Borrar
El histórico líder ugetista Nicolás Redondo saluda al actual secretario general del sindicato, Pepe Álvarez. efe
La política y el sindicalismo elogian una vida de valentía, coherencia y compromiso

La política y el sindicalismo elogian una vida de valentía, coherencia y compromiso

Partidos a izquierda y derecha, la patronal y la Casa Real reconocen la contribución del líder ugetista a la construcción de la democracia

Miércoles, 4 de enero 2023, 01:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Nicolás Redondo facilitó en los años setenta el liderazgo de Felipe González al frente del PSOE, partido hermano de la UGT. Una década más tarde, dejó su escaño por su desacuerdo con la política económica del Gobierno comandado por su partido y luego organizó contra este y junto a CC OO la mayor huelga que ha tenido que digerir un Ejecutivo español.

Y si bien hubo ausencias en las palabras de duelo y reconocimiento -la más notoria, la del propio González-, la UGT y el PSOE, pese a la autonomía que el fallecido impulsó para la primera respecto del segundo, hicieron piña en su homenaje a un líder obrero quizás ya solo equiparable al legendario Marcelino Camacho. Y a ellos se sumó CC OO, con quien propició la unidad de acción, y también el Partido Popular, Ciudadanos, la patronal y la Casa Real le reconocieron su aportación a la reconstrucción de la democracia.

Desde su sindicato, se tejió un homenaje a una vida y una militancia sindical que atravesó la dictadura, la Transición y la democracia. Su secretario general, Pepe Álvarez, sintetizó las virtudes que todos destacaron al expresar su pesar por la pérdida de un hombre «comprometido, coherente y valiente». Y desde su partido, su secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo encumbró a «referencia histórica para la España democrática y moderna que hoy disfrutamos» y destacó su lucha, su compromiso con la causa de los trabajadores y la dignidad. Sánchez quiso también actualizar su ejemplo: la lucha sindical es «no solo clásica, sino actual, contemporánea». Manuel de la Rocha, exdiputado socialista y abogado de UGT, lo reivindicó como «referente del socialismo español» y Unai Sordo, secretario general de CC OO, como «una de las personalidades más relevantes de la España democrática». La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, destacada por su filiación sindical por vía paterna -su padre fue dirigente de CC OO en Galicia- se despidió de un «sindicalista extraordinario al que este país le estará siempre agradecido».

Reconocimiento transversal

Por parte de la patronal, el secretario general de la CEOE, Antonio Garamendi, envió su reconocimiento a la contribución de Redondo al impulso del diálogo social; mientras que la organización empresarial en su conjunto lo situó como una clave de la «modernización de los sindicatos».

A quien nació en la localidad vizcaína de Barakaldo y fue trabajador de La Naval de Sestao, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, le recordó por su «estilo Margen Izquierda» en el ejercicio del liderazgo sindical: «Firme en sus convicciones, pero siempre abierto al diálogo con el que pensaba diferente». «Fue un prodigio de dirigente», ratificó Ortuzar.

Noticia Relacionada

Así, también los distantes a sus presupuestos ideológicos le rindieron homenaje. El líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, lo definió como «referente en la defensa de la libertad, de los derechos de los trabajadores y de la democracia»; y la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, recalcó que «desde la responsabilidad» fue que hizo posible la concordia, la libertad y la democracia. En la misma línea, los Reyes ensalzaron en un telegrama remitido a su hijo, Nicolás Redondo Terreros -exlíder de los socialistas vascos- su «talante conciliador» y su «papel esencial» en el sindicalismo de la Transición.

Un compañero de pancarta en la huelga del 14-D de 1988, el dirigente de CC OO Agustín Moreno, comentó que Redondo mantenía «su lucidez» y «su interés por la política española», aunque en los últimos años brilló por su discreción. Reapareció, eso sí, por el 30º aniversario de aquel histórico día.

La capilla ardiente por el ex secretario general de la UGT se instalará en el salón de actos de la sede de UGT en Madrid a partir de las dos de la tarde de este miércoles. El entierro tendrá lugar este jueves en el Cementero Civil de La Almudena. El cortejo fúnebre partirá a las doce de la mañana desde la sede de la central sindical, que se encuentra en la Avenida de América.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios