Borrar
Uno de los tanques abandonados por las tropas rusas en Izium. Twitter
Izium, la base donde los invasores dejaron docenas de tanques en buen uso

Izium, la base donde los invasores dejaron docenas de tanques en buen uso

Los ucranianos que tomaron la localidad desmantelaron un centro neurálgico de operaciones moscovita

m. pérez

Miércoles, 14 de septiembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los ucranianos se han apoderado de un ingente material de guerra en su incursión en Járkov. De él alardean los medios kievitas, que muestran cómo las tropas entrenan para adecuarse a su uso y utilizarlo contra los rusos. El abandono de equipos, perceptible en localidades como Izium, donde Moscú había instalado un centro de mando y una base de reabastecimiento de blindados, es visto en Rusia como la mayor humillación sufrida desde el comienzo de la invasión.

Las tripulaciones rusas dejaron atrás carros de combate, cisternas de combustible, camiones y otros vehículos militares en perfecto estado para salvar sus vidas. Ante la certeza de que los blindados eran un blanco fácil para los drones ucranianos, los soldados huyeron a pie, en coches particulares o incluso en bicicletas, muchos de ellos disfrazados de civiles.

El presidente Volodímir Zelensky visitó este miércoles esta localidad y participó en el acto de izado de la bandera de Ucrania. Pudo ver, dispersos, varios blindados destruidos durante la contraofensiva, pero también docenas de carros de combate T-80BV y T-80U intactos o con averías menores. En una escuela, los invasores montaron un puesto de defensa donde se han descubierto armas y una ingente cantidad de munición. A pocos metros, en los sótanos de una fábrica, los rusos habían habilitado un búnker y un dormitorio como centro de operaciones, convenientemente fortificado con trincheras, sacos, ametralladoras y baluartes defensivos. Tirados por doquier podían verse uniformes, cuadernos, latas de comida, mapas e incluso un antiguo teléfono de rueda analógico. Kiev considera que la destrucción de este centro de operaciones permitió cortar la cobertura y dejar fuera de combate a otras unidades en la línea de frente del Donbás que ya no supieron qué decisiones adoptar.

El secretario general de la ONU, António Guterres, mostró este miércoles su pesimismo respecto a un final negociado y rápido del conflicto tras mantener una conversación telefónica con el presidente ruso. La misma impresión tiene el canciller alemán, Olaf Scholz, que tras otra comunicación por teléfono señaló que Putin no considera que la invasión sea un «error». En las últimas horas ha trascendido que el jefe del Kremlin fue capaz de rechazar un acuerdo de paz acordado entre una delegación de su Gobierno y otra de Kiev horas después de que comenzará la guerra. Según la agencia Reuters, Ucrania habría garantizado que no pediría su ingreso en la OTAN, pero Putin ordenó continuar la ocupación.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios