Borrar
Afines a Trump protestan por el registro del FBI en la mansión de Mar-a-Lago. AFP
Trump demanda al Gobierno por la redada del FBI en su mansión de Mar-a-Lago

Trump demanda al Gobierno por la redada del FBI en su mansión de Mar-a-Lago

El expresidente busca impedir temporalmente que los documentos incautados puedan ser usados para imputarle graves cargos penales

Caroline Conejero

Nueva York

Martes, 23 de agosto 2022, 21:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras más de dos semanas de inacción por parte de su equipo legal, Donald Trump ha demandado oficialmente al Gobierno de EE UU por el registro del FBI el pasado 9 de agosto en su mansión de Mar-a-Lago, en Palm Beach. Se trata de un intento de impedir temporalmente que los documentos incautados puedan ser utilizados en su contra hasta que sean evaluados por un magistrado especial.

La demanda, presentada el lunes en una corte de Florida, exige la designación de un perito independiente para la revisión de los documentos en cuestión que determine si alguno está sujeto al privilegio abogado-cliente. El recurso legal señala que el Departamento de Justicia no debe decidir por sí mismo la utilización del material en su investigación en curso. Una estrategia legal del expresidente para tratar de obstaculizar una potencial imputación de graves cargos penales bajo la Ley de Espionaje.

El Ejecutivo federal ha recuperado hasta el momento un total de 300 documentos clasificados en varios intentos y negociaciones con el equipo legal de Trump desde principios de año. El expresidente, que trata de moldear la narrativa pública a su favor, señala en una declaración sobre la demanda que el registro fue ilegal, aprobado por un juez con conflictos, e incluso sugiere que se 'plantó' evidencia falsa en su propiedad.

Por otra parte, un nuevo escándalo sobre el intento de anular las elecciones de 2020 revela que los abogados de Trump obtuvieron ilegalmente datos electorales de máquinas de voto que compartieron con teóricos de la conspiración y personalidades de medios de derecha. La revelación deriva de una demanda sobre la seguridad de los sistemas de votación en Georgia, y apunta a problemas más extensos sobre la seguridad electoral en todo el país.

Intento de secuestro

En Michigan, por su parte, un jurado condenó este martes a dos hombres por el intento de secuestro de la gobernadora demócrata del Estado Gretchen Whitmer en 2020, como parte de una trama más extensa para cometer actos terroristas e incitar una guerra civil de extremistas antigubernamentales.

Ambos imputados, Adam Fox y Barry Croft Jr., fueron también hallados culpables por el intento de obtener una bomba para volar un puente que obstaculizara el paso a la Policía después de que se llevara a cabo el secuestro en la residencia de vacaciones de la gobernadora. Este es el segundo juicio contra los acusados después de que un jurado no pudiera alcanzar en abril un veredicto unánime. Otros dos hombres fueron absueltos y dos más se declararon culpables y colaboraron con su testimonio al caso de la Fiscalía.

El FBI llevó a cabo una investigación en el verano de 2020 con un informante infiltrado en un grupo paramilitar de Michigan que grabó en secreto conversaciones sobre matar policías y reveló simulacros en «casas de tiro» en Wisconsin y Michigan. La agencia federal incrementó el nivel de prioridad del caso que categorizó de terrorismo doméstico e infiltró en el grupo a dos informantes más y dos agentes encubiertos que formaron parte de las sus operaciones de localización de la residencia y del puente.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios