Borrar
Un edificio residencial resulta dañado tras impactar un misil ruso en Krivói Rog. AFP
Rusia lanza 76 misiles en la séptima oleada contra el sistema energético de Ucrania

Rusia lanza 76 misiles en la séptima oleada contra el sistema energético de Ucrania

La ofensiva a gran escala provoca cortes de luz en varias ciudades y la interrupción del suministro de agua y del servicio de metro en Kiev

diana martínez

Viernes, 16 de diciembre 2022, 17:45

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A una semana de las festividades que más ilusionan a los pequeños, en Ucrania no tendrán tregua de Navidad. Solo más ferocidad por parte de Rusia, que este viernes lanzó la séptima ofensiva a gran escala contra las infraestructuras energéticas de Kiev y las principales ciudades del país. Moscú disparó «desde las regiones de los mares Caspio y Negro» un total de 76 misiles –72 de crucero y 4 de aviación–, de los que el Ejército ucraniano logró derribar 60, declaró el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Valerii Zaluzhnyi, quien hizo hincapié en que «el terror de los cohetes y los audaces intentos del enemigo de romper nuestras defensas antiaéreas no nos obligarán a deponer las armas».

El ataque masivo provocó cortes de electricidad a lo largo y ancho del país, así como la interrupción del suministro de agua en la capital, donde ayer la temperatura oscilaba entre uno y tres grados bajo cero. Moscú lanzó «40 misiles» contra Kiev en «uno de los mayores ataques con proyectiles» desde el inicio de la invasión, afirmó el alcalde, Vitali Klitchko. Los «daños en el sistema energético» del metro obligaron a interrumpir su servicio durante toda la jornada. La población aprovechó la situación para usar el suburbano como refugio. Se registraron explosiones en Desnian, Dnipró y Holosiiv, advirtió el regidor, quien aconsejó a sus compatriotas «no abandonar los refugios. Los ataques continúan».

Al sur, en Krivói Rog –donde nació el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski–, al menos tres civiles murieron después de que un misil alcanzara un edificio residencial. Los bombardeos en esta zona hirieron además a trece personas, entre ellas cuatro niños. «Todos están en el hospital», subrayó el gobernador regional, Valentin Reznichenko. La salva de proyectiles dejaron sin electricidad varias localidades del este y sur del país, como Kremenchuk, Poltava o Járkov, la segunda ciudad de Ucrania. Ante la situación, Alemania anunció la entrega de 100 millones de euros «para reparar la infraestructura energética».

450 menores muertos

Los invasores atacaron la ciudad de Jersón, recientemente liberada por las fuerzas ucranianas, provocando una víctima mortal y tres heridos. También golpearon la parte de Donetsk que controla Kiev. En este caso, en la localidad de Toretsk, dos jóvenes de 14 y 17 años perdieron la vida, lo que elevó a 450 la cifra total de menores que han fallecido en los últimos diez meses.

Por otra parte, las autoridades prorrusas de Lugansk denunciaron un ataque ucraniano mediante el sistema de cohetes de lanzamiento múltiple 'HIMARS' contra Lantratovka, provocando ocho muertos y más de veinte heridos.

A raíz de las últimas ofensivas rusas, el Gobierno francés se pronunció con la intención de entablar una conversación con Putin. «En buena parte son crímenes de guerra contra infraestructuras civiles, incluso contra civiles. Ésta no es la naturaleza de la operación especial que había lanzado, que era una conquista territorial», advirtió el presidente galo, Emmanuel Macron, quien afirmó que «la cuestión más urgente es continuar llamando a una tregua de los bombardeos y de los ataques con drones».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios