Borrar
Serhii Pohoreltsev posa tras la entrevista. Maika Salguero

«Putin es un piloto que cae en picado aún con bombas potentes en sus manos»

Serhii Pohoreltsev - Embajador de Ucrania en España ·

Ante el colapso de la invasión, Kiev teme que Rusia lleve a cabo ataques extremos, sobre todo en la central nuclear de Zaporiyia

zigor aldama

Gernika

Jueves, 22 de septiembre 2022, 00:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Al embajador de Ucrania en España, Serhii Pohoreltsev, el anuncio de que Vladímir Putin va a movilizar hasta 300.000 efectivos para tratar de evitar el fracaso total de la invasión de su país le sorprendió este miércoles en Gernika. Frente a las fotografías de la devastación que provocó el bombardeo nazi, una ironía si se considera que Putin acusa al Gobierno de Volodímir Zelenski de tener la misma ideología que Hitler, se mostró confiado en la capacidad de las Fuerzas Armadas de Ucrania para repeler el ataque ruso y recuperar el territorio perdido. «No solo desde la invasión iniciada el 24 de febrero sino desde la que comenzó en 2014», afirma en referencia a la ocupación de Crimea durante una entrevista con EL CORREO.

El diplomático reconoce que no será sencillo acabar con una guerra que «solo puede concluir con la victoria de Ucrania», y menos aún expulsar a las tropas rusas de territorios en los que gran parte de la población prefiere vivir bajo el régimen de Moscú, como sucede en el Donbás. Sobre los referendos de autodeterminación que se celebrarán allí el próximo fin de semana, lo tiene claro: «Son ilegales, no tienen ningún sentido, y ningún país civilizado reconocerá su resultado». Por todo ello, Pohoreltsev agradece el apoyo que España le está brindando tanto en el ámbito político como en forma de armamento. Y de Gernika se lleva ideas para la siguiente fase de la guerra: la reconstrucción.

- ¿Qué valoración hace de la movilización decretada por Putin?

- En primer lugar, este movimiento refleja la debilidad de las Fuerzas Armadas de Rusia y del régimen de Putin ante la voluntad de nuestro Ejército de defender el país y de recuperar los territorios ocupados. En segundo lugar, esta decisión demuestra que Putin quiere continuar con la guerra, y que, aunque siempre dice que está dispuesto a negociar para alcanzar la paz, no tiene intención de poner fin a la invasión. Al contrario, que continuará bombardeando objetivos civiles, intimidando y matando a la población.

- ¿Cuál es la situación sobre el terreno?

- Es difícil. Aunque estamos ganando terreno poco a poco y hemos recuperado el control de 400 localidades, vamos a necesitar más armas y apoyo de todos nuestros aliados. Sobre todo en lo que se refiere al armamento pesado. Pero, a pesar de todas las dificultades, nuestras Fuerzas Armadas están cosechando un heroico éxito en esta contraofensiva que deja nueve soldados rusos muertos por cada ucraniano caído.

- ¿Cree que esta movilización es un movimiento que se volverá en contra de Putin por la resistencia que puede provocar entre la población rusa?

- Espero que sí. Lamentablemente, el presidente Putin todavía cuenta con un apoyo importante entre su población. Pero cada vez hay más gente, hasta en las mismas fuerzas rusas, que ya no quiere seguir con la guerra, que demuestra su voluntad de ponerle fin para no tener que participar en ella. Incluso los oligarcas rusos que forman parte del círculo más cercano de Putin ven que están perdiendo dinero y que su imagen está siendo dañada, porque el mundo civilizado los ha aislado. Así que la decisión de movilizar efectivos no va a ser positiva para Putin. No obstante, ya ha demostrado que gobierna sin moral ni sentido común.

- ¿Le ha sorprendido a Putin la velocidad con la que Ucrania ha avanzado en la zona de Járkov?

- Putin no pensó que se iba a encontrar con la resistencia que está viendo. Quizá fue mal informado por sus generales. Iniciar la guerra ya fue una locura, y su plan se está desmoronando. Putin no tiene futuro político. Como me ha dicho alguien, es un piloto que cae en picado pero que todavía tiene bombas potentes en sus manos.

El principio del fin

- ¿Cree que puede llevar a cabo alguna acción extrema contra Ucrania?

- El riesgo está ahí. Las tropas rusas continúan en la planta nuclear de Zaporiyia, siguen bombardeando la zona, y han convertido la central en la pieza clave del chantaje nuclear de Putin. Por eso, hay que decirle claramente que, si algo grave sucede, tendrá una respuesta proporcional.

- ¿Le preocupa que la crisis energética que sufre Europa pueda reducir el apoyo que recibe Ucrania?

- La guerra en Ucrania va a alargarse y es necesario que se mantenga la atención del público. Hay muchos factores que influyen en la decisión de suministrar armamento, que es el tema más relevante, y es cierto que la situación económica influye. Pero nuestros aliados tienen que entender que no solo luchamos por nuestros territorios, sino que somos la primera línea del enfrentamiento entre el mundo democrático y la tiranía.

- ¿Cuánto cree que se alargará el conflicto?

- Nadie sabe cuánto va a durar, pero creo que estamos en el principio del fin.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios