Borrar
Sede del Banco de España. R. C.
La solvencia de la banca se deja terreno al avanzar la crisis en 2022

La solvencia de la banca se deja terreno al avanzar la crisis en 2022

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) alerta de que la coyuntura energética ha elevado la exposición de las entidades al sector

Viernes, 9 de diciembre 2022, 18:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La crisis energética y de precios derivada de la guerra de Ucrania ha comenzado a hacer algo de mella en la solvencia de los grandes bancos españoles que, junto al resto de europeos, han visto cómo su ratio de capital CET 1 (el que mide esa solvencia) se ha reducido en medio punto hasta el pasado mes de junio con respecto al que tenían un año antes. Así lo indica el último informe de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que ha elaborado su ejercicio anual de transparencia:el ratio de capital actual se sitúa en el 15% frente al 15,5% de hace un año.

Por entidades financieras españolas, Kutxabank se mantiene como la entidad que encabeza este ranking de solvencia medido por la EBA, con un ratio de capital del 16,6%;por detrás se sitúan Banco de Crédito Cooperativo (12,9%), Unicaja (12,7%), BBVA(12,4%), Sabadell (12,3%), Ibercaja (12,3%), CaixaBank (12,2%), Santander (12%), Abanca (11,9%) y Bankinter (11,7%).

En general, la mayor parte de las entidades ha visto cómo su ratio de capital solvente se ha visto reducido en los últimos 12 meses, una circunstancia que la Autoridad Bancaria Europea vincula a la crisis energética. De hecho, la institución presidida por el español José Manuel Campa ha alertado de que la crisis energética ha provocado que la banca eleve su nivel de exposición al sector de la energía, al tiempo que también ha puesto su atención sobre la incertidumbre a futuro de la rentabilidad de las entidades, según se desprende de su ejercicio anual de transparencia.

Esta situación se ha producido por la volatilidad en los precios que han registrado los mercados de gas y petróleo en la Unión Europea, lo que ha llevado a que las empresas energéticas tengan unas necesidades de liquidez «sin precedentes» en la primera mitad del año.

La EBA ha explicado que el incremento en los activos ponderados por riesgo (RWA, por sus siglas en inglés) ha sido mayor que la generación de capital, lo que ha afectado a la ratio.

Por otro lado, aunque el retorno sobre capital (RoE, por sus siglas en inglés) ha alcanzado una media del 7,8% entre los bancos de la muestra, la EBA ha indicado que hay incertidumbre sobre cómo evolucionará la rentabilidad.

De la misma forma, el menor crecimiento del producto interior bruto (PIB) en consonancia con unos mayores tipos de interés supondrá unos menores ingresos de los servicios de pagos y de gestión de activos.

En todo caso, la EBA también ha puesto su foco en los préstamos fallidos o dudosos (NPL, por sus siglas en inglés). A junio de 2022, la tasa se situó en el 1,8%, cinco puntos menos que un año antes, equivalente a 370.000 millones de euros. Sin embargo, el regulador ha avisado que el porcentaje de préstamos situados en la conocida como 'fase 2', cuando están en vigilancia especial o riesgo de impago, fue del 9,5% al terminar el segundo trimestre. Esta tasa es siete décimas superior a un año antes y la mayor registrada desde que se empezó la serie histórica en 2018.

En concreto el volumen absoluto de préstamos en dicha 'fase 2' alcanzó los 1,45 billones de euros, un 14% más. El 80% de este incremento procedió de los bancos franceses y alemanes, según la EBA.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios