Borrar
Dos jóvenes llevan carteles con los colores del arcoíris durante una manifestación contra el racismo y la política de extrema derecha. MORRIS MAC MATZEN / AFP
Alternativa para Alemania minimiza y desprecia las protestas en su contra

Alternativa para Alemania minimiza y desprecia las protestas en su contra

Cientos de miles de personas se manifestaron en ciudades de toda Alemania contra AfD este fin de semana

Juan Carlos Barrena

Corresponsal. Berlín

Lunes, 29 de enero 2024, 16:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) minimiza y desprecia las manifestaciones con cientos de miles de personas que en las últimas dos semanas han llenado las calles en cientos de ciudades de este país para protestar contra los planes de neonazis y la derecha radical para expulsar y deportar a millones de extranjeros y ciudadanos de origen migrante. «Vemos esto como un último esfuerzo, por así decirlo, para ganar puntos de alguna manera en las próximas elecciones, porque los argumentos políticos se han agotado en los parlamentos», afirmó este lunes el secretario de organización parlamentario en el Bundestag de AfD, Bernd Baumann, quien afirmó que las manifestaciones contra la política de su partido no son más que «el último recurso» antes de los comicios europeos en junio y las regionales en septiembre.

«No tememos nada», afirmó Baumann al comentar las protestas, convencido del triunfo de AfD en las elecciones legislativas en los estados federados de Brandeburgo, Sajonia y Turingia y de su alza notable en las europeas, según aseguran todos los sondeos. «Tenemos un total de diez millones de votantes, y ahora unos cientos de miles han salido a la calle a favor de la política de izquierda y verde. Desde nuestro punto de vista, se trata de diferentes grupos a los que se ha convocado, que en conjunto representan a toda esa casta de la izquierda y verde en Alemania», añadió el diputado de AfD, ignorando que también los conservadores de la Unión Cristianodemócrata y la Unión Socialcristiana llamaron a sumarse a las protestas contra la ultraderecha, al igual que otros sectores sociales como las iglesias católica y evangélica, la patronal y la poderosa Confederación Alemana de Sindicatos.

Baumann no ha hecho sino seguir el guion marcado por el ideólogo el líder de AfD en Turingia, Bernd Höcke, para responder a la abrumadora respuesta ciudadana ante la amenaza ultraderechista. Representante del ala más radical de Alternativa para Alemania, Höcke comentó hace ya una semana que las manifestaciones no eran sino una reunión de «las tropas de combate» de los partidos de izquierda y que en ningún caso representan a la sociedad civil en general.

Manipulación

«No son más que masas de encargo», dijo el dirigente de Alternativa para Alemania, quien incluso habló de manipulaciones de imágenes al referirse a las fotografías con decenas de miles de personas «que ahora están a favor de la supuesta democracia» y afirmó seguidamente que «Alemania ya no funciona como democracia en 2024».

También este fin de semana cientos de miles de ciudadanos acudieron a las convocatorias para condenar la política xenófoba, insolidaria y antieuropea de Alternativa para Alemania. Este domingo más de 100.000 se reunieron en Hamburgo y decenas de miles más en otras localidades del país. Otras 100.000 se concentraron el sábado en Düsseldorf y miles más en varias ciudades más. Pese a sus perspectivas de éxito electoral, AfD sufrió un revés este domingo.

En las elecciones a la jefatura de un distrito en el estado de Turingia, el candidato cristianodemócrata Christian Herrgott se impuso finalmente a su rival de la ultraderecha Uwe Thrum, gracias sobre todo a la alta participación. Para los analistas motivada sobre todo por las manifestaciones de los últimos días.

Las manifestaciones de las dos últimas semanas fueron celebradas este lunes por destacados políticos. «Son una fuerte señal para la democracia», afirmó el presidente federal, Frank Walter Steinmeier, quien agradeció a las asociaciones económicas y patronales, así como a los sindicatos, su compromiso contra la ultraderecha. «Cuando se ataca a nuestra democracia, se cruza una línea en la que los contrarios pasan a un segundo plano», dijo la máxima autoridad de Alemania en referencia a la unidad de los demócratas.

«La manifestaciones son un aliento para todo el país, pero sobre todo para el este de Alemania», señaló por su parte la vicepresidenta del Bundestag, la verde Katrin Göring Eckardt. Tras recordar que es originaria del estado germano oriental de Turingia, subrayó que «allí luchamos en 1989 para alcanzar la democracia y ahora hay que volver a hacerlo para defenderla».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios