Borrar
España marca otro récord de empleo pero tropieza al sumar 92.000 parados más

España marca otro récord de empleo pero tropieza al sumar 92.000 parados más

Por primera vez hay más de 21,2 millones de trabajadores tras crearse casi 210.000 puestos este verano, el triple que hace un año

Jueves, 26 de octubre 2023, 09:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El mercado laboral, una vez más, vuelve a sorprender por una fortaleza hasta ahora desconocida, que está resistiendo contra todo pronóstico todas las sacudidas que está sufriendo una economía que ya sí empieza a atisbar ciertos síntomas de desaceleración. Ni la inflación, ni la guerra, ni la subida de tipos están haciendo mella en un empleo que sí parece que ha cambiado de rumbo y ahora es capaz de crecer más ajeno al PIB que nunca y bastante por encima.

Es más, en un escenario de enfriamiento económico e incertidumbre geopolítica, el mercado de trabajo ha hecho gala este verano de un inusitado dinamismo tras acelerar su ritmo anual al 3,5% y sumar más de 200.000 nuevos empleos, concretamente 209.100, el triple que hace un año, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el INE.

Este acelerón ha permitió marcar un nuevo récord y superar por primera vez los 21,2 millones de ocupados, aunque cabe recordar que en esta cifra se incluye a los trabajadores con contratos fijos discontinuos aunque se encuentren en períodos de inactividad, que se han disparado tras la reforma laboral. Al mismo tiempo, la temporalidad se mantiene estable por tercer trimestre consecutivo en el 17,3%, su valor más bajo de la serie; el número de asalariados con contrato indefinido toca techo (casi 15 millones) y se recortan los contratos a tiempo parcial.

Este acelerón ha permitió marcar un nuevo récord y superar por primera vez los 21,2 millones de ocupados, aunque cabe recordar que en esta cifra se incluye a los trabajadores con contratos fijos discontinuos aunque se encuentren en períodos de inactividad, que se han disparado tras la reforma laboral. Al mismo tiempo, la temporalidad se mantiene estable por tercer trimestre consecutivo en el 17,3%, su valor más bajo de la serie; el número de asalariados con contrato indefinido toca techo (casi 15 millones) y se recortan los contratos a tiempo parcial.

Sin embargo, la cara amarga del mercado de trabajo español se sitúa precisamente en su principal talón de Aquiles: el elevado número de parados que, lejos de disminuir, como suele ser habitual en esta época y más si la economía va bien, ha aumentado en 92.700 personas, el segundo peor dato de la última década.

Pese a este fuerte incremento, la tasa de paro ha repuntado apenas un par de décimas hasta el 11,84%, lo que se explica por el importante incremento de la población activa que se ha registrado a lo largo de este verano. Aquí está la principal explicación de que, habiéndose creado más de 200.000 puestos en este periodo, el paro haya aumentado en casi 100.000. Se debe a que este colectivo de personas en edad de trabajar y dispuestas a hacerlo ha crecido en más de 300.000 personas, hasta superar los 24,1 millones, otro máximo histórico.

En el otro lado, el número de desempleados de larga duración aumenta ante las dificultades que tiene este colectivo para reincorporarse al mercado y rozan ya el 40% del total de parados, mientras los hogares con todos sus miembros en paro repuntan y superan los 928.000.

Repunte de la industria

Como es lógico, el sector servicios es el que más ha tirado del empleo en esta época de verano en la que el turismo ha dejado atrás definitivamente la pandemia y ha vuelto a marcar otro récord. Así, dos tercios de los nuevos puestos, 138.700, se han generado en el principal sector de la economía española, mientras que, por el contrario, la agricultura ha vuelto a registrar una sangría al destruirse más de 27.000 empleos.

Sin embargo, la buena nueva es que casi la mitad de estos trabajadores que se incorporaron al mercado laboral, más de 98.000, se han empleado en un sector tan importante para revitalizar la economía y hacerla más fuerte como el de la industria, en el que además los puestos suelen ser mucho más estables y mejor remunerados. El número de ocupados supera ya los 2,8 millones, la cifra más elevada desde 2009.

Nueva caída de autónomos

También dejan muy buen sabor de boca los datos para otra actividad clave en el país como es la construcción: suma 19.500 ocupados en el tercer trimestre y, aunque aún está lejos de los niveles de empleo de la burbuja inmobiliaria, cuando estaban inflados, cabe destacar que el paro en este sector ha tocado mínimos desde el año 2007 y por primera vez en la historia se sitúa por debajo de las 100.000 personas.

Las empresas son las que han creado prácticamente todo el empleo en estos tres meses, al sumar 192.200 trabajadores, el mayor aumento desde el verano de 2016. Por el contrario, el sector privado ha sufrido uno de los peores comportamientos de los últimos años, al crear apenas 17.000 puestos, a pesar de que el Gobierno ha lanzado la mayor oferta de empleo público de la historia. En cualquier caso, marca un nuevo récord con 3,53 millones de funcionarios.

Otra sombra que deja esta EPA son los malos datos del empleo autónomo, que vuelve a perder efectivos. Así, se dieron de baja 60.200 trabajadores por cuenta propia y el número total de emprendedores cae hasta los 3.136.100.

Los ocupados trabajan menos que nunca: 29,5 horas de media

Sin que aún haya visto la luz la medida que baraja el Gobierno de reducir la jornada laboral a 37,5 horas a la semana, la realidad es que, en la actualidad, los trabajadores españoles trabajan menos que nunca: 29,5 horas de media, el mínimo de toda la serie histórica y seis horas menos que una década atrás, cuando se superaban con creces las 35 horas. Cabe resaltar, no obstante, que los más de 2,6 millones de empleados a tiempo parcial influyen en esta media, que se sitúa diez horas por debajo de la jornada legal.

Sin embargo, el número total de horas trabajadas ha repuntado un 2,4% en el último año, un avance importante pero más de un punto por debajo del empleo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios