Borrar
Rosalía. Foto: AFP | Vídeo: EP

Met Gala 2024: un jardín de flores con acento español para la noche de la moda

Elsa Pataky, Penélope Cruz y Rosalía desfilan por la alfombra verde de Anna Wintour, vestida de Loewe

Martes, 7 de mayo 2024, 08:30

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Met Gala nunca defrauda. La popular escalinata del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York se forró con una alfombra verde y blanca rodeada de exuberante follaje y flores para recibir a los invitados de la todopoderosa Anna Wintour, entre los que estaban las españolas Penélope Cruz, Elsa Pataky y Rosalía.

La editora jefe de la versión estadounidense de Vogue, vestida por la también española Loewe, escogió como coanfitriones a Chris Hemsworth, Zendaya, Jennifer López y Bad Bunny para este año, en el que la temática para el vestuario debía basarse en 'El Jardín del Tiempo', el cuento del escritor de ciencia ficción J.G Ballard. Un retrato de la naturaleza efímera con el que ya se adivinaba que los guiños a la naturaleza y los 'looks' florales serían los protagonistas de los estilismos, como en caso de Lana del Rey, con un espectacular tocado con ramas naturales de espino.

En la cita más importante y exclusiva de la industria de la moda, que tiene lugar el primer lunes de mayo, ha sido protagonista indiscutible Zendaya. La actriz de 'Challengers' lució un teatral y extravagante vestido azul oscuro de John Galliano en lamé y organza cortado al bies sobre un corsé de satén adornado con racimos de uvas y un colibrí en el hombro. Más tarde, Zendaya, como la novia de la boda, se cambio de estilismo y lució una pieza negra de Givenchy de 1996, de la época de Galliano, y un gran sombrero floral de Alexander McQueen.

Y es que Galliano, que compartió protagonismo en la alfombra roja con Jonathan Anderson, director creativo de Loewe, iba a ser la figura central del evento por decisión de Wintour, quien finalmente cambió de opinión, lo que no evitó que muchos de los invitados luciesen sus diseños.

Vestidos imposibles y culos a la vista

Además de flores por doquier, hubo inspiradoras referencias al tiempo y lo efímero de la belleza, como la de la rapera sudafricana Tyla con su vestido con cola de Balmain, diseñado por Olivier Rousteing, realizado a partir de un molde de su cuerpo con arena de tres tonos diferentes, que también caía por sus brazos. Tyla, que complementaba el estilismo con un bolso de mano con forma de reloj de arena, ha tenido que ser subida por las escaleras por un hombre que la cogía con sumo cuidado por la cintura para no destrozar el atuendo. Cardi B también ha necesitado ayuda para posar con su voluminoso vestido de numerosas capas de tul de la joven firma Windowsen. Nada menos que nueve hombres se colocaban a su alrededor para poner la cola en su sitio, puesto que extendida simulaba la corola de una flor.

Otras invitadas prefirieron dejar de la lado la temática de la velada y lucir palmito, como en el caso de Jennifer López, una de las anfitrionas de la gala con un vestido transparente de Schiaparelli que dejaba su culo al descubierto, al igual que ocurría con el diseño escogido por Kendall Jenner, con un Givenchy de 1999 que, curiosamente, nunca había sido estrenado. Mucho más obvia fue Emily Ratajkowski con un Atelier Versace de 2001 transparente que no dejaba ni un resquicio de su anatomía a la imaginación, mientras que la cantante Rita Ora, bastante desafortunada, optó por unos flecos que dejaban ver un ajustado body con el que parecía que iba desnuda.

Arriba, Jennifer López, abajo, a la izquierda, Kendall Jenner, y Emily Ratajkowski. EFE / AFP
Imagen principal - Arriba, Jennifer López, abajo, a la izquierda, Kendall Jenner, y Emily Ratajkowski.
Imagen secundaria 1 - Arriba, Jennifer López, abajo, a la izquierda, Kendall Jenner, y Emily Ratajkowski.
Imagen secundaria 2 - Arriba, Jennifer López, abajo, a la izquierda, Kendall Jenner, y Emily Ratajkowski.

70.000 euros por invitado

La Met Gala es un acto benéfico para el museo neoyorquino y marca la inauguración de la exposición anual de moda de su Instituto del Traje. No basta con tener el dinero necesario para hacerse con un hueco en el evento, que ronda los 70.000 euros. Es Anna Wintour quien decide quienes pueden acudir y quienes no podrán hacerlo durante su 'reinado', como es el caso del expresidente de Estados Unidos Donald Trump, al que vetó hace unos años.

La exposición de este año, titulada 'Bellas durmientes: el despertar de la moda', mostrará piezas poco comunes que han permanecido dormidas en la colección permanente del Costume Institute, incluidos diseños tan frágiles que sólo se mostrarán a través de animaciones y proyecciones y otros que estarán colocados sobre superficies protegidas ya que no pueden ponerse sobre maniquíes por su conservación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios