Borrar
Pere Aragonès EP
Esquerra y Junts no concurrirán juntos en una misma lista el 23-J

Esquerra y Junts no concurrirán juntos en una misma lista el 23-J

Recelo entre las fuerzas soberanistas al frente común propuesto por Pere Aragonès tras el fiasco en las municipales

Cristian Reino

Barcelona

Miércoles, 31 de mayo 2023, 12:25

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

ERC y Junts no se presentarán juntos en una lista unitaria en las próximas elecciones generales. Ante la debacle de su partido (Esquerra) en los comicios locales, el presidente de la Generalitat intenta movilizar a su parroquia, con una llamada a la unidad del soberanismo.

Pere Aragonès se reunió este miércoles con las fuerzas (ERC, Junts, CUP y los comunes) a las que propone ir a la una en un «frente democrático» para intentar frenar a la derecha en las elecciones generales o tras ellas, si acaba conformándose un Gobierno de PP y Vox. Recoser la unidad en el independentismo va a costar mucho, pues cada uno la entiende a su manera.

Junts recogió el guante del president y le propuso una lista única para el 23-J. Sin embargo, ERC rechazó esta idea, por lo que la llamada a la unidad se quedó en mero brindis al sol para salir del paso del castigo electoral o para trabajar algunos acuerdos de mínimos. Los republicanos piden a Junts pactos programáticos para el 23-J, alianzas en la conformación de los gobiernos locales y un acuerdo en el relevo de la presidencia del Parlament en cuanto sea cesada Laura Borràs. También piden reforzar parlamentariamente el Govern, pero sin llegar a solicitar que Junts regrese al Ejecutivo, pues los republicanos admiten que están mejor en un gobierno en solitario sin los junteros.

La oferta del Govern y de ERC va más allá del 23-J, dando por hecho que ganará el PP y que gobernará con Vox. Esquerra defiende un frente independentista para gobernar juntos municipios, diputaciones y consejos comarcales. Así, los republicanos han cerrado las puertas a un tripartito de izquierdas en el Ayuntamiento de Barcelona y favorecerán que Xavier Trias (Junts) recupere la alcaldía de Barcelona.

Junts, mientras, se ciñe a la lista unitaria para los comicios. Los junteros son conscientes de que la aceptación por parte de ERC de una lista unitaria secesionista en el Congreso sería una rectificación muy radical de su estrategia, pues se ataría de pies y manos ante una eventual nueva investidura de Pedro Sánchez. Esquerra critica al Gobierno, pero aún no ha renunciado a mantener su apuesta de apoyar la gobernabilidad a cambio de avances en la mesa de diálogo.

Vuelta a los bloques

Antes de la cita con los partidos, Aragonès oficializó en el Parlament su voluntad de tejer una alianza, al grito de «no pasarán» durante la sesión de control al Govern. Tanto la CUP como En Común    se desmarcaron. Los comunes señalaron que no están dispuestos a alinearse en un frente en el que esté Junts. La CUP rechazó este miércoles la idea al considerarla electoralista. Los anticapitalistas le reclamaron un cambio de rumbo para participar en cualquier propuesta de unidad. Mientras que Junts exige a Aragonès que la estrategia sea para avanzar hacia la independencia. Los de Puigdemont no se fían de sus antiguos socios aunque son los únicos que le compran la vuelta a la política de bloques.

La ANC, mientras, presiona a los partidos. Su amenaza en este caso consiste en pedir el voto nulo o la abstención, si los partidos nacionalistas no concurren juntos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios