Borrar
Modi hace tiempo que utiliza en sus intervenciones el nombre de Bharat.
¿India o Bharat? La cumbre del G-20 revela un posible cambio en el nombre del país

¿India o Bharat? La cumbre del G-20 revela un posible cambio en el nombre del país

Con el término Bharat en lugar de India, el cartel delante del primer ministro Modi en la reunión de Delhi abre el debate sobre la denominación oficial en inglés o hindi

Pablo M. Díez

Enviado especial. Nueva Delhi

Domingo, 10 de septiembre 2023, 11:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Durante las sesiones de la cumbre del G-20 en Nueva Delhi, el pequeño cartel con el nombre del país delante del primer ministro anfitrión, Narendra Modi, no dice India, sino Bharat. No se trata de ningún error ni de un cambio accidental de las etiquetas en la mesa de los dirigentes, sino del nombre en hindi de la India. Aunque los indios usan de forma indistinta ambas denominaciones, que aparecen en la Constitución y en los pasaportes, el letrero delante de Modi ha sorprendido a muchos por romper la convención de usar 'India' para los eventos internacionales en inglés y 'Bharat' para los domésticos en hindi. Además, ha abierto el debate sobre un posible cambio del nombre oficial del país. ¿Habrá que llamar a la India a partir de ahora Bharat?

El término 'India' viene del nombre en sánscrito del río Indo, que sirvió a las antiguas civilizaciones de Occidente para referirse a la península que se abría al sudeste de sus aguas. Así la identificaron los griegos antes incluso de que Alejandro Magno dirigiera su campaña hasta el valle del Indo en el siglo III antes de Cristo, y así la llamaron los persas al bautizarla como Indostán, la tierra de los indios. Sin ir más lejos, el propio Cristóbal Colón quería llegar hasta las Indias, es decir, al extremo oriental del mundo, cuando descubrió América en 1492. Con el término 'Indostán' frecuentemente utilizado desde los siglos XVII al XIX, no es de extrañar que ese fuera el nombre que le dieran los británicos cuando colonizaron el subcontinente durante más de 200 años.

Pero el primer ministro Modi, que enarbola un discurso de fuerte nacionalismo hindú, quiere sacudirse ese pasado colonial para, según dice, «liberarnos de la mentalidad de esclavos». La iniciativa no es nueva porque, desde hace ya varias décadas, las autoridades indias vienen cambiando los nombres de algunas ciudades, como Mumbai por Bombay, Kolkata por Calcuta o Chennai por Madrás. Pero Modi ha intensificado el nacionalismo hindú revisando también los nombres islámicos del poderoso imperio mogol procedente de Persia, que se extendió por la India entre los siglos XVI y XVIII dejando una fuerte impronta cultural y monumentos tan icónicos de su cultura como el Taj Mahal.

Representando a 55 países con 1.500 millones de habitantes y enormes recursos naturales, su adhesión en la cumbre de Nueva Delhi era una de los objetivos de la presidencia india para fomentar su desarrollo

Frente a la mezcla de ese pasado, Modi prefiere la denominación hindú 'Bharat', presente también en el nombre de su formación política: Bharatiya Janat Party (Partido Popular de la India). Tradicionalista y conservador, el BJP se agrupa bajo el amplísimo paraguas de Rashtriya Swayamsevak Sangh (Organización Nacional de Voluntarios o RSS), fundada en 1925 e inspirada en el fascismo italiano. Uno de sus miembros, Nathuram Godse, asesinó en 1948 a Mahatma Gandhi por creer que había cedido a los musulmanes en la Partición de Pakistán. Aunque Gandhi sigue siendo reverenciado como uno de los padres de la patria por su filosofía de la no violencia, los nacionalistas hindúes más radicales cuestionan su figura y reivindican a Subhas Chandra Bose. Aliado de Gandhi y Nehru, fue presidente del Partido del Congreso, pero se distanció de su pacifismo y, tras ser expulsado, incluso llegó a reunirse con Hitler en Berlín y a aliarse con los nazis y el Japón imperial para luchar contra los británicos en la II Guerra Mundial y conseguir así la independencia.

Dentro de este revisionismo histórico, el uso del nombre 'Bharat' en el G-20 ha sorprendido a todos en la India y hace sospechar un cambio en la denominación oficial del país. Según informa Reuters, el Gobierno acaba de anunciar para este mes una sesión especial de cinco días en el Parlamento, pero la falta de agenda ha disparado todas las especulaciones sobre el posible cambio. Para ello, haría falta una enmienda en la Constitución que requiere una mayoría de dos tercios en ambas cámaras del Parlamento.

En la actual Carta Magna, la versión en inglés usa el nombre 'India'. Su preámbulo comienza «Nosotros, el pueblo de la India…», y la Parte Primera reza así: «La India, que es Bharat, deberá ser una unión de Estados». Por su parte, el texto en hindi reemplaza 'India' por 'Bharat' en todas las partes excepto en el apartado definiendo los nombres del país: «Bharat, que es la India, deberá ser una unión de Estados».

Discusión política

Ampliado durante la cumbre del G-20, donde algunos funcionarios indios también lucen una chapa con el nombre 'Bharat', el debate se ha vuelto político. «La palabra 'India' es un maltrato que nos dieron los británicos, mientras que 'Bharat' es un símbolo de nuestra cultura», asegura un mandatario del partido gobernante BJP, Singh Yadav, a la agencia de noticias ANI.

Para mostrar su rechazo al posible cambio de nombre del país, los dirigentes de 26 partidos de la oposición formaron en julio una alianza cuyo acrónimo en inglés no deja lugar a dudas: INDIA (Indian National Development Inclusive Alliance, o Alianza Nacional India para el Desarrollo Inclusivo). En inglés o hindi, el nombre del país se convierte en un arma política, pero no hay que olvidar que en la India hay más de 120 lenguas, de las que 23 son oficiales. A partir de ahora, ¿habrá que llamarla India, Bharat… o Indostán?

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios