Borrar
Ana Obregón. EFE
Ana Obregón no dará las campanadas para poder estar con su nieta

Ana Obregón no dará las campanadas para poder estar con su nieta

«No me quiero separar de mi niña en su primer año», ha explicado la presentadora y actriz que no dará la bienvenida al nuevo año desde la Puerta del Sol

Joaquina Dueñas

Jueves, 30 de noviembre 2023, 16:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ana Obregón ha sido durante décadas uno de los rostros más recurrentes de la televisión en la noche de fin de año. Con ella se tomaron las uvas incluso en el fatídico 2020, cuando hacía poco más de medio año que había despedido a su hijo Aless, fallecido el 30 de mayo víctima de un sarcoma de Ewing. Sin embargo, este año, la actriz y presentadora ya ha anunciado que no la veremos en la pequeña pantalla dando las campanadas. «He dicho que no», ha asegurado durante un evento. «No me quiero separar de mi niña en su primer año», ha explicado.

Y es que, estas serán las primeras navidades de Ana Sandra, su nieta biológica, nacida el pasado mes de marzo fruto de la inseminación de un óvulo donado con el semen preservado de su hijo y gestada en un vientre de alquiler. Gracias a ella, la también productora ha recuperado la sonrisa. «Estoy viviendo una etapa que desgraciadamente, como cualquier madre, con mi hijo no pude vivir porque trabajaba muchísimo. Creo que ahora es que no quiero separarme de ella. Digo que no a todo. Quiero estar con ella. Llevaba tres años sin poner un árbol de Navidad, ya está puesto. Para que alguien me entienda tiene que ser una madre que haya pasado por lo que yo he pasado», ha abundado.

Y es que, aunque sabe que la pequeña «estará dormidita», le da igual. «Yo quiero estar a su lado mirándola y eso no me lo quita ni la Puerta del Sol que lo he hecho no sé cuantos mil años». «Empecé con Joaquín Prat en el año 84 y estamos en 2023. He estado ahí subida intermitentemente», ha recordado.

La llegada al mundo de la nieta de Ana Obregón estuvo rodeada de polémica, sin embargo, la actriz ha defendido en todo momento que se ha limitado a cumplir el deseo póstumo de su hijo. A este respecto, ha llegado a una conclusión: «Lo que sí tengo claro es lo que mi hijo me quería al pedirme esto. Sabía que sin esto yo no estaría viva».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios