Borrar
El príncipe Enrique saluda tras declarar en el juicio, en junio de este año. REUTERS
Enrique gana su batalla contra los tabloides

Enrique gana su batalla contra los tabloides

Un juez condena al Mirror a pagar 164.000 euros porque pinchaba el teléfono del duque de Sussex para lograr primicias

Iñigo Gurruchaga

Londres

Viernes, 15 de diciembre 2023, 22:32

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El grupo de periódicos que publica el diario Mirror tendrá que pagar 164.000 euros al príncipe Enrique por la publicación de doce artículos que, entre 2003 y 2009, se habrían basado en la intercepción de los mensajes privados que había recibido recibido en el contestador automático de su móvil.

Enrique fue en junio el primer miembro de la familia real en comparecer ante un tribunal. Los abogados del grupo Mirror Group Newspapers (MGN) pidieron la anulación de su demanda alegando la prescripción de los supuestos delitos y que el querellante no presentaba pruebas, sino especulaciones. Los medios del grupo se habrían basado en fuentes legítimas, según ellos.

El príncipe afirmó en la vista que la persecución afectó a su vida, por ejemplo en sus relaciones amorosas. Como su hermano Guillermo, ha mostrado su acritud hacia la prensa como consecuencia de la muerte de su madre, Diana, en un accidente en parte provocado por la persecución del automóvil en el que viajaba por los paparazzis.

Verdad y responsabilidad

Guillermo, príncipe de Gales, aceptó una compensación económica del grupo de medios, incluido The Sun, propiedad de Rupert Murdoch. Tanto el MGN como News International –que se vio forzado a cerrar una de sus publicaciones, el dominical News of the World–, han pagado cientos de millones de libras a víctimas de intromisiones en su privacidad.

Los periodistas y detectives contratados por los medios llamaban a los móviles de un famoso perseguido y cuando saltaba el contestador automático pulsaban las claves de seguridad. Se aprovechaban de la ingenuidad de sus victimas que habían dejado claves simples, como 0000 o 1234, por ejemplo, para el acceso a sus mensajes,

El juez del Tribunal Superior, Timothy Fancourt, se ha centrado en su sentencia en 15 de los 33 casos planteados por los abogados de Enrique. Considera que los periódicos cometieron un delito de intercepción u otras formas ilegales de obtener información. Inicialmente había querido que los tribunales analizasen más de cien, en su mayoría prescritos.

«Hoy es un gran día para la verdad y la responsabilidad», dijo el príncipe en el exterior del tribunal. El juez confirma en una decisión anexa que el director del Mirror en aquellas fechas, Piers Morgan, participó en las operaciones ilegales. Es el periodista británico preferido de Donald Trump. Siempre ha afirmado que no participó en operaciones ilegales mientras utilizaba los medios para los que trabaja para mantener una constante campaña de vejaciones dirigidas a Enrique y a su mujer, Meghan Markle.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios