Borrar
La UE pide a los Estados miembros que reduzcan un 15% su consumo de gas

La UE pide a los Estados miembros que reduzcan un 15% su consumo de gas

La Comisión Europea ve necesario recortar el uso de esta energía para asegurar el abastecimiento durante el invierno

Olatz hernández

Miércoles, 20 de julio 2022, 12:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La amenaza de un posible corte de gas ruso a la Unión Europea sobrevuela desde el inicio de la guerra en Ucrania. Con seis paquetes de sanciones europeas en vigor y el séptimo en camino, la desconexión del suministro de Moscú es más probable que nunca. Ante este escenario, la UE plantea reducir el consumo de gas un 15% hasta marzo, una medida que permitiría llenar las reservas estratégicas para hacer frente al invierno.

Así lo recoge el plan de emergencia de la Comisión Europea, presentado este miércoles en Bruselas. «Actualmente las reservas de gas están al 74%, pero necesitamos estar preparados y tomar acciones desde ya», aseguró la presidenta del Ejecutivo europea, Ursula von der Leyen. La UE lleva meses de contactos para diversificar el suministro y ha cerrado acuerdos con Estados Unidos, Egipto y Azerbaiyán, entre otros, para lograr 35.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado (GNL).

Con todo, para asegurar el llenado de las reservas europeas Bruselas ve «necesario» reducir el consumo de gas. «Es pedir mucho a los Estados miembros, pero debemos hacerlo», señaló Von der Leyen. Para que Europa pueda pasar el invierno sin racionamiento de gas, el continente debe salvar el equivalente a 45.000 millones de metros cúbicos de gas.

Un posible corte de abastecimiento ruso supondría un gran desafío para la UE, que importa un 40% de su energía de Moscú. «Pero no es nada que no podamos superar con coordinación, unidad y solidaridad», ha dicho la presidenta de la Comisión Europea. La receta europea para salvar esta situación incluye, además del ahorro energético, el uso de energías más contaminantes para sustituir al gas, como el carbón. De hecho, algunos Estados miembro han reabierto sus plantas de carbón y han retrasado su retirada de la energía nuclear. En ese sentido, el Ejecutivo comunitario se muestra dispuesto a flexibilizar los límites de emisiones «el tiempo que sea necesario».

En el peor de los escenarios la UE asegura que el suministro a los hogares y a los servicios sociales esenciales, como los hospitales e industrias «críticas», «está asegurado». También plantea priorizar ciertas actividades sobre otras y dar incentivos para compensar las paradas de actividad. «Doce países europeos ya sufren cortes totales o parciales de Rusia y el suministro total este año es un 66% menos que el año pasado», ha explicado Von der Leyen.

El ahorro energético que pide Europa se calcula sobre la media de consumo de cada país en los últimos cinco años. Esto hace que sea «un cálculo equilibrado», de modo que los países que más han hecho por mejorar su eficiencia deban hacer menos ajustes. Este plan de medidas se votará previsiblemente en el Consejo Europeo extraordinario de Energía que se celebrará la semana que viene. «Ahorrando ahora, podremos adoptar medidas mucho menos duras llegado el momento», defiende Bruselas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios