Borrar
Activistas se manifiestan en Estados Unidos por el derecho a abortar AFP
La píldora abortiva en Estados Unidos, en un limbo legal tras dos decisiones judiciales contrarias

La píldora abortiva en Estados Unidos, en un limbo legal tras dos decisiones judiciales contrarias

Un juez de Texas prohíbe su uso, mientras que otro en Washington afirma que no podrá aplicarse la norma en varios estados demócratas

T. Nieva

Sábado, 8 de abril 2023, 07:33

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un juez federal otorgó este viernes otra contundente victoria a los opositores al aborto en Estados Unidos, al retirar la autorización para comercializar la píldora abortiva mifepristona, aprobada hace más de dos décadas y utilizada cada año por cientos de miles de estadounidenses. Diez meses después del histórico fallo de la Corte Suprema que le dio a cada estado del país la libertad de decidir sobre el aborto en su territorio, el magistrado Matthew Kacsmaryk, conocido por su postura conservadora, emitió desde Texas una decisión que se supone debe aplicarse en todo el país.

Uno de sus colegas en Washington, el magistrado Thomas Owen Rice, consideró, sin embargo, que la autorización de comercialización de la mifepristona (RU 486) no podrá retirarse en al menos 12 estados demócratas. Por lo tanto, le corresponderá a la Corte Suprema, cuya composición fue reformulada por el expresidente republicano Donald Trump (2017-2021) durante su mandato y con mayoría conservadora, aclarar la situación. El fallo del juez Kacsmaryk no tendrá vigencia inmediata porque le dio al Gobierno tiempo para apelar, algo que el departamento de Justicia ya anunció este mismo viernes que hará.

Las reacciones a la decisión

«Mi administración peleará esta decisión», anticipó el presidente Joe Biden en un comunicado difundido por la Casa Blanca. Si se mantiene este fallo, cada medicamento regulado será vulnerable a «esta clase de ataques ideológicos y políticos», agregó el mandatario demócrata.

Antes, el fiscal general y secretario de Justicia, Merrick Garland, había manifestado en un comunicado que el gobierno de Biden «está totalmente en desacuerdo con la decisión» del tribunal, y que el fallo «contraviene la opinión experta de la FDA (la agencia federal que decide sobre los medicamentos, ndlr), dictada hace más de dos décadas, de que la mifepristona es segura y eficaz».

Para la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, esta «decisión sin precedentes amenaza los derechos de las mujeres en el país a tomar decisiones sobre su salud y su capacidad de acceder a los medicamentos recetados por sus médicos».

El grupo opositor al aborto SBA Prolife America, para el cual esta pastilla pone en riesgo la salud de quien la toma, elogió la decisión, que consideró «una victoria para la salud y la seguridad de las mujeres y las niñas». Su directora de Asuntos Políticos, Katie Glenn, dijo tener la esperanza de que «pronto se corrija el peligroso desprecio por la vida de las mujeres mostrado durante dos décadas por la FDA».

«No permitiremos que esta injusta decisión impida el acceso a las pastillas abortivas», que pueden ser enviadas por «vías alternativas», indicó Elisa Wells, fundadora de la organización Red Plan C. Parte de un tratamiento compuesto por dos medicamentos que se usa para el aborto, la mifepristona puede ser utilizada en Estados Unidos durante las primeras 10 semanas de embarazo. Tiene un largo historial de seguridad y la FDA estima que 5,6 millones de estadounidenses la han usado para interrumpir embarazos desde que fue aprobada en el 2000.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios