Borrar
Un vendedora ilumina su puesto con velas en una calle de Odesa. Reuters
Rusia realiza nuevas incursiones en el este de Ucrania

Rusia realiza nuevas incursiones en el este de Ucrania

Más de 300.000 personas permanecen sin electricidad en Odesa tras el último ataque con drones suicidas

t. nieva

Domingo, 11 de diciembre 2022, 21:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Rusia llevó a cabo este domingo nuevas incursiones en el este de Ucrania con las que, aseguró, había logrado hacerse con «líneas y posiciones más ventajosas», en la región de Lugansk. Un portavoz del Ministerio de Defensa ruso informó de que en combates librados en las proximidades de varios asentamientos de la región habían abatido a 65 militares ucranianos. Además, en áreas de la aldea de Chernovaya Dibrova, así como en el bosque de Serebrianski habrían destruido «tres grupos ucranianos de sabotaje y reconocimiento y tres patrullas de morteros de las Fuerzas Armadas de Ucrania», según la misma fuente.

El portavoz militar ruso también comunicó que otros 40 combatientes ucranianos habían muerto en enfrentamientos en dirección a Donetsk, mientras que en Kupiansk el fuego de artillería había abatido a más de 30 soldados de Ucrania.

En la región de Jersón, al sur del país invadido, al menos otras dos personas murieron y cinco resultaron heridas en bombardeos rusos, según informó este domingo su gobernador. «El enemigo volvió a atacar las zonas residenciales de Jersón», declaró Yaroslav Yanushevich en su cuenta de Telegram, donde también precisó que el ejército ruso bombardeó una maternidad, un café y edificios residenciales.

A su vez, las autoridades prorrusas de la localidad de Melitopol, en la región de Zaporiyia -una de las cuatro anexionadas por Moscú-, señalaron que al menos dos personas murieron y otras diez fueron heridas en un bombardeo achacado a las fuerzas ucranianas.

Entretanto, gran parte del millón y medio de personas que desde la noche del viernes al sábado se encontraban sin electricidad en la provincia de Odesa, debido al último ataque ruso con 'drones suicidas', había recuperado este domingo el suministro. No obstante, aún permanecían sin luz más de 300.000 residentes en la ciudad y sus alrededores, según el jefe de la administración ucraniana de Odesa, Maksim Marchenko.

Conversación con Erdogan

Las autoridades locales reconocieron que los bombardeos habían causado graves daños en infraestructuras eléctricas críticas y que serán necesarios varios días para restablecer el suministro. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, afirmó este domingo que «la situación en Odesa es muy difícil».

En el frente diplomático, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, expresó este domingo a su homólogo ruso, Vladímir Putin, su deseo de que la guerra en Ucrania «termine lo antes posible», en una conversación telefónica en la que abordaron asuntos relacionados con la energía y el acuerdo para la exportación de grano desde puertos ucranianos.

94.000 militares rusos, muertos desde el inicio de la invasión

Las Fuerzas Armadas de Ucrania elevaron este domingo a más de 94.000 el número de militares rusos que habrían muerto desde el inicio de la invasión, el pasado 24 de febrero. Una cifra, no obstante, muy superior a la reconocida hasta ahora por Moscú.

El Estado Mayor del Ejército ucraniano indicó en un mensaje en su cuenta de Facebook que «alrededor de 94.410» militares rusos han muerto desde el estallido de la guerra. Además, señaló que se han destruido 2.942 carros de combate, 1.928 sistemas de artillería, 211 sistemas de defensa antiaérea, 281 aviones, 264 helicópteros y 1.613 drones rusos. Asimismo, también han sido destruidos 592 misiles de crucero, 16 embarcaciones, 4.540 vehículos y tanques de combustible y 167 piezas de «equipamiento especial».

Hace un mes, el pasado 10 de noviembre, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Mark Milley, afirmó que Rusia había sufrido hasta esa fecha «más de 100.000» bajas entre militares muertos y heridos, y reconoció que las cifras de bajas entre las filas ucranianas eran «probablemente similares».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios