Borrar
Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam. AFP
Carlota Casiraghi se divorcia después de siete años con Dimitri Rassam y un hijo en común

Carlota Casiraghi se divorcia después de siete años con Dimitri Rassam y un hijo en común

La prensa francesa ha sacado a la luz la ruptura de la hija de Carolina de Mónaco

Joaquina Dueñas

Domingo, 28 de enero 2024, 15:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Nuevo disgusto para la familia real de Mónaco. Según la prensa francesa, Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam habían puesto fin a su matrimonio después de siete años juntos y un hijo en común. La revista 'Voici' apunta a que la incompatibilidad de caracteres de la pareja habría llevado a la hija de Carolina de Mónaco a poner punto final a la relación. La noticia ha sido una sorpresa ya que los medios galos estaban centrados en la posible crisis de otra pareja de la familia sobre la que siempre planea la sombra de la ruptura, la formada por el príncipe Alberto y Charlène.

Una fuente del entorno del matrimonio ha explicado a la publicación francesa que «Dimitri, que se ha convertido en uno de los mayores productores franceses, pasa su tiempo trabajando. No tenían vida familiar y era pesado para ella».

Carlota y Dimitri se dieron el 'sí, quiero' en una ceremonia íntima en un pueblo de la Provenza francesa en junio de 2019. Un año antes, en octubre de 2018, la pareja había dado la bienvenida a su primer y único hijo en común, Barthazar, que tiene ahora cinco años. El pequeño era el segundo descendiente para ambos, ya que Carlota había sido madre junto a Gad Elmaleh, con quien tuvo a su hijo Raphaël, y Dimitri había hecho lo propio con la modelo rusa Masha Novoselova, con quien tuvo una niña, Darya, en 2011.

El matrimonio ha llevado siempre una vida muy discreta y la última vez que pudimos verlos juntos fue en septiembre del año pasado, cuando acudieron al tradicional picnic que se celebra en Mónaco para despedir el verano. La sobrina de Alberto de Mónaco vive actualmente entre París y Mónaco y está centrada en su familia y en su trabajo en el mundo de la moda, donde es imagen de firmas como Chanel o Gucci, pero también en su faceta de filósofa, coordinando y participando en actividades centradas en esta disciplina humanística.

Además, en los últimos tiempos, había hecho sus pinitos en el mundo del cine coproduciendo con su marido la película 'Nuestra señora del Nilo'. De hecho, el productor estaba dispuesto a repetir experiencia.

Carlota y Dimitri posaron por primera vez juntos en el invierno de 2017, aunque los paparazis ya los habían fotografiado juntos durante el verano del mismo año por las calles de Nueva York. No han sido muchas sus apariciones juntos y tampoco no se han prodigado en declaraciones públicas. Eso hizo que fueran especialmente llamativas las palabras del productor durante el estreno en abril del año pasado de 'Los tres mosqueteros: D'Artagnan'. En aquel momento no dudó en expresar su amor a su esposa y en reconocer el respaldo que sentía por parte de ella en su carrera profesional. Todo lo que ha llevado a que la separación, de confirmarse definitivamente, haya sido completamente inesperada.

Y es que esta no es la primera vez que trasciende una crisis de la pareja. Precisamente en 2019, antes de casarse, la prensa dio a conocer la ruptura del compromiso. Medios como el Daily Mail, apuntaron a que el fuerte carácter de ambos les había llevado a tomar la decisión: «Ambos tienen un carácter muy fuerte y después del nacimiento del niño se dieron cuenta de que la relación no funcionaba». También se dijo entonces que Dimitri no había logrado que su exmujer firmara el divorcio, a pesar de que llevaban separados desde 2016. Sea como fuere, lograron superar aquel momento y siguieron juntos, convirtiéndose en marido y mujer.

Esta noticia ha llegado a Mónaco en medio de la polémica por los excesivos gastos de Alberto y Charlène. Según ha revelado un exempleado de confianza del príncipe monegasco al que despidió en 2023 acusándolo de corrupción y malversación de fondos, Alberto II paga periódicamente sus hijos mayores (nacidos antes de casarse y a los que reconoció años después). A su hija Jazmin Grace abona 79.000 euros cada tres meses y adquirió para ella un apartamento en Nueva York de tres millones de dólares. Por su parte, su hijo Alexandre tiene un seguro antisecuestro y otra cuantiosa compensación trimestral. En total, 300.000 euros al año para ambos. Unos datos que ha publicado el periódico francés 'Le Monde' que también recoge los desorbitados gastos de Charlène que ascendieron a 15 millones de euros en ocho años además de su asignación anual.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios