Borrar
Humza Yousaf, durante la conferencia de prensa en Bute House, su residencia oficial en Edimburgo, donde anunció su dimisión como líder del SNP y ministro principal de Escocia. Andrew Milligan/dpa
Dimite el ministro principal de Escocia

Dimite el ministro principal de Escocia

Humza Yousaf evita ser derrocado por la oposición tras su disolución kamikaze de la coalición con los Verdes

Iñigo Gurruchaga

Corresponsal. Londres

Lunes, 29 de abril 2024, 14:58

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El ministro principal de Escocia, Humza Yousaf, ha anunciado su intención de dimitir de su puesto como consecuencia de la presentación de dos mociones de censura por partidos de la oposición. Podrían haber desembocado en su derrocamiento este martes. Yousaf seguirá ejerciendo como jefe del Ejecutivo hasta la elección de un nuevo líder del Partido Nacional Escocés(SNP).

Desde que el sucesor de Nicola Sturgeon rompió el jueves la coalición con los Verdes Escoceses, se ha encontrado con exigencias para salvar las mociones de censura que, si las hubiese aceptado, le quitarían legitimidad para gobernar. Sus posibilidades eran pactos con los Verdes sin restaurar la coalición o el apoyo de la única diputada de Alba, el partido del exlíder del SNP, Alex Salmond.

Yousaf ha durado poco más de un año como ministro principal. El veterano John Swinney es señalado como el diputado que podría coger las riendas, al menos de manera provisional. Fue líder en el principio del milenio, cuando Salmond se apartó de la dirección; viceministro principal y responsable de varias carteras con Sturgeon. Las elecciones generales británicas, previstas para otoño, serían la meta de un líder interino.

Otros candidatos son la vicelíder, Shona Robson; los consejeros de Educación y Sanidad en el actual Ejecutivo, y Kate Forbes, diputada con buena reputación gestora que batalló con Yousaf en la elección de líder del año pasado, pero es rechazada por pertenecer a una iglesia de doctrina conservadora sobre cuestiones sociales.

Se menciona también al portavoz del partido y jefe del grupo independentista en el Parlamento de Westminster, Stephen Flynn, que habría influido en la presión para que Yousaf rompiese la coalición con los Verdes. Pero el cambio de un escaño en Londres a otro en Edimburgo requiere tiempo. Flynn sólo puede aspirar a una transición posterior.

El Parlamento escocés tiene 28 días para elegir un nuevo líder que tenga mayoría en los escaños. El SNP tiene 63 diputados y la suma de la oposición es de 66. La pérdida de los siete escaños Verdes ha dejado a Yousaf en minoría. El próximo líder del partido que ocupe la posición de ministro principal tendrá que lograr apoyos para gobernar, algo que no ha conseguido el cesante.

«Tras pasar el fin de semana reflexionando sobre lo que es mejor para el Gobierno y el país que lidero, he concluido que reparar nuestras relaciones en la política dividida sólo puede hacerse con alguien distinto en el timón», afirmó el ministro principal en su declaración pública, en el mediodía del lunes. El viernes había insistido en que se mantendría en su puesto.

Las mociones de censura de los conservadores y laboristas desencadenaron una rápida caída. Los Verdes exigían para apoyarle más de lo que el líder del SNP ya no toleraba cuando rompió la coalición. Alex Salmond afirma que la vieja guardia de Sturgeon impidió a Yousaf que pactara el apoyo de la única diputada de Alba, el partido creado por el exlíder.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios