Borrar
Parasol fabricado con una impresora 3D y residuos de neumáticos fuera de uso. Signus
Un neumático de exposición

Un neumático de exposición

Puntadas con hilo ·

El diseñador italiano Gianluca Pugliese trae a Madrid una muestra de sus productos fabricados con ruedas de vehículo fuera de uso

Domingo, 25 de febrero 2024, 01:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el taller de Gianluca Pugliese, fundador de Lowpoly, no hay ni seda, ni algodón, ni poliéster, ni telares, ni máquinas de coser y ni siquiera agujas. Su materia prima son restos de piel de naranja, plátanos, uvas, neumáticos fuera de uso y hasta posos de café. «Los he recogido en una cafetería y lo he mezclado con granza de plástico y ya está», explica Pugliese.

Una vez conseguida la mezcla se incorpora a sus impresoras 3D y «hemos hecho las barras y otros elementos de la cafetería», detalla. «Tienen componentes orgánicos que ayudan al compostaje y la clave es que no dejan microplásticos al final de su vida útil», apostilla. Sin embargo, «la estrella son los neumáticos y todas las posibilidades que ofrecen cuando ya están fuera de uso», explica.

Signus Ecovalor, la entidad encargada de gestionar los residuos de los neumáticos, trató 200.000 toneladas de ruedas de coches, de motos, de tractores o de camiones que habían llegado al fin de su vida útil. Parte del caucho de estas llantas fue a parar a columpios, parques infantiles o estadios con césped artificial. «Para el sector de la moda tiene mucha utilidad», explica Pugliese.

Los materiales usados por este diseñador sostenible van desde los neumáticos hasta pieles de naranja, plátano y posos de café

En su cartera de clientes aparecen nombres como Louis Vuitton, Chanel, Armani y otras grandes marcas del sector que estos días tienen Madrid como centro de exposición en la Madrid Design Festival. Bajo el título 'Neomatique: The Sound Resonance' diseñado por Gianluca Pugliese, el italiano exhibe la transformación de los neumáticos fuera de uso principalmente a través de la impresión 3D pero también a través de otras técnicas, donde el caucho experimenta una auténtica metamorfosis en diversos objetos que van desde la joyería o la moda a soluciones acústicas de última generación. «En esta exposición se pueden ver las posibilidades que tiene el caucho tras su vida útil», apunta Isabel López-Rivadulla, directora de comunicación de Signus, que organiza esta exposición.

Escaparates de Chanel

Hasta esta sala han llegado los diseños de Pugliese. «Normalmente hacemos cosas que no se pueden hacer con otros materiales», destaca. «Y nos piden muchas cosas las marcas de moda, pero no tanto para hacer diseños de ropa», apostilla. Las llamas son para 'vestir' escaparates o, incluso, esculturas. «Armani me pidió un águila de 500 kilos», señala.

Lamparas de techo.
Lamparas de techo. Signus

Pero no es su único trabajo, los últimos escaparates de Chanel en Madrid y Barcelona llevan la firma de Gianluca a través de su estudio Lowpoly. Ahora el apellido de Pugliese resuena entre las grandes marcas, pero su nombre no está ligado a ninguna escuela de moda, ni de diseño. «Yo estudié ingeniería aeronáutica, pero me aburría mucho», rememora. «Así que comencé con la impresión 3D hace 15 años».

Especializado en proyectos de venta al por menor, decoración y diseño de interiores, sus diseños combinan de manera fluida la estética con la funcionalidad, creando entornos inmersivos y sostenibles que reflejan la ética de las marcas con las que colabora. Todos sus diseños incorporan diferentes tipos de residuos. «Puede ser entre un 10% o un 30%, dependiendo del tamaño», detalla Pugliese. Ahora busca una gran marca para diseñar sus oficinas. «Esta es la mejor forma de concienciar sobre el reciclaje», defiende.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios