Borrar
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España. EP
El Banco de España apunta que los tipos seguirán altos bastante tiempo

El Banco de España apunta que los tipos seguirán altos bastante tiempo

El gobernador sugiere que ya no habrá que subirlos más, pero tendrán que mantenerse altos «un periodo lo suficientemente largo»

Miércoles, 20 de septiembre 2023, 14:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, considera que el actual nivel de tipos de interés «si se mantiene durante un periodo lo suficientemente largo» bastará para controlar la inflación. El Banco Central Europeo (BCE) ha realizado en el último año una subida sin precedentes, al pasar desde el -0,5% al 4,5%, el nivel más alto desde 2001.

En un artículo con el que se estrena el blog del Banco de España, Hernández de Cos explica que con el actual nivel de tipos de interés se podrá alcanzar el objetivo del 2% de inflación a medio plazo (unos dos años), ya que el endurecimiento de la política monetaria «se está transmitiendo con fuerza a las condiciones de financiación y al crédito». Con una fuerza, de hecho, superior a épocas pasadas y «está pendiente todavía una parte significativa de la transmisión», es decir que las condiciones de financiación serán aún más restrictivas.

Además, la debilidad del crecimiento económico en la eurozona –los expertos del BCE han reducido las previsiones y los riesgos siguen apuntando a la baja– y la evolución de la inflación subyacente ha dado más confianza en la reducción de la inflación, que el BCE sitúa en el 2,1% en 2025.

¿Por qué hay que controlar los precios? Una inflación alta y persistente reduce el crecimiento económico y aumenta la desigualdad (los hogares con menos recursos pueden protegerse menos de las subidas de precios como estamos viendo con el encarecimiento de los alimentos).

El gobernador explica que los salarios van recuperando poder adquisitivo y los márgenes empresariales han desacelerado su crecimiento respecto a los fuertes aumentos de 2022; ambas variables «se han comportado del modo previsto». Los riesgos sobre la inflación «son ahora equilibrados» subraya Cos. Hay factores que podrían elevarla como las posibles presiones alcistas sobre la energía o los alimentos, o mayores incrementos de los salarios o los márgenes. Pero otros elementos podrían acelerar la reducción de la inflación como un mayor debilitamiento de la demanda o una transmisión más intensa de la política monetaria.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios