Borrar
El crédito a familias y empresas cae en 22.000 millones este año

El crédito a familias y empresas cae en 22.000 millones este año

Las entidades financieras cierran el grifo, con una abrupta caída en la concesión de hipotecas a los hogares españoles

Clara Alba

Madrid

Jueves, 1 de junio 2023, 14:01

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Tanto el Banco de España como el Banco Central Europeo llevan meses advirtiendo de una contracción del crédito que está siendo especialmente fuerte en el segmento hipotecario. El problema va en una doble dirección, con una oferta cada vez más exigente en sus requisitos y una demanda cada vez más débil ante el encarecimiento de los préstamos.

Según los últimos datos del Banco de España, la financiación a los hogares se situó en 691.261 millones de euros en abril. Son 482 millones menos que en marzo, engordando una tendencia a la baja que se ha repetido mes a mes todo este año. En concreto, el saldo implica 8.185 millones de euros menos que al cierre de diciembre de 2022 y casi 11.000 menos respecto a hace un año.

El crédito a las empresas también ha caído este 2023 en 13.669 millones de euros, hasta los 941.493 millones de euros. Si se suma al descenso experimentado por la financiación a familias, son casi 22.000 millones de euros menos entre enero y abril a los dos segmentos.

En el caso de los hogares destaca especialmente la caída de las hipotecas. Los datos del Banco de España reflejan cómo el endeudamiento ha pasado de 513.273 millones de euros a cierre del pasado año hasta los 506.381 millones en abril. Es decir, son casi 7.000 millones de euros menos. Y la cifra se amplía hasta los 11.000 millones de euros si se compara con el saldo registrado en abril de 2022.

En la rápida evolución a la baja del crédito hipotecario a las familias no solo influye la subida de los tipos de interés. También la intensificación de las amortizaciones de los préstamos para, precisamente, protegerse frente al alza del euríbor.

Ese ritmo a la baja contrasta con el crédito al consumo, que mantiene su fortaleza ante la pérdida de poder adquisitivo derivada de la inflación y la subida de precios, que ha puesto muy difícil a los hogares poder llegar a fin de mes con cierta hlgura. Además, la subida de los tipos de interés por parte del BCE tampoco se está trasladando con tanta intensidad como en las hipotecas a este tipo de préstamos.

Así que a cierre de abril, el saldo del crédito al consumo se situó en 95.666 millones de euros. Son 1.000 millones de euros menos que a cierre de 2022, pero sí sube respecto a enero y también frente a los 93.083 millones de euros de hace un año.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios