Borrar
Un grupo de personas esperando que abra la oficina de empleo. Foto: Archivo | Vídeo: EP

España supera los 21 millones de ocupados por el tirón del turismo

El empleo registra el mayor acelerón de la década al crear más de 600.000 puestos en el segundo trimestre pese al retroceso de la industria, mientras el paro baja en más de 365.000 personas, todo un récord

Jueves, 27 de julio 2023, 09:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Precisamente cuando se alzan muchas voces alertando de una desaceleración, el mercado laboral vuelve a sorprender y marca un nuevo récord al superar por primera vez la barrera de los 21 millones de trabajadores, que ha logrado tras registrar el mayor acelerón de empleo de la historia gracias principalmente al tirón del turismo y pese a la pérdida de fuelle de la industria.

Es cierto que estamos ante la mejor época del año para la actividad económica, que se prepara ya para el comienzo de una campaña de verano en un país eminentemente turístico. Pero cabe destacar que ya no se trata de que sea la mayor creación de puestos de toda la serie y acelere hasta un ritmo interanual del 2,9%, sino de que casi duplica los registros de un año atrás ¬al generarse más de 600.000 puestos de trabajo, según se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el INE.

El mercado de trabajo español, no obstante, ha tardado 16 años en sobreponerse a la crisis ocasionada por la burbuja inmobiliaria y sobrepasar el nivel de ocupación que había logrado en 2007. Y lo hace con un perfil algo diferente al que tenía antes de la Gran Recesión, que le hace depender aún más de un sector eminentemente estacional como el turismo y que confirma la imposibilidad del país de cambiar de modelo productivo y apostar más por la industria: hay 2,2 millones más de trabajadores en el sector servicios y, en cambio, 560.000 menos en la industria, 1,2 millones menos en la construcción y 80.000 menos en la agricultura.

Además, tiene 918.000 hombres menos trabajando que en 2007 y, en cambio, son 1,2 millones más de mujeres, máximos históricos. A su vez, los extranjeros toman mayor protagonismo en este nuevo mercado laboral y superan en más de 800.000 el número previo a la crisis financiera, mientras que hay medio millón menos de ocupados españoles.En este contexto de dinamismo laboral y resiliencia pese a las incertidumbres que acechan a la economía, el paro también cumplió con creces y registró a su vez la mayor caída en casi cinco décadas. En el segundo trimestre se contabilizaron 365.300 desempleados menos, frente a los 255.000 menos de 2022, y la cifra total desciende hasta los 2.762.500. La tasa de paro cae así 1,7 puntos hasta el 11,6%, la más baja desde 2008 pero la más elevada de toda Europa, con un nivel que duplica aún el promedio comunitario y sigue lejos del mínimo del 8% que había en 2007.

Este descenso histórico del desempleo lo marca, además, al mismo tiempo que aumenta la población activa en 238.600 personas, la segunda mayor subida de la serie, hasta superar los 23,8 millones, también un máximo histórico, que pone de manifiesto la confianza de los trabajadores en encontrar empleo –según destaca el Ministerio de Economía– y explica por qué el paro desciende menos que el aumento de ocupados.

Más horas trabajadas

Donde tampoco se ha conseguido marcar un récord es en el número de horas trabajadas, 677.000 a la semana, que están aún por debajo de las de 2007-2008, pero sí que se ha conseguido por fin superar claramente la cifra precovid en este segundo trimestre. Eso sí, España es el último país de Europa en recuperar su nivel anterior a la pandemia: tres años perdidos.

Como no podía ser de otra forma, el sector servicios es el que ha tirado del empleo entre abril y junio, con un aumento de 606.000 trabajadores, que le ha permitido sumar más de 16 millones de ocupados, otro máximo. Le sigue la construcción, donde ha crecido en 60.900 ocupados, y la agricultura, en 1.500 personas. Por el contrario, la mala noticia de esta EPA está en la pérdida de 64.500 trabajadores en la industria, la actividad que genera mayor estabilidad y mejores salarios. Y lo que es más preocupante: este sector estratégico para la evolución de la economía lleva tres trimestres consecutivos destruyendo empleo y cuenta con 50.000 trabajadores menos que hace un año.

La totalidad del empleo creado ha sido en el sector privado, que tiene ahora 610.100 ocupados más, y casi 100.000 nuevos autónomos, mientras que disminuye en 6.200 en el sector público. Y ya van tres trimestres consecutivos de recortes en la Administración.

La mejora del empleo no solo es en el número de ocupados, sino también en su calidad. Los nuevos puestos de trabajo creados son mayoritariamente a jornada completa y los asalariados con contrato indefinido siguen batiendo récords tras la reforma laboral y alcanzan un nuevo máximo de 14,7 millones, en tanto que la tasa de temporalidad se estabiliza en el 17,3%, mínimo histórico.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios