Borrar
REUTERS
Los Windsor, con la ausencia de Kate, hacen piña en Ascot

Los Windsor, con la ausencia de Kate, hacen piña en Ascot

La Familia Real británica recibe en su palco a los padres de la princesa de Gales, que continúa con su tratamiento para superar un cáncer

S. Rodríguez

Sábado, 22 de junio 2024, 00:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ascot, con un historial de más dos siglos a sus espaldas, reúne anualmente por estas fechas a miles y miles de fanáticos de las carreras, y a curiosos que quieren ver y dejarse ver. Sobre todo curiosas, con tocados y pamelas a veces imposible de describir. Y un año más, como manda la tradición, damas y caballeros de la realeza se suman al acontecimiento social por antonomasia del inicio del verano en Inglaterra.

La Familia Real británica ha sido fiel a las carreras de Ascot desde el inicio de los tiempos. Mejor o peor representada, en número, pero siempre ha estado ahí. En esta ocasión, sin embargo, han decidido ir con todo. O con casi todo.

Solo una ausencia, y más que justificada, la de la princesa Kate, que continúa con su tratamiento para superar un cáncer. Bien es cierto que su reaparición del fin de semana pasado, junto al resto de la Familia Real, despertó la expectación ante la posibilidad de que también se sumara este viernes al cortejo real que hizo las delicias de los asistentes en la segunda jornada de carreras. Pero no. Habrá más apariciones suyas, siempre bajo supervisión médica, pero ahora no tocaba.

El protagonismo, no obstante, también llevó el apellido Middleton. Carole y Michael, los padres de la princesa de Gales, fueron los invitados de honor en el palco de los Windsor. Muy cariñoso con ellos Guillermo de Gales, su yerno, quien ayer cumplió 42 años.

Encabezaron el desfile de carrozas, un espectáculo más en este derroche de tradición y glamur, los reyes Carlos y Camila. Muy entregados se les vio después en el palco. Son grandes aficionados a las carreras.

Más de diez centímetros

Con ellos, los duques de Edimburgo, Eduardo y Sofía, que hace unos días celebraron sus bodas de plata; la princesa real Ana, las princesa Beatriz y Eugenia, junto a sus maridos, y con su madre, Sarah Ferguson, a quien es frecuente ver en actos de la Familia Real británica pese a que su exmarido, el príncipe Andrés, salió de la foto hace tiempo por su escándalo en el caso Jeffrey Epstein. También Zara y Mike Tindall. Y más rostros de la realeza, en este caso la griega, con Pablo y Marie-Chantal a la cabeza.

Y de cabezas es obligado hablar cuando de Ascot se trata. Todos, hombres y mujeres, han de llevar su testa cubierta. Solo hay una salvedad, si el varón viste de escocés está exento. Y, ojo, que el tocado de las damas ha de cumplir un requisito: tener un diámetro superior a diez centímetros. Nada de tocaditos: pamelas o tocados. En este sentido, las y los que lucieron los miembros de la realeza se adaptaron a los cánones y no destacaron por voluminosos ni excéntricos. Eso se deja a las 'influencers'.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios