Borrar
Nikolay Denkov y Ursula von der Leyen
Schengen acepta a Bulgaria y Rumanía

Schengen acepta a Bulgaria y Rumanía

El levantamiento del veto por parte de Austria permite 'in extremis' la incorporación gradual de los dos países en este espacio a partir de marzo

T. Nieva

Sábado, 30 de diciembre 2023, 22:23

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los Veintisiete aprobaron este sábado por unanimidad la incorporación gradual de Rumanía y Bulgaria al espacio Schengen a partir de marzo de 2024. La entrada ha sido posible después de que Austria optara por levantar su veto. La decisión permite incluir a los dos últimos países comunitarios que no estaban dentro del tratado de libre circulación de personas en un «día histórico» que, según valoró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, supondrá «un gran paso para ellos y para la zona Schengen».

El acuerdo se adoptó en la última sesión bajo la Presidencia española de turno del Consejo europeo. «¡Schengen crece! El Consejo de la UE ha decidido ampliar la zona Schengen a Bulgaria y Rumanía. Los controles internos fronterizos aéreos y marítimos se levantarán en marzo de 2024, mientras que la decisión sobre el fin de los controles terrestres se tomará más adelante», resaltó en un comunicado. Los tres países principalmente implicados, Austria, Bulgaria y Rumanía, acordaron fijar esta última fecha durante una serie de reuniones a lo largo del año venidero.

La presidenta de la Comisión Europea destacó que es «un día de gran orgullo para Bulgaria y Rumanía». Aseguró que los dos países «han trabajado duro para ello» y ambos «merecen» el ingreso. «Van a hacer aún más fuerte a la zona Schengen», concluyó Von der Leyen.

También el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, felicitó a los gobiernos de los dos nuevos integrantes. «Un paso largamente esperado para los ciudadanos rumanos y búlgaros, que disfrutarán de una libertad de movimiento más fácil con la perspectiva de que sea también por transporte terrestre», señaló en la red social X.

La comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, expresó su «cálida bienvenida» a Rumanía y Bulgaria tras un compromiso que «rompe un estancamiento de trece años. Ahora es esencial construir sobre este logro y garantizar que el año próximo se consiga también el libre movimiento por tierra. Voy a seguir apoyando activamente el proceso de acceso completo en 2024», dijo.

El presidente rumano, Klaus Iohannis, mostró su satisfacción por el levantamiento del veto y consideró la incorporación de su país al tratado como «un importante primer paso. La prioridad de Rumanía será la aplicación plena de Schengen llegando a la última fase, la eliminación de los controles terrestres», anunció en su mensaje, al que se unieron el primer ministro, Marcel Ciolacu, y el presidente del Senado, Nicolae Ciuca. El primer ministro lamentó estos últimos trece años «de fracasos y humillaciones», pero se felicitó porque el Gobierno empieza ahora «un proceso irreversible. El año próximo seguiremos con nuestros esfuerzos para cerrar definitivamente este proceso». La decisión ha sido validada por procedimiento escrito comunicado a las veintisiete capitales comunitarias, según fuentes de la Comision.

Un largo proceso

El proceso comenzó hace poco más de doce años, con el respaldo de la UE, que consideraba a ambos países cumplidores de los criterios necesarios para entrar en el espacio Schengen. En diciembre de 2022, los Veintisiete volvieron a intentar cerrar un acuerdo, pero Austria y Países Bajos impusieron su veto. Ha sido un año más tarde, tras las intensas negociaciones de las últimas semanas entre Bulgaria, Rumanía y Austria, cuando se ha conseguido llegar al pacto final que, según España, facilitará los desplazamientos de personas con un «positivo» impacto económico y social.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios