Borrar
Francia actuará contra los seis menores implicados en la decapitación de un profesor

Francia actuará contra los seis menores implicados en la decapitación de un profesor

La Fiscalía pide que juzguen a 14 personas por el ataque yihadista contra Samuel Paty

Beatriz Juez

Viernes, 7 de abril 2023, 18:14

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Fiscalía antiterrorista francesa pidió este viernes juzgar a 14 personas, seis de ellas menores de edad, por su presunta implicación en el atentado islamista que le costó la vida en octubre de 2020 al profesor Samuel Paty, decapitado por un terrorista yihadista en las afueras de París por haber enseñado en clase a sus alumnos las controvertidas caricaturas de Mahoma.

Al término de la investigación, la fiscalía pidió que sean juzgados ocho mayores de edad: «dos por complicidad en un asesinato en relación con un acto terrorista y seis por asociación de malhechores con fines terroristas con el fin de preparar crímenes que afecten a personas», precisó la fiscalía antiterrorista en su acusación final.

La fiscalía también quiere que en el banquillo de los acusados se sienten seis menores: cinco de ellos por asociación de malhechores con el fin de preparar un delito castigado con al menos 5 años de prisión y uno por denuncia calumniosa.

El 16 de octubre de 2020, Abdullakh Aznorov, un refugiado ruso de origen checheno de 18 años de edad, asesinó y decapitó a Samuel Paty, al salir del centro de enseñanza secundaria de Conflans-Sainte-Honorine (en las afueras de París) donde este profesor francés daba clases.

Aznorov no era alumno suyo ni estudiaba en ese centro. Había oído hablar de Samuel Paty en las redes sociales. Brahim Chnina, el padre de una alumna, arremetió contra el profesor en Facebook por haber enseñado a sus alumnos las caricaturas de Mahoma publicadas por la revista satírica 'Charlie Hebdo' en una clase de libertad de expresión. Después se supo que su hija le había mentido cuando le contó había estado ese día en esa clase.

El atacante no conocía su víctima. Logró identificar al profesor gracias a la ayuda de varios estudiantes del centro, a los que ofreció dinero a cambio de qué le indicaran quien era. Tras asesinarlo, el terrorista islamista publicó una fotografía de la cabeza decapitada del profesor en las redes sociales y explicó las razones de su crimen. Aznorov murió poco después de cometer el crimen, abatido por la policía, por lo que no puede ser juzgado.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios