Borrar
Adiestramiento de civiles en Ucrania. EFE
Polonia anuncia que no enviará más armas a Ucrania

Polonia anuncia que no enviará más armas a Ucrania

El primer ministro polaco asegura que Varsovia se centrará en modernizar su ejército, en medio de la disputa por el veto al cereal ucraniano como telón de fondo

Olatz Hernández

Jueves, 21 de septiembre 2023, 11:26

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Polonia no enviará más armas a Ucrania. Así lo ha comunicado esta madrugada el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, quien ha justificado la medida asegurando que el país se centrará ahora en fortalecer y modernizar su propio Ejército. Estas declaraciones llegaron poco después de que el Gobierno polaco convocase al embajador ucraniano por la disputa en torno a las exportaciones de grano de este país, lo que eleva las tensiones entre las dos regiones y agrieta la unión del continente en el apoyo a Kiev.

«Ya no estamos transfiriendo armas a Ucrania. Ahora estamos equipando a Polonia con armas más modernas», se limitó a decir Morawiecki en una entrevista al medio polaco Polstat. Aunque Varsovia ya no envíe armamento, el centro de suministro Rzeszow, que sirve como enlace para abastecer de equipamiento al Ejército ucraniano, seguirá en funcionamiento.

Desde el inicio de la guerra, Polonia ha sido uno de los aliados más firmes de Kiev. Ha acogido a cerca de un millón de refugiados ucranianos y ha sido uno de los países que han defendido la mano dura contra el Kremlin, a través de sanciones europeas. Sin embargo, las primeras grietas en ese apoyo comenzaron a ser evidentes en abril, con el veto de Varsovia, Hungría, Rumanía y Eslovaquia al grano ucraniano.

Los cuatro países prohibieron la entrada del cereal y otros productos agrícolas proveniente de Ucrania por las consecuencias que tenía para los agricultores locales. El ministro húngaro de Agricultura, István Nagy, aseguró entonces que el país utilizaba métodos que permiten una enorme producción a precios «extremadamente bajos», no usados en la Unión Europea (UE), lo que provoca un «gran daño» a los agricultores del país. En un principio, la Comisión Europea calificó como «inaceptable» el veto de estos cuatro países, pero poco después reculó y ofreció 100 millones en ayudas para mitigar el impacto de estas importaciones en la economía local. Pese a todo, el pasado viernes Bruselas anunció el fin de estas restricciones al grano, asegurando que las distorsiones que provocaban en estos países habían desaparecido.

La disputa, sin embargo, ha ido a más. Hace varios días, las autoridades ucranianas denunciaron a Polonia, Hungría y Eslovaquia ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). Además, el presidente ucraniano Volodímir Zelenski criticó en su discurso ante la ONU la «aparente solidaridad» de ciertos países que «hacen tratos bajo la mesa con Rusia». Y estas palabras podrían haber desencadenado el fin de la entrega de armas por parte de Polonia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios