian Vázquez y Javier Arévalo. Amonestó a Ramiro Mayor (63'), Aurtenetxe (72'), Trespalacios (82'), Slavy (91'), Manny (92')

  • GOLES 1-0, Slavy (p)

  • INCIDENCIAS Partido correspondiente a la jornada 30 del campeonato nacional de liga de fútbol de Primera Federación disputado en el estadio Reina Sofía de Salamanca ante 3.332 personas en una jornada de Semana Santa. Antes y después del partido se desarrollaron actividades enmarcadas dentro de la ''Fiesta del fútbol popular'' que organizaron las peñas locales y Unionistas de Salamanca.

El choque comenzó, en medio del frío Sábado de Gloria salmantino, con posesión, dominio, llegada y profundidad de Unionistas de Salamanca. Los charros llegaban a tres cuartos de campo con cierta facilidad ante una SD Logroñés que dejaba hacer a los de Dani Ponz. Rastrojo en una ocasión, y Asier Teijeira en otra, colgaron un par de balones antes de que en el minuto 7, desde fuera del área, el ariete Jon Etxaniz probara por primera vez chutar sobre la portería defendida por Oriol Martí, que metió una mano vital lo justito para evitar el gol inicial de los locales.

Los diez primeros minutos fueron un monólogo local, aunque sin llegar a entablar una ocasión clara y contundente de peligro. En el minuto 14, por ejemplo, Jorge Rastrojo se sacó un disparo con efecto también desde fuera del área, esférico que se perdió directamente lejos de las mallas de la portería de la ''Soci''. El extremo se dolió después de un mal gesto provocado por un pisotón segundos después, pero el número 17 de Unionistas pudo seguir en el partido sin problema. Todo esto mientras el dominio blanquinegro era absoluto en cuanto a posesión y dominio del choque territorialmente. No estaban a disgusto en la SD Logroñés en esa tesitura, esperando su oportunidad.

Hasta el minuto 23 del choque la SD Logroñés no llegó a la línea de fondo del área sitiada por Iván Martínez, portero titular de los charros por tercer partido consecutivo. La oportunidad quedó en nada, aunque dos minutos después fue Dani Garrido el que disparó desde la frontal a puerta un balón que repelió la defensa de Unionistas de Salamanca; el rechace le cayó de nuevo al club riojano, que colgó el esférico sin consecuencias. En la salida de balón, los charros tenían margen sobre todo con un Carlos Giménez muy suelto en ataque, lo que posibilitaba que los blanquinegros recorrieran muchos metros en poco tiempo y tuvieran ataques dinámicos.

Ocasión clara para el 1-0 de Jon Rojo

Rastrojo, de nuevo, se convirtió en protagonista cuando en el minuto 27 cayó lesionado en el terreno de juego. Las asistencias tuvieron que entrar de nuevo sobre el césped del estadio Reina Sofía, criticado en las últimas semanas por varios jugadores del club local por encontrarse en un regular estado. Pero el pacense se recuperó de sus molestias y volvió a recobrar, por el costado diestro, mucha presencia en ataque. En el minuto 33 sacó un centro desde la derecha que remató en el segundo palo Jon Rojo y atrapó, con acierto, Oriol Martí ante la incredulidad de los charros, que tuvieron con ese remate una oportunidad franca de gol para hacer el 1-0. La más clara hasta el momento, a la que le siguió un disparo precisamente del 17 charro que repelió la defensa de Logroño.

Era un monólogo el partido ante una Sociedad Deportiva Logroñés cuyo juego no estaba nada definido: no se sabía qué querían hacer ni con balón, ni sin él. Al menos era la sensación que daba. Y con espacios y metros por delante, de nuevo Rastrojo dribló y regateó para volver loca a la defensa riojana en una acción de ataque en el minuto 42 de partido. No obstante, el de Badajoz se equivocó en el pase para cambiar el juego hacia el costado izquierdo y Unionistas perdió la bola. Eso sí, no tardó mucho en recuperarla. Seguía existiendo solo un equipo en el partido, y era el de Dani Ponz. Los de Aitor Larrazábal, desaparecidos.

Terminó la primera parte con un disparo fuerte de Carlos Giménez que se perdió por la línea de fondo. Así se llegó al final de los primeros 45 minutos, con un 0-0 en el marcador, pero no así en lo referente al dominio en el campo y a los remates que, con mayor insistencia, realizó el equipo de Salamanca, el único que le puso al partido ganas de ir a por los tres puntos.

Ocasiones y balón para Unionistas; la SD Logroñés, un espectador

El segundo tiempo comenzó sin cambios en Unionistas de Salamanca, y tampoco en la SD Logroñés, y con la misma tónica con la que terminó el primer período. Jon Etxaniz tuvo la primera oportunidad aunque no consiguió convertir el remate acertadamente después de un buen pase de Erik Ruiz que habilitó al delantero dentro del área. Siguió siendo el equipo de la ciudad Patrimonio de la Humanidad el que llevaba el peso del partido, con alguna falta de la SD Logroñés dura para cortar el juego charro y que después de 55 minutos de partido no recibió sanción por el colegiado. Ezkurdia, de los visitantes, cayó lesionado y tuvo que ser sustituido por Óscar Fernández.

Y en el minuto 55, precisamente, el momento de locura. Una falta directa se fue al segundo palo para que Erik Ruiz, totalmente, rematara casi en boca de gol para hacer el primero de la tarde. Rabia e impotencia porque en el remate la defensa visitante taponó el disparo y mandó el balón a córner. Precisamente el saque de esquina también se convirtió, como siempre que hay oportunidad a balón parado en Unionistas de Salamanca, en ocasión de gol. Un balón se quedó muerto en el punto de penalti y Javi Villar lo remató; justo delante del portero, la defensa volvió a rechazar el lanzamiento. Solo le ponía ganas de ganar, y disparos a puerta para hacer goles, Unionistas de Salamanca. Y solo eran los charros merecedores del triunfo, porque la SD Logroñés brillaba por su ausencia. Ni siquiera efectuó, en 60 minutos, un tiro a puerta.

La primera amarilla, para Unionistas

Ponz movió por primera vez el banquillo en le minuto 61 de partido. Planas entró en el costado en lugar de Rastrojo. Y, para sorpresa de todo el mundo, el árbitro mostró la primera amarilla del choque en el minuto 63... al equipo salmantino, el que apenas hizo faltas hasta el momento. No obstante, la zancadilla de Ramiro para cortar el ataque de Manny fue clara, y el zaragozano se ganó la tarjeta. Trespalacios, tras rematar una falta lejana, tuvo en su cabeza la primera opción algo clara de gol para una SD Logroñés que quiso algo más el balón a partir de esos minutos.

Aunque una cosa es querer, y otra poder. Y los charros no estaban por la labor de ceder el cuero, con el que se sintieron a gusto todo el partido. Losada cedió su lugar en el campo a Álvaro Gómez, que se quedó con el costado derecho y desplazó a Planas a la izquierda. Las imprecisiones, las reiteradas faltas y los cambios ralentizaron a partir de ahí el ritmo de partido y las ocasiones de Unionistas, más alejado de la portería de Oriol Martí en los últimos minutos.

Los de Larrazábal lo intentaban a la contra, aunque sin mucho criterio. Y los salmantinos empezaban a darse de bruces contra los nervios de ver su superioridad, materializada en ocasiones muy claras, pero sin convertirlas en gol. La desaparición de Rastrojo del campo hizo que el equipo tuviera menos profundidad y desborde, y eso Unionistas lo notó.

Diez minutos finales con 0-0

Un triple cambio. Esa fue la primera acción que abrió los diez minutos finales del partido. Ekaitz, Serrano y Slavy entraron por Teijeira, Jon Rojo y Villar. Iván Martínez apareció en el par de remates de la SD Logroñés, uno de ellos de Aurtenetxe, que atajó sin problemas el cancerbero, ahora titular, de los blanquinegros. Pero seguía siendo el equipo blanquinegro el que llegaba al área visitante regularmente en jugaba combinativa, con cierto peligro, aunque sin ser efectivos.

El peligro lo llevaba la Soci en un partido ya loco y roto, con Unionistas con problemas en el repliegue. Un par de balones largos cogieron la espalda de los charros, y solo Iván evitó los goles. Pero la ''moviola'' llegó al final: Pastoriza Iglesias pitó penalti a favor de Unionistas en el minuto 90 sobre Slvay, que salió desde el banquillo... y el jugador del Valladolid lo transformó para delirio del Reina Sofía. Unos instantes antes, la SD Logroñés pidió penalti por mano de Giménez en el área local, aunque el colegiado no lo señaló. El delantero marcó, excepcionalmente, un gol valiosísimo para los blanquinegros que prácticamente cerraba la permanencia.

Y así terminó un partido con épica y, en cierta manera, glorioso para un conjunto que celebró con mucha garra lo ocurrido este sábado. Son 42 puntos y es, básicamente, conseguir la salvación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios