Borrar
El canciller alemán, Olaf Scholz, ha visitado este lunes las zonas devastadas por las inundaciones en Reichertshofen. AFP
Las inundaciones en el sur de Alemania suman ya cuatro muertos

Las inundaciones en el sur de Alemania suman ya cuatro muertos

Scholz exige tomarse en serio el cambio climático ante las graves riadas que afectan a Baviera y Baden-Württemberg

Juan Carlos Barrena

Berlín

Lunes, 3 de junio 2024, 08:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El canciller federal, Olaf Scholz, ha prometido este lunes ayuda rápida para los afectados por las graves inundaciones que afectan desde el viernes pasado a amplias regiones del sur de Alemania y suman ya cuatro muertos. Los dos últimos, una mujer y un hombre, que han aparecido ahogados en un sótano de la localidad de Schorndorf, en el estado de Baden Württemberg. En las mismas circunstancias había sido hallada sin vida horas antes una residente la localidad bávara de Schrobbenhausen, que quedó atrapada por las aguas en su vivienda, mientras que el domingo se informó del fallecimiento de un bombero al caer de una embarcación hinchable cuando participaba en un rescate. Un segundo socorrista se encuentra desaparecido desde la pasada noche tras verse arrastrado por una riada.

En una visita realizada este lunes a la localidad bávara de Reichertshofen, una de las zonas siniestradas, Scholz ha advertido de que es necesario tomarse en serio el cambio climático que se registra como consecuencia de la intervención humana en la naturaleza. «Es ya la cuarta vez este año que acudo a una región afectada por inundaciones. Esto es un claro indicio de lo que está sucediendo», dijo . El jefe del Gobierno germano subrayó que es necesario frenar el calentamiento global para evitar que catástrofes como la actual se repitan.

Mientras tanto, decenas de miles de fuerzas de rescate y voluntarios continúan haciendo frente a las graves inundaciones que afectan a los sureños estados federados alemanes de Baviera y Baden-Württemberg, donde llueve sin cesar desde hace varias jornadas y numerosas localidades han tenido que ser evacuadas ante la crecida de los ríos. Levantan diques con sacos terreros, bombean el agua que inunda sótanos y garajes, cierran zonas calificadas de peligrosas y rescatan personas atrapadas por el agua en sus casas.

Diez helicópteros de rescate y traslado de heridos y enfermos del automóvil club alemán ADAC se encuentran en Baviera de servicio ininterrumpido desde el sábado recogiendo personas aisladas de balcones y tejados. El servicio meteorológico alemán anunció que, aunque se espera que las precipitaciones remitan este lunes, en algunas zonas del sur de Alemania hay amenaza de fuertes lluvias, granizo y vientos huracanados que pueden agravar más la situación. Entre tanto, docenas de localidades en distritos como Rems-Murr, Ostalb, Göppingen o Donauwörth se encuentran anegados y miles de personas han sido entre tanto evacuadas y trasladadas a lugares seguros.

En la localidad de Deggendorf, en la Baja Baviera, fuerzas de rescate evacuaron de urgencia un crucero fluvial con 140 personas a bordo, en su mayoría de avanzada edad, que amenazaba con ser arrastrado a la deriva por la fuerte corriente del Danubio, en sus niveles más altos de las últimas décadas al ir acumulando el agua que llega de las regiones inundadas. El primer ministro de Baviera, Markus Söder, advirtió a la población de que la situación crítica se va a prolongar. Las riadas se dirigen hacia el este y lo peor está aún por llegar, dijo Söder, que acompañó a Scholz en su visita a las regiones afectadas. «Estamos viendo cómo las inundaciones se desplazan en dirección a Ratisbona», destacó el primer ministro bávaro, quien subrayó que «no hay seguro a todo riesgo contra el cambio climático».

Las líneas de ferrocarril, entre tanto, se encuentran en muchos puntos cortadas por las inundaciones y las riadas en el sur de Alemania. La compañía Deutsche Bahn ha pedido a sus usuarios que renuncien a viajar en tren a las regiones afectadas. A Múnich, la capital de Baviera, no llegan ya los convoyes procedentes del norte y el oeste, como los de la importante línea entre Berlín y la capital bávara. También los trenes de cercanías han tenido que suspender sus servicios en amplias regiones de Baviera y Baden-Württemberg. En las estaciones centrales de Stuttgart, Núremberg y Múnich Deutsche Bahn puso la pasada noche a disposición de los pasajeros varados en esas ciudades convoys para que pudieran pernoctar a cubierto.

Crecida histórica del Danubio

Ante la crítica situación en varias zonas afectadas, el presidente de la Federación Alemana de Municipios, Uwe Brandl, hizo un llamamiento en el rotativo 'Augsburger Allgemeinen' a «más responsabilidad personal, precauciones personales y una voluntad por parte de la sociedad de abordar el problema conjuntamente y tomar medidas por sí misma». Esto incluye, entre otras cosas, «ceder terrenos si es necesario para protegerse de las inundaciones», dijo el político socialcristiano. Gerda Hasselfeldt, presidenta de la Cruz Roja alemana, pidió en el mismo periódico que el país invierta más en protección y prevención contra catástrofes.

Los socorristas se concentran actualmente cada vez más en el Danubio, que amenaza con una crecida histórica. Según el informe de situación del Servicio Bávaro de Información sobre Inundaciones, se ha alcanzado el nivel máximo de alerta cuatro en el Danubio desde Ratisbona hasta Straubing, entre otros lugares, y se espera que Passau alcance este nivel el lunes por la tarde. En Donauwörth, los expertos esperan que la crecida alcance su nivel máximo esta tarde. En Kelheim, cuentan con que el Danubio alcance un nivel de crecida desconocido desde hace más 20 años a lo largo del día.

«Todos los implicados trabajan a toda máquina para preparar de la mejor manera posible a las regiones ante la inminente ola de inundaciones» en el río que cruza Europa de oeste a este, declaró el Ministro de Medio Ambiente de Baviera, Thorsten Glauber. El sector de la gestión del agua está movilizando todos los recursos disponibles. También se están instalando defensas móviles contra las inundaciones en varios puntos a lo largo del Danubio. «Para aliviar la presión sobre las instalaciones de protección contra inundaciones en el Danubio, la administración de gestión del agua está activando y llenando los embalses y anegando zonas de retención existentes a lo largo de los afluentes», señaló Glauber.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios