Borrar
Personal de Naciones Unidas desplegado en República Democrática del Congo, este lunes en una ceremonia por los cascos azules muertos durante las protestas de la pasada semana efe
Piden la destitución de los cascos azules que mataron a dos civiles en el Congo

Piden la destitución de los cascos azules que mataron a dos civiles en el Congo

El secretario general de la ONU, António Guterres, muestra su «indignación» por el «grave incidente», que dejó además 14 heridos

iñigo fernández de lucio

Lunes, 1 de agosto 2022, 19:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Gobierno de la República Democrática del Congo ha exigido este lunes que los cascos azules que el domingo mataron a tiros a dos civiles e hirieron a otros 14 «no pueden seguir siendo parte de la MONUSCO», la misión de Naciones Unidas en el país. El secretario general de la ONU, António Guterres, por su parte, se ha mostrado «indignado» por el «grave incidente» ocurrido en la localidad de Kasindi, en la frontera con Uganda.

os militares volvían de un permiso en el país vecino y, al querer acceder al Congo, se encontraron la frontera cerrada. Comenzó una discusión que acabó con los cascos azules abriendo fuego contra los policías congoleños que custodiaban el paso para penetrar en el país «a la fuerza», según reconoció la propia MONUSCO. Dos civiles murieron en el tiroteo y otros 14 resultaron heridos.

«El secretario general está a la vez entristecido y consternado por la pérdida de vidas y las graves lesiones sufridas durante este incidente. Expresa su más sentido pésame a las familias afectadas, al pueblo de la RDC y al Gobierno congoleño, y desea una pronta recuperación a los heridos», ha expresado Naciones Unidas en un comunicado. El representante especial de la ONU en el país, Bintou Keita, ha confirmado que los 67 militares implicados han sido detenidos y se ha abierto una investigación interna para esclarecer lo sucedido.

El asesinato de los dos civiles sucedió tras una semana de protestas en todo el país contra la presencia de la misión de la ONU. Las movilizaciones desembocaron en episodios de saqueo y pillaje en las instalaciones de la MONUSCO que fueron duramente reprimidos por las fuerzas de seguridad. Al menos 15 personas perdieron la vida, entre ellas cuatro miembros de la MONUSCO.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios