Borrar
El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. AFP
Bruselas quiere reforzar sus mecanismos para evitar 'contagios' en caso de una crisis bancaria

Bruselas quiere reforzar sus mecanismos para evitar 'contagios' en caso de una crisis bancaria

La Comisión Europea confía en lograr un acuerdo para proteger a entidades y depósitos antes de 2024

Olatz Hernández

Martes, 18 de abril 2023, 16:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las recientes turbulencias financieras a raíz de la intervención del Silicon Valley Bank (SVB) y el rescate a Credit Suisse han puesto en evidencia la necesidad de reforzar los mecanismos para proteger al sector bancario europeo. La Comisión Europea ha presentado este miércoles una propuesta para reformar las herramientas con las que quiere proteger a los inversores europeos ante una posible quiebra, a la vez que se reduce el riesgo de un 'efecto contagio' y de recurrir al dinero de los contribuyentes para rescatarlo. Bruselas confía en lograr un acuerdo entre los Veintisiete antes de las elecciones parlamentarias, que tendrán lugar en 2024.

El refuerzo de la Unión Bancaria sigue siendo «una prioridad» para la Comisión Europea, que llevaba año y medio trabajando en esta iniciativa para mejorar los mecanismos de respuesta ante una crisis. «No es una reacción a eventos recientes, pero lo ocurrido con SVB y Credit Suisse es una confirmación de que tenemos que seguir mejorando nuestro sistema», confirmaron fuentes oficiales europeas. El vicepresidente económico, Valdis Dombrovskis, ha asegurado que «necesitamos un sistema sólido y operativo», que se ocupe de todos los bancos «sean del tamaño que sean».

El nuevo marco propuesto por Bruselas permitirá intervenir en caso de quiebra de una entidad mediana, donde «a menudo» las autoridades nacionales utilizan dinero público para rescatarlo. Ante este tipo de situaciones, el Ejecutivo europeo apuesta por agotar los recursos internos de los bancos y que el dinero público sea «la última opción». De este modo, Bruselas quiere crear un marco para que las autoridades nacionales cuenten con las herramientas necesarias para gestionar la quiebra de bancos medianos y pequeños, protegiendo la estabilidad financiera y los depósitos y evitando que el pánico se propague.

«Si un banco quiebra, los contribuyentes no deberían acabar pagando la factura una vez que el banco ha agotado su propia capacidad de absorber pérdidas», ha señalado Donbrovskis, quien apuesta por confiar en los sistemas nacionales de garantía de depósitos. Éstos podrían contribuir a la transferencia de los depósitos de un banco en quiebra a otro 'sano', a través de un «mecanismo puente» que permitiría una gestión «más barata y eficaz» ante una posible crisis bancaria.

Mientras, la negociación para crear un fondo de garantía de depósitos a nivel europeo sigue bloqueada por los países 'frugales' -Alemania, Austria, Holanda...-. Este mecanismo permitiría garantizar los depósitos hasta 100.000 euros en toda la UE, lo que daría una mayor confianza a los clientes de las entidades europeas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios