Borrar
EP
UGT abre otro debate: retirar el paro a los que rechacen ofertas laborales

UGT abre otro debate: retirar el paro a los que rechacen ofertas laborales

Su líder, Pepe Álvarez, pide al Gobierno ser más duro, ya que ahora si no aceptan un empleo se penaliza con tres meses sin prestación y solo se le suprime si lo rechaza tres veces

Jueves, 9 de marzo 2023, 20:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cuando ya hay muchos debates en la actualidad encima de la mesa como las pensiones, la subida de los salarios, la regulación de los becarios o el coste del despido, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, abrió otro previsiblemente sin darse cuenta: el de retirar la prestación a un desempleado o beneficiario del ingreso mínimo vital (IMV) si no acepta una oferta de trabajo.

«Una persona que rechaza una oferta de trabajo (...) es una persona que si está recibiendo un subsidio público, ya sea de desempleo, ya sea mínimo vital, yo creo que el país debería plantearse si debe de seguir cobrándolo o no», defendió Álvarez durante un encuentro organizado por el diario El Mundo, donde incluso reconoció que esta afirmación en boca del líder de un sindicato de clase puede no ser bien entendida, pero que lo piensa «sinceramente».

Así, acusó a las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE de haberse convertido «en meros registros» y reclamó al Gobierno ser más duro con los desempleados que rechazan ofertas de empleo mientras están apuntados al paro. En la actualidad, si un parado rechaza una oferta de empleo adecuada o un curso de formación, sin causa justificada, se considera como infracción grave y se penaliza con tres meses sin prestación. Si ocurre una segunda vez, se le retira por seis meses; y si reincide una tercera vez, es cuando se le extingue la prestación.

Además, consideró que es a los más de tres millones de parados que hay en España a quien hay que ofrecer vacantes de empleo en lugar de recurrir a las contrataciones en origen. Por ejemplo, indicó que el sector de la construcción es el más interesado en contratar a trabajadores extranjeros, ya que alegan que en España no encuentran personas para desempeñar esas funciones, pero que él se opone a esta afirmación.

Por ello pidió a los empresarios que acudan a los desempleados del país y a las cerca de 300.000 personas sin papeles antes de contratar fuera. «Las especialidades que se piden son especialidades que están en nuestro país», aseguró. «En lugar de ir a buscar personas a cualquier país que en estos momento están viviendo felices y no tienen perspectivas de salir, me parece más productivo coger a personas que estén en desempleo y las formemos», indicó.

En su opinión, el problema en España es que las ofertas de trabajo no llegan a los demandantes de empleo. A eso se suma que no existe «orientación en los servicios de empleo» para formar a los desempleados en las especialidades que serán necesarias.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios